fbpx
producto mínimo viable

El producto mínimo viable (MVP) a veces no es tan mínimo

El producto mínimo viable (MVP) es un producto que cumple las características mínimas para demostrar la hipótesis más esencial para un producto. Las empresas que crean un nuevo producto pueden crear un producto mínimo viable para demostrar que una idea es viable. Esta decisión se debe tomar al principio, cuando nos estamos planteando si nuestro producto o servicio funcionará y merece una mayor inversión.

Cuando estudiamos el mercado y la competencia, investigamos cuáles son las necesidades de los usuarios y cómo podemos satisfacerlas. Una vez decidimos qué vamos a desarrollar para cubrir esas necesidades nos planteamos el producto perfecto. Antes de desarrollar el producto podemos probarlo para ver si efectivamente cumple esas necesidades y nos saldrá rentable.

Un beneficio adicional es que la siguiente etapa del desarrollo del producto puede ser mejorada gracias al feedback del producto mínimo viable.

¿Es necesario llevar a cabo siempre un producto mínimo viable?

La alternativa a un MVP es especificar un proyecto con mayor profundidad y dedicar más tiempo a la producción del mismo. Puede que nos planteemos esto si tenemos suficientes fondos disponibles para la producción. También podemos planteárnoslo si estamos seguros de que se van a cubrir las necesidades del usuario. Si creemos que no hay riesgo y podemos hacer una mayor inversión al principio, es posible que prescindamos la fase del MVP.

Un producto mínimo viable es más útil cuando lo que estamos haciendo es algo nuevo y queremos reducir los riesgos iniciales en cuanto a la producción y comercialización. Cuando queremos probar que la hipótesis de que ese producto es ideal para los usuarios.

Por qué y cómo se crea un producto mínimo viable

Los MVP a menudo se crean como parte de un flujo de trabajo más ágil, que es mucho más idóneo para el proceso de diseño y desarrollo requerido para crearlo. Los procesos de desarrollo del producto tradicionales suelen ser más lentos, lo que entra en conflicto con el MVP. Par poder llevar esto a cabo es necesario hacerlo de una forma rápida pero eficaz.

Un producto mínimo viable puede ser un concepto muy amplio. Podemos estar hablando de un conjunto de diseños en un papel o un prototipo interactivo para los usuarios. Podemos buscar la mejor opción para el desarrollo de este primer producto y que al mismo tiempo cumpla con la función deseada.

El propósito final es conseguir validar la idea de la que partimos y asegurarnos de que funciona. Lo mínimo y lo viable que es el producto es totalmente subjetivo y por eso podemos hablar de que no siempre es tan mínimo como se pretende. Esto depende de muchos factores que están relacionados con la financiación, la marca, el mercado donde nos movemos y el equipo de trabajo para el desarrollo.

Lo primordial y uno de los puntos clave de un producto mínimo viable es validar su éxito. Si el producto no tiene éxito, debemos tomar la decisión de empezar de nuevo o seguir adelante. Todo es relativo a las circunstancias.

Beneficios del MPV

Traes el foco en la propuesta de producto

Con MVP tienes que definir tu propuesta de valor de forma clara y muy limitada. Esto te da la oportunidad de definir los objetivos y emplear los recursos de una forma eficiente.

Simplificas

Las características adicionales pueden complicar la experiencia del usuario. Para comenzar, debemos centrarnos en lo esencial. Creas relaciones con los clientes y consigue feedback. Los usuarios pueden ofrecerte opiniones valiosas para pulir los aspectos esenciales de tu producto.

Ahorras dinero

Si el producto no funciona como se pretende por lo menos no habrás invertido demasiado en llevarlo a cabo. Además podrás mejorarlo gracias al feedback y de esta forma crear un producto mejor con menos costes que si hubiera salido al mercado directamente.

Ejemplos de cómo crear un MPV

Muchas de las compañías de tecnología de software más exitosas comenzaron de esta forma. De hecho es un método muy empleado actualmente por compañías indies de videojuegos. Estas lanzan un producto beta al mercado, a un precio mucho más bajo del que tendría el producto final. Los usuarios pueden acceder al producto a través de plataformas digitales destinadas a la venta de videojuegos y dejan sus valoraciones. Esto hace que la empresa pueda ir cambiando cosas y mejorándolas según las opiniones de los usuarios. Finalmente el producto se termina en un periodo más corto o más largo, en función de las circunstancias, y el precio final del producto es diferente al del MPV.

Otro ejemplo de esto es Twitter, que actualmente es una de las plataformas con más éxito del mundo. Twitter comenzó como un servició de SMS sin sitio web propio. Los usuarios dejaban sus comentarios y a través del feedback y muchas actualizaciones se convirtió en lo que es ahora.

Si quieres leer más sobre emprendimiento y crecimiento empresarial no dejes de pasarte por el blog. Estos son algunos de los artículos que creo que te pueden interesar:

Crowfunding para startups | Beneficios y perjuicios.

Las 10 claves para convertirte en emprendedor.

