Eres capaz de todo lo que te propongas

¿Que pasaría si te digo que el único obstáculo lo que deseas y en donde estás en este momento eres tú?

Sé, que puede sonar muy trillado, porque lo escuchas tal vez constante, o tal vez nunca, eso no lo sé con seguridad. Pero es verdad.

Si, tú tienes el control de muchas cosas, sobre todo de temas relacionados a tu mentalidad, a la manera en la que actúas, como reacciones, pero más importante LO QUE PIENSAS.

Tú eres tu mayor reto, no hay nadie más a quién superar, solo a ti. Tú eres tu mejor amigo y tu peor enemigo, solo debes de elegir de que lado quieres estar.

Eres tan capaz de boicotear cualquier intento de mejor, así como de impulsarte y lograr cosas inimaginables.

Eres capaz de todo lo que te propongas, no hay más que decir. Te lo puedo asegurar, porque cuando yo me he comprometido 100% con algo, lo he logrado.

Claramente, de vez en cuando, en mi cabeza se escucha esa voz que me dice: NO PUEDES, pero como sé que tengo el control, YO decido ignorarla.

Y es que está bien ser precavido, tener prudencia, si está bien, yo apoyo eso. Pero lo que no está bien, es dejar de hacer cosas que deseas por TEMOR.

¿Sabías que el temor en la mayoría de los casos es por cosas que aún no suceden?

¡Es nuestra mente jugándonos una mala broma¡ Diciéndonos que va a pasar tal cosa, cuando no ha pasado NADA.

Vaya, el miedo siempre es por situaciones que no pasan y probablemente ni pasen. El temor no está en el presente, en el HOY, siempre está en el pasado y en el futuro, en algo que ya no existe.

En el momento que te conquistes a ti mismo, ese será el momento en el que conquistarás tu vida, tu negocio, tu futuro.

Todo comenzará a fluir para bien, todo.

El mayor obstáculo eres tú…

Lo único que se interpone en tu camino eres tú. Es un pensamiento sencillo, es algo sencillo si lo miras objetivamente. Pero para muchos es muy difícil aplicarlo al día a día.

Te diré una idea muy poderosa y es la siguiente: Cambia tus pensamientos y cambiarás tu vida.

Esto es una ley, para bien o para mal, lo es. Tu vida cambia de percepción en el momento en el que cambias ideas, rompes paradigmas, te sales de la caja, tu camino comienza a cambiar.

La historia que nos contamos a nosotros mismos todos los días, cada conversación que tenemos, cada elección que hacemos impacta en gran medida cómo te sientes acerca de ti mismo. Cómo te sientes acerca de ti significa todo.

El concepto que tienes, tu concepto personal, es vital si quieres mejorar.

¿Cómo te percibes a ti mismo? Responde esa pregunta y responderás a muchos problemas que tienes actualmente.

Esas conversaciones internas que tenemos todos los días son muy importantes. Fíjate que muchas veces ya nos repetimos los mismos diálogos de una manera inconsciente.

¿Cuál es la clave? Detectar esos diálogos internos, analizarlos, ver que nos sirve, que no y a la basura lo que no sirve.

Tú y solo tú tienes el poder para poder hacer esto. Tienes el poder de ignorar una idea, porque eso es, es solo una idea, una idea no te define, eres mucho más que las ideas que tienes en tu cabeza.

Pero para que esto pueda pasar, primero debes de creerlo tú. Ya lo demás será pan comido, teniendo a ti, de tu lado, como tu mejor aliado, todo comenzará a fluir más fácilmente.

Tu viaje a través del emprendimiento tendrá altibajos, a veces haciendo que sea difícil mantenerte positivo a la luz de las situaciones más difíciles. Construir tu confianza desde el principio y durante todo el proceso es muy importante. La gente dudará de tu habilidad. La gente te dirá que no se puede hacer de la manera que quieras. La gente dirá que no es posible.

Pero tú no escuchas a la gente, tú te escuchas a ti. ¿Quién te conoce mejor? Solo tú…

Mantenerte firme y fuerte es clave para no decaer, pero tranquilo, es normal que alguna vez te sientas inseguro o con temores, no somos perfectos, esto es normal.

Pero lo malo no es caer, sino NO levantarse.

Recuerda el porqué de las cosas, porqué emprendiste, porqué te aventuraste, porqué estás haciendo lo que estés haciendo y con esa idea, fija, con el objetivo en la mira, sigues adelante y se acabó.

En el momento en que te dices que no puedes, no es posible, no soy lo suficientemente bueno, etc. es el momento en que no puedes resolver el problema. En ese momento fallarás, porque te lo estás permitiendo.

Aprende a empoderarte, conócete, aprende de ti mismo, de tu trayecto, analiza la situación y encuentra la mejor solución.

¿Cómo comenzar?

1. Tú puedes

Repítete que tú puedes, que eres merecedor del éxito y que tienes la capacidad de lograr cualquier cosa. Esto evitará que esa voz en tu cabeza se vuelva negativa, para que puedas encontrar lo bueno en los problemas que surjan y permitirles ser parte de tu viaje, no lo que te detenga.

2. Rodéate de personas positivas que creen en ti y en tu idea.

Brindarán fortaleza cuando la necesiten y comentarios constructivos para mejorarlo.

3. Sueña en grande

Cuando sueñes, no sueñes en pequeño, sino en GRANDE. Tírale a lo alto, esto es para aumentar la autoconfianza y saber que eres capaz de mucho.

Así que prueba, prueba ser tu mejor amigo, comienza HOY, no mañana, HOY.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.