fbpx
conocer a tu cliente objetivo

Métodos para conocer a tu cliente objetivo y no fallar en tu estrategia

Conocer a tu cliente objetivo es la base para llevar a cabo una estrategia de marketing eficaz. Es uno de los primeros pasos que debemos tomar. Se trata de saber a quién está dirigido tu producto o servicio. Hoy te contamos cómo conocer a tu cliente objetivo, qué métodos o procesos llevar a cabo y cómo proceder.

Qué es un cliente objetivo

Tu cliente objetivo es aquel al que están dirigidos tus productos o servicios. Son el tipo de personas más interesadas en lo que ofrece tu empresa. Es importante tener en cuenta que no todas las personas son adecuadas para dirigir nuestra estrategia de marketing, porque si lo hacemos de forma indiscriminada no conseguiremos los mejores resultados. Debemos hacer un estudio para conocer quiénes son las personas que necesitan cubrir las necesidades que cubre nuestro producto o servicio.

Cómo conocer a tu cliente objetivo

Para conocer a nuestro cliente objetivo necesitamos llevar a cabo un estudio donde analicemos y hagamos segmentos para después optar por estrategias de marketing que hagan crecer el interés de estos clientes en nuestros productos.

Segmentación de tu cliente objetivo

Conocer a tu cliente objetivo pasa por hacer una correcta segmentación. Para hacer una segmentación de los clientes podemos pararnos a analizar diferentes aspectos. Debemos tener claro en qué consiste nuestro producto o servicio y qué necesidades cubre. El porqué de lo que hacemos para después ponerlos con el cómo llevarlo a cabo.

Datos demográficos

Podemos empezar a segmentar a nuestros clientes mediante el lugar donde residan. En función del tipo de producto que estemos ofreciendo tendrá importancia el lugar donde vivan nuestros clientes o por lo menos el idioma que hablen, si se trata de servicio online. Tenemos que tener en cuenta cuáles son las costumbres o preferencias de los clientes que viven en esta zona para enfocar nuestras estrategias según este criterio.

Edad y género

Este sería uno de los puntos principales a tener en cuenta para analizar a nuestro público o cliente objetivo. Hay que saber a qué rango de edad enfocaremos nuestros productos y si depende del género para llevar a cabo la estrategia de marketing posterior. La edad es un factor muy importante, porque en función de la generación, nuestro cliente objetivo tendrá unas preferencias concretas que no serán comunes en la mayoría de los casos con personas de otras edades.

Hábitos y criterios sociales

Podemos analizar cuáles son sus preferencias en la vida y qué hábitos tiene en su día a día según el rango de edad y género de nuestro cliente objetivo. Conocer su nivel de vida, qué poder adquisitivo tiene y cómo gasta su tiempo libre son factores importantes para saber cómo dirigirnos en la estrategia de marketing. Sus intereses, pasatiempos, si le gusta viajar o el cine; cualquier tipo de cuestión que pueda ser relevante para nuestra estrategia en función de nuestros servicios y cómo pueden afectar esos factores a nuestra forma de venderlos.

En qué redes sociales se mueve

Aquí entrarían una serie de factores de los que nos ocuparemos después de analizar la edad y el género, pues muchos están entrelazados. En función de quién es nuestro cliente objetivo, probablemente se moverá más por unas redes sociales que por otras, en caso de que sea así. Hay que analizar qué redes son las más probables que use para comunicarse y dónde está más activo.

En cualquier estrategia de marketing, las redes sociales son básicas, así que según a quién estemos dirigiendo nuestros productos, nos centraremos en unas u otras.

Crear un retrato robot de tu cliente objetivo

Llevar a cabo un avatar de nuestro cliente objetivo es tan sencillo como recopilar todos los análisis que hemos llevado a cabo respecto a la segmentación de nuestro público. De esta forma crearemos un retrato robot de una persona ficticia que sería nuestro cliente objetivo al que dirigir nuestros productos.

Con el retrato robot de uno de nuestros clientes objetivos podemos pensar cómo proceder en la estrategia de marketing, pues ya sabemos qué tipo de persona es la que podría estar más receptiva y necesitada de nuestros servicios.

Adaptar la estrategia de marketing a nuestro cliente objetivo

Para esto tenemos que empezar por nuestra página web. Debemos pensar si está preparada para que nuestro cliente objetivo disfrute de su experiencia. A la hora de elaborar una landing page tendremos también en cuenta estos factores.

No podemos olvidarnos de escoger las redes sociales donde se mueva nuestro cliente objetivo y comunicarnos con él de la forma más adecuada a través de nuestras publicaciones. Crear llamadas de atención basándonos en la segmentación nos traerá mas beneficios. Si quieres leer más sobre cómo desarrollar una estrategia de marketing online orientada a tu público, no dudes en pasarte por nuestro blog, donde encontrarás más artículos interesantes.