5 excusas que no permiten que desarrolles todo tu potencial.

experiencia de usuario

Claves para crear una experiencia de usuario excelente

El 94% de los factores que afectan la primera impresión de un usuario del producto o servicio de una empresa están relacionados con el diseño. Estas primeras impresiones son extremadamente importantes. Hoy te hablamos de la importancia de crear una experiencia de usuario excelente.

Es esencial presentarles a los nuevos usuarios una experiencia maravillosa que les permita quedarse. El 95% de las aplicaciones móviles se abandonan en un mes. Y a pesar de las razones aparentemente abundantes para invertir en lo que en el mundo anglosajón se llama UX (user experience), solo la mitad de las empresas están realizando pruebas de experiencia de usuario.

Un concepto que podemos relacionar con UX es UI (User Interface). Abajo te contamos las diferencias y en qué se relacionan.

Diferencias entre UX y UI

UX, que se refiere a la experiencia del usuario. Se trata de un proceso en el que se investiga y desarrollan los aspectos sobre cómo interactúa una empresa con el usuario. Esto tiene como fin garantizar la satisfacción de las necesidades de este.

El diseñador de UX se asegura de que los usuarios encuentren el valor que se busca cuando interactúan con el producto o servicio final de la empresa.

Por otro lado, el diseñador de UI se encarga del apartado estético. Se encarga de la presentación de un producto o servicio. Pero esto no quiere decir que únicamente seleccione un logotipo y unas imágenes y lo dé como finalizado. También es responsable de cómo todo el conjunto resultante se complementa dentro de la web.

El diseñador de UI se encarga, entre otras cosas, de desarrollar el tipo de iconos o botones que podemos encontrar en una aplicación o web y con las que el usuario interactuará.

De esta forma, el trabajo del diseñador de UX y el diseñador de UI están plenamente relacionadas y se deben complementar para que todo funcione a la perfección y el usuario tenga la mejor experiencia posible.

El problema de usabilidad

El diseño de UX es un esfuerzo complejo, que se basa en las herramientas de muchas disciplinas para hacer felices a los usuarios. La columna vertebral de cualquier gran experiencia de usuario es la usabilidad.

Diseñar la usabilidad en su producto, sin embargo, es complicado. Es imposible aislar la usabilidad de los otros elementos de la experiencia. La usabilidad existe (o no lo hace) basada en las interacciones entre estos elementos. Entonces, cuando surgen problemas de usabilidad, puede ser difícil saber dónde mirar. Esto significa que los problemas de este tipo a menudo no se controlan hasta que es demasiado tarde.

Es importante dedicar tiempo a plantearnos cómo crear una experiencia de usuario perfecta.

Cómo crear una gran experiencia de usuario excelente

Muchas de las reglas y directrices que existen están basadas en investigaciones, pero es posible que no todos los indicadores se apliquen a su sitio web o aplicación. La mejor manera de crear una buena experiencia de usuario es probar el producto con los usuarios.

Este proceso comienza mientras el producto está en desarrollo. Si espera hasta el final, nos podríamos dar cuenta de que hay demasiados problemas para solucionar o que el enfoque general no es del todo correcto. Prueba temprano, prueba a menudo. Aquí hay algunos otros consejos cuando se esfuerza por construir una buena experiencia de usuario.

Averigua quién es tu usuario

Es primordial analizar al usuario para poder definir el producto y dirigirlo al público específico de la mejor forma posible. Debemos tener claro qué espera del producto y cómo es la mejor forma de acercárselo.

Usabilidad de la aplicación o web

Debemos comprobar que todos los procesos que tenemos de cara a los usuarios funcionan correctamente. Hay que evitar que los futuros clientes se frustren al haber fallos en la forma que acceden a nuestros servicios o productos.

Accesibilidad

Esta parte es especialmente importante porque podemos olvidarnos fácilmente de ella. Debemos recordar que todos los usuarios son diferentes y algunos pueden tener ciertas dificultades para acceder a según qué contenidos. Intenta lograr que la web cumpla con los estándares de accesibilidad.

Ten en cuenta el contexto y mantente actualizado

Crear un buen espacio web o una aplicación dirigida a los usuarios no consiste solo en crearla y olvidarnos. Debemos actualizar los recursos de nuestro sitio para estar al día respecto a los cambios en tendencias. Es importante que esté al día para que la experiencia de usuario sea perfecta en cualquier momento.

Menos siempre es más

Tomar una dirección sencilla y explícita es la mejor de las decisiones. No sobrecargar de información el sitio o la aplicación ayudará a que el usuario pueda acceder a ella de forma progresiva sin abrumarse. Es importante orientar el sitio con una perspectiva general, donde los departamentos de marketing, ventas o diseño trabajen juntos para conseguir la mejor experiencia de usuario.

Si quieres leer más sobre emprendimiento y crecimiento empresarial, no dudes en pasarte por nuestro blog. Si tienes dudas puedes echar un vistazo en la sección de consultoría para ver los servicios dirigidos a profesionales.