tipos de remarketing

¿Qué tipos de remarketing existen y cuándo utilizar en cada caso?

El remarketing es una forma de crear campañas personalizadas para un usuario que anteriormente haya visitado una página web. Con esto se consigue aumentar el ROI. Existen diferentes tipos de remarketing en función de dónde se vayan a llevar a cabo las campañas, y hoy te hablamos de todos ellos.

Un usuario accede a una web, esto se registra mediante las cookies. De esta forma se sabe cuál ha sido la actividad del usuario en la web y esta información se añade a una lista de remarketing para después llevar a cabo las campañas. De esta forma, solo los usuarios que hayan accedido a determinado contenido podrán ver los anuncios que crearemos para nuestras campañas de remarketing.

Es de esta manera como los usuarios ves nuestros anuncios cuando navegan por otras webs. El remarketing es muy efectivo y cualquier negocio debería implementarlo en sus campañas.

Tipos de remarketing y cuándo utilizar cada uno

El remarketing tiene grandes ventajas y podemos encontrar diferentes tipos en función de dónde se desarrollen las campañas o el formato de las mismas. Los anuncios de este tipo suelen ser muy efectivos porque se dirigen a un público que ya conoce la marca, de forma que cuando vea el anuncio ya sabrá de qué le están hablando y tendremos parte de su atención.

Tipos de remarketing en Google

Estándar

Este tipo es el más habitual; el que consiste en mostrar los anuncios en otras páginas webs que el usuario visitará después de haber estado en la nuestra.

Dinámico

Este tipo de remarketing sería ideal para tiendas online ya que los anuncios que se mostrarán en las siguientes webs que visite el usuario serán solo de productos concretos en los que se haya interesado. Es una forma muy efectiva de recordarle al usuario un producto o servicio; puede que se lo piense mejor y pase a la acción.

Remarketing audiovisual

Este tipo de anuncios se pueden mostrar directamente en un vídeo de Youtube, en una app del Smartphone o en otro sitio web, pero consisten en vídeos.

Para apps de smartphones

Este tipo de anuncios que el usuario verá están relacionados directamente con una app que haya visitado o utilizado anteriormente o apps de la misma empresa de otra que ya tiene instalada.

Tipos en email marketing

El carrito abandonado

La tasa de conversión es alta en este caso. Cuando un usuario deja el carrito de la compra de tu tienda online con productos dentro, se enviará un mail recordándoselo. De esta manera podemos motivar a que el usuario finalice la compra, porque tal vez quería hacerlo más tarde y se le había olvidado.

Estándar

Es el más habitual de este tipo, y es que cuando el usuario abre un mail o por ejemplo hace clic en un enlace. En este momento se activa directamente una campaña.

Tipos de remarketing en redes sociales

En este caso, en vez de mostrarse los anuncios en una web, lo harán en los espacios dedicados a publicidad dentro de las redes sociales.

Remarketing en Facebook

Facebook es la red social donde la publicidad se ha explorado más. Las opciones son bastante amplias en cuanto a crear campañas directamente dentro de la red social, pero también participa del remarketing.

Cuando el usuario ha estado en nuestra web o ha interactuado con un video o una publicación de la propia red social, verá anuncios relacionados con ello.

Remarketing en otras redes: Twitter, Linkedin o Instagram

De la misma forma que Facebook, el resto de redes sociales también muestran a los usuarios anuncios relacionados con sus intereses en el caso de haber visitado una web o haber manifestado interés en algún producto o servicio.

Muchas veces estos anuncios son incluso cuentas concretas que pueden interesarle, en muchas ocasiones utilizando la misma publicidad interna de la red social para mostrárselo al usuario.

El remarketing es una estrategia elemental en el marketing digital actual. Puede no ser lo primero que tengamos que hacer pero sí es una herramienta que debemos implementar en cuanto tenemos un mínimo de alcance.

Consejos para llevar a cabo las campañas

Debemos tener en cuenta que mostrar el mismo anuncio una y otra vez a la misma persona puede ser considerado spam y la campaña puede no obtener los resultados que deseamos.

No te olvides de medir continuamente y ver si lo que estás haciendo está funcionando. Es importante marcarnos objetivos en plazos para cambiar las estrategias en el caso de que no estemos teniendo los resultados esperados.

El remarketing no es solo para grandes empresas, cualquier negocio con presencia online debería recurrir a las campañas de remarketing para aumentar el ROI y conseguir mejores resultados a medio plazo.

Si quieres leer más sobre marketing digital no dejes de pasarte por nuestro blog. En la web encontrarás más información, además de nuestros servicios de consultoría.

ROI en redes sociales

ROI en redes sociales | ¿Cómo se puede calcular?

