fbpx

Importancia del funnel de ventas en tu estrategia empresarial

funnel de ventas

El funnel de ventas es un término que utilizamos en el mundo del marketing para hablar de las fases de una venta. Se trata del proceso a través del cual se cuantifican y clasifican las posibles ventas que podemos tener como empresa para convertirlas después en ventas reales. Esto se lleva a cabo a través de procesos que conducen al cliente dentro del embudo, donde la última fase es la venta.

Este aspecto está presente en grandes empresas donde son equipos de personas las encargadas del marketing, pero también puede llevarse a cabo como freelance o para profesionales independientes. Hoy te hablamos sobre la importancia de este recurso en la estrategia empresarial.

Qué importancia tiene el funnel de ventas en nuestra estrategia de marketing

Para llevar a cabo el funnel de ventas tenemos que conocer cuál es el objetivo principal que queremos cumplir y cómo tiene que ser el proceso de compra que deben realizar los clientes. Esto va más allá de iniciar una campaña de marketing solo para promocionar el producto o servicio. Debemos profundizar más en la posible venta creando un embudo de ventas desde el principio.

Qué debemos tener en cuenta para crear un funnel de ventas

Analizar la audiencia como primer paso

Lo primero que debemos hacer para desarrollar un funnel de ventas efectivo es conocer a nuestra audiencia. Antes de promocionar un producto debemos saber cuál es nuestro público objetivo, es decir, a quién dirigimos nuestros productos o servicios. Porque no llevaremos a cabo la misma campaña para todos los tipos de público. Por lo que tenemos que estudiar quiénes son las personas a las que está destinado nuestro producto y qué características tienen para ser nuestra audiencia.

Llamar la atención sobre nuestra audiencia

Es el momento de llamar la atención sobre nuestro público objetivo, una vez sabemos quién es. Para esto debemos crear contenido que le llame la atención. Este contenido debemos ofrecérselo de forma gratuita. Esto atraerá a nuestra audiencia. Además les estaremos ofreciendo algo de su interés, de forma gratuita. Para esto utilizaremos las redes sociales y el blog. Las primeras como foco hacia nuestro blog, llamando la atención de nuestro público objetivo.

Podemos darle vueltas a esto y desarrollarlo de la forma más conveniente para nuestros posibles clientes. Este tipo de contenido puede ser un artículo, un video o una infografía. Usaremos los medios disponibles y más adecuados para nuestro tipo de audiencia.

En este punto también podemos invertir en publicidad si lo vemos necesario. Una vez sabemos por dónde se mueve nuestro público podemos usar publicidad en redes sociales o en otros sitios, si lo vemos conveniente.

Confeccionar una página de destino o landing page

Ahora podemos crear una página de destino donde describiremos un producto o servicio gratuito o exclusivo; cualquier llamamiento especial para nuestro público.

La página de destino debe cumplir ciertas características, como que debe ser legible, llamar la atención y formar parte de nuestra web pero donde todo esté a la vista. De esta forma, desde el contenido que hemos creado llevaremos a nuestros posibles clientes a la página de destino: En ella mostraremos a los clientes lo que hacemos y cómo lo hacemos.

Es el momento de crear la llamada a la acción que puede ser, por ejemplo la descarga de un libro gratuito relacionado con nuestro contenido a cambio de un correo o contacto.

Marketing y mail marketing

Ahora podemos pasar a las ofertas por mail. Cuando creamos la llamada a la acción, pudimos ofrecer a nuestro público la suscripción a una lista de correo donde enviaremos mails informativos con contenido exclusivo y ofertas. Es aquí donde le enseñamos a nuestros clientes las ofertas o descuentos especiales directamente sobre nuestros productos o servicios.

El email marketing debe tener una periodicidad no demasiado frecuente. Avisa a tus suscriptores sobre cada cuánto tiempo van a recibir tus mails para que estén al tanto de ello.

Atención al cliente hasta después de serlo

Los clientes pueden volver a serlo. Debemos seguir trabajando nuestra relación con ellos desde el principio hasta el final, incluso después de realizar la compra. Esto es porque un cliente satisfecho, volverá y además nos recomendará a sus amigos y conocidos.

Además siempre podemos crear nuevos descuentos para aquellos que ya han sido nuestros clientes, de esta forma volverán y seguiremos trabajando nuestra relación con ellos.

Para seguir leyendo sobre marketing y desarrollo empresarial, pásate por nuestro blog, donde podrás leer otros artículos como este. Además, te recomiendo que te pases por la sección de cursos de marketing y consultes aquellos que están activos.

shares