Siendo un buen emprendedor

Siendo un buen emprendedor.

Para ser un buen emprendedor debes de contar con ciertas características y actitudes.

Debes de contar con una actitud de emprendimiento, así como un espíritu emprendedor.

Ser un buen emprendedor es un reto, pero como todo reto se puede superar. Es por eso que te diré las características más importantes para ser un buen emprendedor.

Un buen emprendedor debe de tener creatividad, en su ámbito laboral. Aunque te voy a decir que la creatividad es aplicable para absolutamente todo. Debes de contar con creatividad para evitar la rutina y la monotonía. Innovación es una palabra clave de un buen emprendedor, un claro ejemplo es Steve Jobs, cuya capacidad creativa rebasó fronteras y llegó a establecer un imperio. Hay muchísimas formas de ver las cosas y sobre todo de solucionarlas, así como ejecutarlas.

El desempeño debe de ser excelente en un emprendedor, no solo debes de trabajar por hacerlo. Debes de poner mucho esfuerzo en tu trabajo, con el fin de superar los retos que tiene tu proyecto. Un buen emprendedor no desiste, al contrario si las cosas no están saliendo como esperamos, se pone más esfuerzo y NO SE RINDE.

La innovación va muy de la mano con la creatividad, las cosas cambian, todo absolutamente todo cambia, es por eso que no debemos permanecer estancados a una idea inicial. Debemos de sabernos adaptar al cambio y sobre todo innovar.

El valor agregado es parte fundamental del desempeño de un buen emprendedor. Siempre debemos aspirar a más y mejor. Es por esto que el producto o servicio que ofrezcas siempre debe de mejorar. Como mencionaba anteriormente todo cambia, debemos de mejorar nuestro servicio siempre, esto debe de ser constante. Siempre debemos hacer cambios y mejoras.

Para poder lograr nuestros objetivos, para poder brindar algo excelente al cliente, para poder innovador, para poder emprender adecuadamente, es necesario QUE TE GUSTE LO QUE HACES. Si estás emprendiendo en algo que realmente no te gusta, déjame decirte que no tendrás mucho futuro, porque no estás haciendo lo que realmente anhelas.

 

Clave: Siempre debemos de emprender en lo que amamos hacer.

 

No trabajes para ganarte la vida, trabaja por amor a lo que haces y lo demás vendrá como consecuencia de hacer lo que te gusta.

Y vamos a otro punto sumamente importante, mantente con una actitud positiva. Ante las circunstancias, ante los malos momentos, no debes de perder la motivación de seguir adelante. Trabaja con ganas de hacer, no olvides el porque emprendiste al inicio. No olvides tus objetivos, tus sueños. Visualízate así, emprendedor exitoso y no decaigas. No te puedo asegurar que todo sea pan comido, pero si te puedo asegurar que si no pierdes la motivación, verás realizados tus sueños más pronto de lo que te imaginas.

No copies a los demás, mantente original. No solo basta con ser creativo, se debe de ser original. Y recuerda que debes de ofrecer algo que realmente este resolviendo una necesidad, no ofrezcas lo mismo. Siempre mejora cada día y verás mejores resultados.

Mantente bien informado de todo lo que ocurre, primeramente con tu cliente, segundo con tu competencia y con todo lo relacionado a tu negocio. Debes de estar atento a las tendencias, modas, posibles crisis, oportunidades. Así que mantente alerta de todo lo que ocurra relacionado a tu proyecto.

Un buen emprendedor está ligado también con el liderazgo, más si tu empresa comienza a crecer y contratas a más personas, delegando actividades.

Un buen líder debe de ser también un buen comunicador, es algo básico, sobre todo si estarás encargado de supervisar a más personas. Así que si crees que no eres un buen comunicador, empieza a trabajar en esa área para poder hacer buen equipo con los demás.

Un buen emprendedor primera se escucha a el mismo y luego a los demás, y te preguntarás que quiero decir con esto. Mucha gente a tu alrededor te dirá como hacer las cosas, y está bien, se agradecen los consejos. Pero recuerda que no todo es aplicable para todo, así que aprende a tomar consejos, pero no apliques todos.

Nunca dejes de aprender, siempre debes de estar en la mejora constante. Debes de tomar cursos, seminarios, asesorías, orientación. Esto es porque como todo cambia muy rápido tu debes de estar al día, por eso no dejes de aprender.

Una vez que tu negocio esté en marcha, no te desentiendas de él. Tú más que nadie eres el que debe de estar ahí, en los procesos, en todo. Aprende delegar, pero no te desentiendas de todo. Cuida mucho a tu negocio, como si fuera tu pequeño hijo.

Y recuerda que es muy importante que fomentes un buen ambiente de trabajo para ti y para los demás. Aprende a valorar a cada integrante de tu equipo de trabajo, y verás como todo funcionará de una manera mucho más armoniosa.

Sin comentarios

Deja un comentario