conocer a tu cliente objetivo

Métodos para conocer a tu cliente objetivo y no fallar en tu estrategia

Conocer a tu cliente objetivo es la base para llevar a cabo una estrategia de marketing eficaz. Es uno de los primeros pasos que debemos tomar. Se trata de saber a quién está dirigido tu producto o servicio. Hoy te contamos cómo conocer a tu cliente objetivo, qué métodos o procesos llevar a cabo y cómo proceder.

Qué es un cliente objetivo

Tu cliente objetivo es aquel al que están dirigidos tus productos o servicios. Son el tipo de personas más interesadas en lo que ofrece tu empresa. Es importante tener en cuenta que no todas las personas son adecuadas para dirigir nuestra estrategia de marketing, porque si lo hacemos de forma indiscriminada no conseguiremos los mejores resultados. Debemos hacer un estudio para conocer quiénes son las personas que necesitan cubrir las necesidades que cubre nuestro producto o servicio.

Cómo conocer a tu cliente objetivo

Para conocer a nuestro cliente objetivo necesitamos llevar a cabo un estudio donde analicemos y hagamos segmentos para después optar por estrategias de marketing que hagan crecer el interés de estos clientes en nuestros productos.

Segmentación de tu cliente objetivo

Conocer a tu cliente objetivo pasa por hacer una correcta segmentación. Para hacer una segmentación de los clientes podemos pararnos a analizar diferentes aspectos. Debemos tener claro en qué consiste nuestro producto o servicio y qué necesidades cubre. El porqué de lo que hacemos para después ponerlos con el cómo llevarlo a cabo.

Datos demográficos

Podemos empezar a segmentar a nuestros clientes mediante el lugar donde residan. En función del tipo de producto que estemos ofreciendo tendrá importancia el lugar donde vivan nuestros clientes o por lo menos el idioma que hablen, si se trata de servicio online. Tenemos que tener en cuenta cuáles son las costumbres o preferencias de los clientes que viven en esta zona para enfocar nuestras estrategias según este criterio.

Edad y género

Este sería uno de los puntos principales a tener en cuenta para analizar a nuestro público o cliente objetivo. Hay que saber a qué rango de edad enfocaremos nuestros productos y si depende del género para llevar a cabo la estrategia de marketing posterior. La edad es un factor muy importante, porque en función de la generación, nuestro cliente objetivo tendrá unas preferencias concretas que no serán comunes en la mayoría de los casos con personas de otras edades.

Hábitos y criterios sociales

Podemos analizar cuáles son sus preferencias en la vida y qué hábitos tiene en su día a día según el rango de edad y género de nuestro cliente objetivo. Conocer su nivel de vida, qué poder adquisitivo tiene y cómo gasta su tiempo libre son factores importantes para saber cómo dirigirnos en la estrategia de marketing. Sus intereses, pasatiempos, si le gusta viajar o el cine; cualquier tipo de cuestión que pueda ser relevante para nuestra estrategia en función de nuestros servicios y cómo pueden afectar esos factores a nuestra forma de venderlos.

En qué redes sociales se mueve

Aquí entrarían una serie de factores de los que nos ocuparemos después de analizar la edad y el género, pues muchos están entrelazados. En función de quién es nuestro cliente objetivo, probablemente se moverá más por unas redes sociales que por otras, en caso de que sea así. Hay que analizar qué redes son las más probables que use para comunicarse y dónde está más activo.

En cualquier estrategia de marketing, las redes sociales son básicas, así que según a quién estemos dirigiendo nuestros productos, nos centraremos en unas u otras.

Crear un retrato robot de tu cliente objetivo

Llevar a cabo un avatar de nuestro cliente objetivo es tan sencillo como recopilar todos los análisis que hemos llevado a cabo respecto a la segmentación de nuestro público. De esta forma crearemos un retrato robot de una persona ficticia que sería nuestro cliente objetivo al que dirigir nuestros productos.

Con el retrato robot de uno de nuestros clientes objetivos podemos pensar cómo proceder en la estrategia de marketing, pues ya sabemos qué tipo de persona es la que podría estar más receptiva y necesitada de nuestros servicios.

Adaptar la estrategia de marketing a nuestro cliente objetivo

Para esto tenemos que empezar por nuestra página web. Debemos pensar si está preparada para que nuestro cliente objetivo disfrute de su experiencia. A la hora de elaborar una landing page tendremos también en cuenta estos factores.

