User experience | Más que una recomendación es una obligación

user experience

La user experience (UX) es la experiencia completa de los usuarios al comprar o adquirir un producto o servicio. Se trata de algo que comienza antes de adquirir el producto y que finaliza tiempo después de haberlo consumido. Esto abarca también la relación que tenemos con los usuarios como empresa y cómo creamos ese vínculo y creamos unos medios idóneos para ofrecerle nuestros servicios.

Esto tiene mucha importancia a la hora de conseguir nuestros objetivos, pues la user experience lo es todo para poder seguir cumpliendo nuestras metas, que principalmente consistirán en vender nuestros productos y servicios a más usuarios.

¿Cómo se mide la user experience (UX)?

Esto se mide desde el primer contacto que tiene un usuario con nosotros. Desde las redes sociales o toda la información y el diseño de nuestra web afecta directamente a la experiencia de usuario.

Decimos que más que una recomendación es una obligación porque si queremos conseguir las metas que nos proponemos debemos tener muy en cuenta la opinión de los usuarios respecto a nuestros servicios y nuestra web.

La experiencia del usuario no tiene solo que ver con factores relativos al diseño (de la web, por ejemplo), a la accesibilidad o a la usabilidad, también tienen que ver factores relacionados con los sentimientos o la confianza.

Los expertos en UX se encargan de evaluar las impresiones de los usuarios cuando interactúan con un servicio digital, en este caso, nuestros medios de comunicación con ellos, como la web. Se deben analizar los aspectos que les provocan emociones; por poner un ejemplo: lo fácil que le resulta a un usuario saber a qué se dedica una empresa al llegar a su web. También lo fácil que le ha resultado suscribirse a una lista de correo, o lo rápido que le han contestado a una consulta que haya hecho por mail o por chat dentro del portal.

Qué hacer para mejorar la user experience

Contar con un experto que analice la experiencia de los usuarios es importante, tanto como hacer los cambios que sean necesarios para mejorar la experiencia. Un diseñador de UX se asegura de que los usuarios se sientan satisfechos con los servicios de nuestra empresa, desde el minuto uno.

Tenemos que tener en cuenta que esto comienza en el momento en el que un cliente potencial entra en nuestra web. Cuando más cómodo se siente al moverse por el sitio, más posibilidades habrá de que esto se convierta en una venta real.

El concepto de la experiencia de usuario es algo que siempre ha existido, pero es ahora mismo, con las ventas digitales y el mercado orientado a este tipo de usuarios, donde más lo tenemos en cuenta por necesidad.

Un experto o encargado de la user experience es responsable de desarrollar los aspectos de una web teniendo en cuenta la reacción de los usuarios. No solo hablamos del diseño sino también de la usabilidad y sobre cómo afecta a nivel psicológico a los usuarios. Debe estudiar las sensaciones que tendrá a la hora de interactuar con nuestra empresa y solicitar servicios a través de nuestra web.

Aunque lo primordial actualmente es la experiencia del usuario respecto a los canales digitales, esto también incluye el trato directo con el cliente fuera de la red. Es algo que debemos trabajar más allá de tener un diseño accesible en nuestra web. El objetivo primordial de la user experience es hacer feliz al usuario.

Qué tener en cuenta para conseguir la mejor experiencia de usuario posible

La usabilidad de la web y la navegación es uno de los primeros elementos a los que prestamos atención al estudiar la user experience. Cuando diseñamos el sitio donde los usuarios van a llegar y van a interactuar con nosotros de una forma u otra, debemos tener en cuenta que sea fácil y cómodo. También debemos prestar especial atención al trato directo humano, aunque sea a través de la red.

La accesibilidad forma parte del diseño y además nos ayuda a tener un mejor posicionamiento en los buscadores. Actualmente una web que no esté optimizada para Smartphone no es nada y los buscadores no la premiarán dándole una mejor posición.

Un buen diseño de UX también se centra en el marketing de contenidos. El tono con el que nos dirigimos a los usuarios es importante para conseguir que reaccionen como nosotros queremos.

Otro punto a tener en cuenta para el diseño UX son los servicios o los productos que ofrecemos a nuestros clientes. Y es que no solo el diseño específico de los productos es importante, sino también la forma en la que lo ofrecemos, los medios que utilizamos y cómo puede acceder el usuario a nuestros servicios.

Si quieres leer más sobre el diseño de la web para conseguir atraer a los usuarios, que lleguen a solicitar información, hacerles entrar por el embudo de conversión y conseguir ventas, en nuestro blog hay otros artículos que te pueden interesar.

No olvides pasarte por nuestra web, donde puedes consultar los cursos activos, así como nuestros servicios de consultoría para tu negocio.

shares