fbpx

Métodos para conocer a tu cliente objetivo y no fallar en tu estrategia

conocer a tu cliente objetivo

Conocer a tu cliente objetivo es la base para llevar a cabo una estrategia de marketing eficaz. Es uno de los primeros pasos que debemos tomar. Se trata de saber a quién está dirigido tu producto o servicio. Hoy te contamos cómo conocer a tu cliente objetivo, qué métodos o procesos llevar a cabo y cómo proceder.

Qué es un cliente objetivo

Tu cliente objetivo es aquel al que están dirigidos tus productos o servicios. Son el tipo de personas más interesadas en lo que ofrece tu empresa. Es importante tener en cuenta que no todas las personas son adecuadas para dirigir nuestra estrategia de marketing, porque si lo hacemos de forma indiscriminada no conseguiremos los mejores resultados. Debemos hacer un estudio para conocer quiénes son las personas que necesitan cubrir las necesidades que cubre nuestro producto o servicio.

Cómo conocer a tu cliente objetivo

Para conocer a nuestro cliente objetivo necesitamos llevar a cabo un estudio donde analicemos y hagamos segmentos para después optar por estrategias de marketing que hagan crecer el interés de estos clientes en nuestros productos.

Segmentación de tu cliente objetivo

Conocer a tu cliente objetivo pasa por hacer una correcta segmentación. Para hacer una segmentación de los clientes podemos pararnos a analizar diferentes aspectos. Debemos tener claro en qué consiste nuestro producto o servicio y qué necesidades cubre. El porqué de lo que hacemos para después ponerlos con el cómo llevarlo a cabo.

Datos demográficos

Podemos empezar a segmentar a nuestros clientes mediante el lugar donde residan. En función del tipo de producto que estemos ofreciendo tendrá importancia el lugar donde vivan nuestros clientes o por lo menos el idioma que hablen, si se trata de servicio online. Tenemos que tener en cuenta cuáles son las costumbres o preferencias de los clientes que viven en esta zona para enfocar nuestras estrategias según este criterio.

Edad y género

Este sería uno de los puntos principales a tener en cuenta para analizar a nuestro público o cliente objetivo. Hay que saber a qué rango de edad enfocaremos nuestros productos y si depende del género para llevar a cabo la estrategia de marketing posterior. La edad es un factor muy importante, porque en función de la generación, nuestro cliente objetivo tendrá unas preferencias concretas que no serán comunes en la mayoría de los casos con personas de otras edades.

Hábitos y criterios sociales

Podemos analizar cuáles son sus preferencias en la vida y qué hábitos tiene en su día a día según el rango de edad y género de nuestro cliente objetivo. Conocer su nivel de vida, qué poder adquisitivo tiene y cómo gasta su tiempo libre son factores importantes para saber cómo dirigirnos en la estrategia de marketing. Sus intereses, pasatiempos, si le gusta viajar o el cine; cualquier tipo de cuestión que pueda ser relevante para nuestra estrategia en función de nuestros servicios y cómo pueden afectar esos factores a nuestra forma de venderlos.

En qué redes sociales se mueve

Aquí entrarían una serie de factores de los que nos ocuparemos después de analizar la edad y el género, pues muchos están entrelazados. En función de quién es nuestro cliente objetivo, probablemente se moverá más por unas redes sociales que por otras, en caso de que sea así. Hay que analizar qué redes son las más probables que use para comunicarse y dónde está más activo.

En cualquier estrategia de marketing, las redes sociales son básicas, así que según a quién estemos dirigiendo nuestros productos, nos centraremos en unas u otras.

Crear un retrato robot de tu cliente objetivo

Llevar a cabo un avatar de nuestro cliente objetivo es tan sencillo como recopilar todos los análisis que hemos llevado a cabo respecto a la segmentación de nuestro público. De esta forma crearemos un retrato robot de una persona ficticia que sería nuestro cliente objetivo al que dirigir nuestros productos.

Con el retrato robot de uno de nuestros clientes objetivos podemos pensar cómo proceder en la estrategia de marketing, pues ya sabemos qué tipo de persona es la que podría estar más receptiva y necesitada de nuestros servicios.

Adaptar la estrategia de marketing a nuestro cliente objetivo

Para esto tenemos que empezar por nuestra página web. Debemos pensar si está preparada para que nuestro cliente objetivo disfrute de su experiencia. A la hora de elaborar una landing page tendremos también en cuenta estos factores.

No podemos olvidarnos de escoger las redes sociales donde se mueva nuestro cliente objetivo y comunicarnos con él de la forma más adecuada a través de nuestras publicaciones. Crear llamadas de atención basándonos en la segmentación nos traerá mas beneficios. Si quieres leer más sobre cómo desarrollar una estrategia de marketing online orientada a tu público, no dudes en pasarte por nuestro blog, donde encontrarás más artículos interesantes.

Echa también un vistazo a nuestra web donde encontrarás todo lo que necesitas saber sobre emprendimiento y crecimiento empresarial. Y ponte en contacto con nosotros si necesitas más información.

shares