No podemos olvidarnos de escoger las redes sociales donde se mueva nuestro cliente objetivo y comunicarnos con él de la forma más adecuada a través de nuestras publicaciones. Crear llamadas de atención basándonos en la segmentación nos traerá mas beneficios. Si quieres leer más sobre cómo desarrollar una estrategia de marketing online orientada a tu público, no dudes en pasarte por nuestro blog, donde encontrarás más artículos interesantes.

Echa también un vistazo a nuestra web donde encontrarás todo lo que necesitas saber sobre emprendimiento y crecimiento empresarial. Y ponte en contacto con nosotros si necesitas más información.

6 trucos para aprender a buscar en Google

6 trucos para aprender a buscar en Google

Actualmente, Google se ha convertido en el buscador principal de cualquier usuario. Lo primero que hacemos cuando necesitamos información sobre cualquier asunto es entrar en Google y teclear. Hoy te contamos 6 trucos para aprender a buscar en Google como un profesional y sacarle el máximo partido.

Saber buscar de la forma más eficaz nos ahorra tiempo. Conocer las claves para buscar en Google nos puede beneficiar como usuarios y como emprendedores. Saber qué es lo que nuestros posibles clientes van a buscar para llegar a nosotros es una parte de nuestra estrategia de marketing.

No podemos olvidar que Youtube pertenece a esta gran empresa, y que podemos buscar directamente en Google para que también nos aparezcan opciones de búsqueda en forma audiovisual.

6 trucos para buscar en Google de la mejor forma posible

Limita la búsqueda

Esto no quiere decir que utilices una sola palabra, sino al contrario. Si quieres buscar algo en concreto, piensa que si usas una palabra pueden aparecer muchas opciones de búsqueda. Concretar y limitar tu búsqueda hará que los resultados sean mucho más específicos. Puedes separar las palabras con una | o con un espacio, pero no utilices signos de puntuación o paréntesis.

Otra forma de limitar las búsquedas es decirle a Google que quieres saber algo sobre una cosa pero que descarte unos resultados en concreto. En este caso con poner el símbolo menos (-) delante de la palabra que queremos descartar, será suficiente.

Un ejemplo sería: -Ferrari Coches

De esta forma, Google buscará coches pero omitirá los resultados que contengan la palabra Ferrari.

Usa comillas para buscar frases exactas

Si lo que queremos buscar es una coincidencia exacta en cualquier sitio web, sea de un párrafo, una frase o una palabra; debemos utilizar las comillas. Debemos tener en cuenta que solo funcionan las comillas inglesas (“La casa azul”). De esta forma, Google solo nos mostrará resultados en webs donde aparezca exactamente y solo exactamente la frase, párrafo o palabra que hayamos entrecomillado.

Para buscar en una web concreta usa site:

Si queremos encontrar un link oculto dentro de una web, o algo en concreto solo en esa web, podemos hacerlo incorporando site:, de esta forma estaremos acotando el rango de búsqueda y Google nos ayudará a buscar dentro de un sitio sin que tengamos que hacerlo nosotros de forma manual. Esto nos ahorrará tiempo.

Un ejemplo sería: series site: fotogramas

De esta forma, Google nos traerá el link de la sección de noticias sobre series en el portal de Fotogramas.

Usa el símbolo * para citas o contenido que no recordamos del todo

El asterisco es un elemento muy útil en las búsquedas de Google. A veces podemos no recordar las palabras concretas sobre algo que queremos encontrar. Puede que se trate de un título, un nombre propio, una cita o una frase célebre. Podemos usar el asterisco para rellenar los espacios que desconozcamos, de esta forma Google lo leerá y encontrará frases que tengan el resto de las palabras y completará el asterisco.

Vamos a poner el ejemplo de una película: Lo que el * se llevó

De esta forma Google nos traerá los resultados que contentan el resto de palabras y la que estaría en el lugar del asterisco. Es normal que los resultados sean variados, pero seguro que entre ellos encontramos lo que estábamos buscando.

Añade extensiones de tipos de archivo

Esto es muy útil si estamos buscando una guía, un archivo de audio o cualquier documento. Si estamos buscando tutoriales o guías en PDF solo tenemos que escribir el tipo de archivo al final de la búsqueda. De esta forma estaremos acotando más los resultados y Google solo nos mostrará los que contengan archivos de ese formato. Debemos añadir filetype:PDF (o el tipo de archivo que estemos buscando)

Un ejemplo sería: Tutorial Patreon filetype:PDF

Conversiones de unidades de medida o monedas

Una forma rápida de convertir unas monedas a otras, unidades de medida de peso o distancia o grados, es poniéndolo directamente en la búsqueda. Para esto solo tendremos que poner: 100 euros a libras, 10 kilómetros a millas… Solo con poner la preposición a entre la cantidad y a lo que queremos convertirlo será suficiente. El resultado sale de forma automática en la primera línea de resultados de Google.