Echa también un vistazo a nuestra web donde encontrarás todo lo que necesitas saber sobre emprendimiento y crecimiento empresarial. Y ponte en contacto con nosotros si necesitas más información.

qué es el lead scoring

¿Qué es el lead scoring y cómo implementarlo en mi estrategia?

El lead scoring es el nivel de interés que tiene un cliente potencial sobre tu producto después de llevar a cabo un proceso en el cual la intención es conseguir una relación más estrecha con el cliente. Se le proporciona el contenido que requiere para conseguir su confianza y que finalmente se decida a comprar el producto a la venta o el servicio que ofrecemos. Hoy te contamos qué es el lead scoring y cómo puedes implementarlo en tu estrategia de marketing.

La calificación de clientes potenciales asigna valores a estos en función de su información profesional, interacciones, comportamientos y relación con nuestra empresa. El propósito del lead scoring no es centrarse solo en los clientes potenciales que parecen receptivos, sino también en aquellos que todavía no están preparados para que se les venda el producto y trabajar sobre esto.

El lead scoring es un método que debemos desarrollar, como veremos a continuación con ayuda de un equipo formado por ventas y marketing, para poder llevar a cabo una estrategia completa.

A continuación te contamos de qué forma puedes implementar el lead scoring en tu estrategia de marketing.

Cómo desarrollar una estrategia de lead scoring

Reunir a un equipo

Reúne un comité de empleados tanto de ventas como de marketing para trabajar en colaboración en la creación o actualización de un modelo de lead scoring. Obtener información y aprender lo que es importante para ambos equipos ayudará a conseguir un modelo real sobre lo que queremos conseguir en conjunto y cómo proceder con los clientes potenciales. La primera tarea importante del comité será sentarse y definir todos los campos de datos capturados e identificar qué hace el MQL (Marketing Qualified Lead) y el SQL (Sales Qualified Lead).

Asignación de valores por puntos

Sobre la base de todos los criterios que hemos definido anteriormente, el equipo debe acordar qué es lo más valioso y lo menos importante y calificar los criterios en consecuencia. Para abordar esto. Aquí podemos comparar las anteriores campañas de marketing que hemos desarrollado.

A partir de este momento podemos saber en qué consiste la puntuación más alta posible en función de las acciones solicitadas y luego trabajar hacia atrás para definir cuántas y cuáles de esas acciones definen un MQL.

Al final, lo que estaremos determinando será el momento adecuado en el que un cliente potencial está preparado para las ventas.

Escribir un acuerdo de nivel de servicio (SLA)

Definir responsabilidades para los equipos de ventas y marketing. Aquí nos plantearemos preguntas como por ejemplos en qué consiste exactamente el modelo de lead scoring que hemos creado y qué lugar ocupa en el embudo de ventas. Debemos saber qué pasos vamos a tomar a partir de aquí y quién es el responsable de monitorear el proceso de un paso a otro. También nos plantearemos el plazo en el que se desarrollará cada paso.

Probar el modelo de lead scoring que hemos creado

Una vez hayamos diseñado el modelo de lead scoring que vamos a utilizar será el momento de asegurarnos que funciona antes de empezar a llevarlo a cabo de forma sistemática.

Por lo general, esto consiste en tomar una muestra de los registros de clientes y ejecutar el modelo de lead scoring con ellos. Después, podemos comparar los resultados con los datos que ya tenemos de los clientes. Debemos cotejar si los contactos que tienen puntuaciones altas, efectivamente forman parte de la lista que ya teníamos anteriormente de clientes potenciales preparados para la venta.

Hay que tener claro cuáles de estos clientes se encuentran todavía en el embudo de ventas y en qué paso están. Cuáles están listos para las ventas y cuáles no. La comparación de estos porcentajes y datos nos dará una idea de cómo funcionará el modelo con datos nuevos.

Por supuesto, si no estamos satisfechos con los resultados del modelo, debemos seguir modificándolo hasta conseguir el perfecto.

Evaluación

El modelo de lead scoring creado debe ser evaluado con regularidad para estar seguros de que funciona perfectamente y está cumpliendo con su función. Es importante, sobre todo al principio, hacer reuniones semanales para ver cómo va la implementación del modelo. Es posible que sea necesario hacer algunos ajustes en algún momento.

Todo esto no lleva más que a mejorar las tasas de conversión de los clientes potenciales. El lead scoring debe ser una herramienta que nos ayude a ahorrar tiempo y a ser mucho más eficientes en nuestra estrategia de marketing y ventas.

Si este post te ha parecido interesante, en nuestro blog encontrarás más artículos sobre emprendimiento y desarrollo empresarial que también pueden interesarte:

El producto mínimo viable (MVP) a veces no es tan mínimo.

Inbound marketing vs outbound marketing | ¿En qué consiste cada una?

Claves para crear una experiencia de usuario excelente.

Y recuerda que también puedes consultar los cursos activos en la web y contactar con nosotros si necesitas asesoramiento sobre cualquier tema relacionado.