Calcular el ROI en redes sociales es fundamental para poder saber si una campaña ha tenido éxito de verdad. Se trata de un paso que no nos podemos saltar; es la conclusión a una inversión que nos ha llevado tiempo y una inversión considerable.

El ROI (Renturn On Investment) es una forma de medición para saber cómo de eficiente es una o varias inversiones. Lo usamos para saber cómo de rentable ha sido la inversión en una campaña de marketing. Esto en términos generales, para conocer el ROI en cualquier inversión.

La fórmula para calcular el ROI consiste en restar la inversión al beneficio, dividirlo por la inversión y multiplicarlo por 100 (o dividirlo por el porcentaje de la inversión directamente).

A continuación te contamos cómo calcular el ROI para la inversión en una campaña de marketing desarrollada en redes sociales. Es importante saber cómo llevar a cabo este paso imprescindible para saber si debemos cambiar alguna parte del proceso en campañas posteriores o todo ha salido según lo esperado.

¿Cómo calcular el ROI en redes sociales?

Si aumenta su retorno mientras la inversión se mantiene igual, entonces aumentará su ROI. Esto es bueno. Si disminuye el retorno mientras la inversión se mantiene igual, entonces el ROI disminuye. Eso es malo. Necesitamos conseguir un ROI alto.

Debido a que la fórmula de ROI utiliza solo dos entradas, el retorno y la inversión, la fórmula de ROI es una manera fácil de medir y comparar campañas de marketing. Una campaña de marketing con un ROI alto se considera mejor y más eficiente que una campaña de marketing con un ROI más bajo.

Es importante comprender que el ROI mide la eficiencia de una inversión. Esto es esencial para saber cómo trabajar o saber si realmente hemos llegado a obtener los beneficios esperados. Puede que en un principio creamos que sí, pero calculando este dato podemos estar mucho más seguros.

Ahora, todo lo que necesitamos es tomar nuestro retorno de redes sociales (la cantidad de valor que obtuvimos de nuestra campaña de redes sociales) y nuestra inversión en redes sociales (la cantidad de dinero que invertimos en nuestra campaña de redes sociales) y ejecutarlo a través de fórmula de ROI financiero.

ROI de redes sociales = (retorno (en redes) – inversión (en redes) /% de inversión en redes.

En realidad, el retorno de las redes sociales es el valor que deriva de la campaña de redes sociales. Por ejemplo, si el objetivo de nuestra campaña en redes es impulsar las ventas, entonces el retorno de redes sociales es la cantidad de ventas que puede atribuir a su campaña de redes sociales. En este caso es importantísimo conocer esta cifra para saber si debemos cambiar las estrategias para la siguiente campaña o si funciona perfectamente tal y cómo la hemos llevado a cabo.

En lugar de ventas, digamos que nuestro objetivo es impulsar las ideas del consumidor. Aquí, el rendimiento en las redes sociales es la cantidad y calidad de las ideas de los consumidores que obtenemos de los seguidores.

Un tercer ejemplo del retorno de las redes sociales es el conocimiento de la marca. Si nuestro objetivo es extender el conocimiento de nuestra marca, entonces el retorno en las redes sociales es esto mismo.

Podríamos buscar muchos más ejemplos, pero el punto es que el retorno de las redes sociales es el valor que deriva de las redes sociales en función de los objetivos de nuestra campaña. Siempre debemos tener en cuenta que el número de seguidores, comentarios, “me gusta” no son los objetivos finales de nuestra campaña en redes sociales.

Cuantificación del ROI en redes sociales

Este es el momento en el que debemos cuantificar económicamente el impacto de nuestra campaña en las redes. De esta forma, en el caso de que estemos contando ventas, debemos consultar las que se han llevado a cabo a través del embudo de las redes sociales. Tendremos que separar unas ventas de otras para ver si económicamente la campaña y los beneficios ha compensado la inversión.

Para esto, dentro de la campaña en redes sociales podemos usar técnicas de identificación de los compradores, como códigos de descuento especiales. De esta forma sabremos que los compradores que han usado el código pertenecen a las redes sociales.

¿Qué es un buen ROI?

Hemos acordado previamente que un ROI positivo es uno más alto. De esta forma, la inversión no habrá superado a los beneficios y cuánto más alto el ROI mejor ha funcionado nuestra campaña. Debemos tener en cuenta que el ROI no tiene en cuenta el tiempo invertido en la campaña. Pero podemos llegar a la conclusión de que es mucho más positivo un ROI alto en una campaña de 6 meses que en una de un año.

Si quieres leer más sobre gestión de negocios online, no te pierdas otros artículos de nuestro blog. Para más información sobre nuestros servicios de consultoría, pásate por nuestra web.