Esperamos que este post sobre trucos para aprender a buscar en Google como un profesional te haya resultado de utilidad. Estos consejos te servirán para ahorrar tiempo en tus búsquedas y conseguir los mejores resultados sin escribir una y otra vez varias versiones de un término.

No olvides consultar los cursos activos en la web, y pasarte por nuestro blog para leer más sobre técnicas de marketing y otros aspectos relacionados con el emprendimiento, el desarrollo y el crecimiento de nuevos negocios:

Las mejores redes sociales para crear una marca personal.

Importancia del funnel de ventas en tu estrategia empresarial.

 

funnel de ventas

Importancia del funnel de ventas en tu estrategia empresarial

El funnel de ventas es un término que utilizamos en el mundo del marketing para hablar de las fases de una venta. Se trata del proceso a través del cual se cuantifican y clasifican las posibles ventas que podemos tener como empresa para convertirlas después en ventas reales. Esto se lleva a cabo a través de procesos que conducen al cliente dentro del embudo, donde la última fase es la venta.

Este aspecto está presente en grandes empresas donde son equipos de personas las encargadas del marketing, pero también puede llevarse a cabo como freelance o para profesionales independientes. Hoy te hablamos sobre la importancia de este recurso en la estrategia empresarial.

Qué importancia tiene el funnel de ventas en nuestra estrategia de marketing

Para llevar a cabo el funnel de ventas tenemos que conocer cuál es el objetivo principal que queremos cumplir y cómo tiene que ser el proceso de compra que deben realizar los clientes. Esto va más allá de iniciar una campaña de marketing solo para promocionar el producto o servicio. Debemos profundizar más en la posible venta creando un embudo de ventas desde el principio.

Qué debemos tener en cuenta para crear un funnel de ventas

Analizar la audiencia como primer paso

Lo primero que debemos hacer para desarrollar un funnel de ventas efectivo es conocer a nuestra audiencia. Antes de promocionar un producto debemos saber cuál es nuestro público objetivo, es decir, a quién dirigimos nuestros productos o servicios. Porque no llevaremos a cabo la misma campaña para todos los tipos de público. Por lo que tenemos que estudiar quiénes son las personas a las que está destinado nuestro producto y qué características tienen para ser nuestra audiencia.

Llamar la atención sobre nuestra audiencia

Es el momento de llamar la atención sobre nuestro público objetivo, una vez sabemos quién es. Para esto debemos crear contenido que le llame la atención. Este contenido debemos ofrecérselo de forma gratuita. Esto atraerá a nuestra audiencia. Además les estaremos ofreciendo algo de su interés, de forma gratuita. Para esto utilizaremos las redes sociales y el blog. Las primeras como foco hacia nuestro blog, llamando la atención de nuestro público objetivo.

Podemos darle vueltas a esto y desarrollarlo de la forma más conveniente para nuestros posibles clientes. Este tipo de contenido puede ser un artículo, un video o una infografía. Usaremos los medios disponibles y más adecuados para nuestro tipo de audiencia.

En este punto también podemos invertir en publicidad si lo vemos necesario. Una vez sabemos por dónde se mueve nuestro público podemos usar publicidad en redes sociales o en otros sitios, si lo vemos conveniente.

Confeccionar una página de destino o landing page

Ahora podemos crear una página de destino donde describiremos un producto o servicio gratuito o exclusivo; cualquier llamamiento especial para nuestro público.

La página de destino debe cumplir ciertas características, como que debe ser legible, llamar la atención y formar parte de nuestra web pero donde todo esté a la vista. De esta forma, desde el contenido que hemos creado llevaremos a nuestros posibles clientes a la página de destino: En ella mostraremos a los clientes lo que hacemos y cómo lo hacemos.

Es el momento de crear la llamada a la acción que puede ser, por ejemplo la descarga de un libro gratuito relacionado con nuestro contenido a cambio de un correo o contacto.

Marketing y mail marketing

Ahora podemos pasar a las ofertas por mail. Cuando creamos la llamada a la acción, pudimos ofrecer a nuestro público la suscripción a una lista de correo donde enviaremos mails informativos con contenido exclusivo y ofertas. Es aquí donde le enseñamos a nuestros clientes las ofertas o descuentos especiales directamente sobre nuestros productos o servicios.

El email marketing debe tener una periodicidad no demasiado frecuente. Avisa a tus suscriptores sobre cada cuánto tiempo van a recibir tus mails para que estén al tanto de ello.

Atención al cliente hasta después de serlo

Los clientes pueden volver a serlo. Debemos seguir trabajando nuestra relación con ellos desde el principio hasta el final, incluso después de realizar la compra. Esto es porque un cliente satisfecho, volverá y además nos recomendará a sus amigos y conocidos.

Además siempre podemos crear nuevos descuentos para aquellos que ya han sido nuestros clientes, de esta forma volverán y seguiremos trabajando nuestra relación con ellos.

Para seguir leyendo sobre marketing y desarrollo empresarial, pásate por nuestro blog, donde podrás leer otros artículos como este. Además, te recomiendo que te pases por la sección de cursos de marketing y consultes aquellos que están activos.

crear una marca personal

Las mejores Redes Sociales para crear una marca personal

La marca personal es lo que los demás, desde fuera, perciben de nosotros. Se trata de la imagen que nos interesa dar y con la que queremos que se nos identifique. Es una idea con la que se nos asocia, y trabajarla es muy importante para conseguir transmitir la imagen que queremos. Crear una marca personal es algo a lo que debemos dedicar tiempo y conocer las mejores estrategias para llevarlo a cabo.

Es muy importante prestar atención a la creación de una marca personal, porque aunque no nos esforcemos, los demás nos van a percibir de una forma o de otra, así que mejor que sea lo que nosotros queremos transmitir.

Una de las mejores formas de crear una marca personal es a través de las redes sociales. En función del tipo de negocio que llevemos a cabo, posiblemente escogeremos unas antes que otras, o algunas serán mucho más útiles para nuestro propósito.

Hoy te contamos cuáles son las mejores redes sociales para crear nuestra marca personal y por qué.

¿Cómo crear una marca personal a través de las redes sociales?

Tenemos que decidir con qué queremos que se nos asocie. Qué queremos transmitir. Después tenemos que saber cómo queremos diferenciarnos de los demás. Esto es importante para que nuestra marca personal sea fuerte. Para esto podemos estudiar a la competencia en las redes sociales. Ver cómo se mueven los demás en las redes sociales que hemos escogido para crear nuestra marca personal puede ayudarnos a definirnos.

Observar qué es lo que le gusta y qué busca la gente. Concretamente nuestro público objetivo. Para esto podemos observar el comportamiento de los usuarios con otras marcas que ofrezcan un producto o servicio que cubra las mismas necesidades que los nuestros. Antes de ponernos manos a la obra debemos crear una estrategia de marketing, crear nuestra página web, saber cómo vamos a ofrecer nuestros productos o servicios y tenerlo todo preparado antes de meternos de lleno en las redes sociales.

Las mejores redes sociales para tu marca personal

Twitter

Twitter es una red social perfecta para trabajar tu marca personal. Se trata de una red social donde al principio no conoces a los usuarios. Aquí debemos trabajar el contenido que ofrecemos en base a las preferencias de los usuarios. Los retuits tienen el poder de llegar a miles de personas en todas partes y con un contenido adecuado podemos conseguir muchos seguidores que posteriormente pueden convertirse en clientes.

Además, Twitter cuenta con Twitter Analytics, de acceso gratuito, donde podemos consultar las estadísticas de nuestro perfil, así como las reacciones de cada tuit y una segmentación por edades, géneros y localizaciones que puede sernos de gran utilidad. Twitter nos exige bastante tiempo, es necesario publicar varias veces al día, porque las publicaciones desaparecen en un mar de contenidos rápidamente.

Facebook

Esta es una red social con la que podemos trabajar el contenido promocionado. Lo primero que debemos crear es una fan page donde los usuarios nos seguirán como marca, siendo visible el contenido para todos. En Facebook debemos crear un contenido de calidad que pueda llevar a los usuarios a seguirnos y posteriormente a convertirse en clientes. Las imágenes son muy importantes en Facebook y atraen más la atención sobre una publicación que si únicamente publicamos textos. La publicidad en esta red social puede beneficiarnos para trabajar nuestra marca personal, y haciendo que lleguemos al público que a nosotros nos interesa. En cuanto al volumen de publicaciones, una al día sería lo mínimo.

Instagram

Se trata de la red social visual por excelencia. Si queremos trabajar nuestra marca en Instagram debemos tener claro que usar imágenes originales y de buena calidad es la clave. Actualmente Instagram también permite el uso de videos en sus publicaciones, algo a lo que le podemos sacar partido. El contenido promocionado en Instagram también atrae a usuarios de forma fácil y rápida, en función de las preferencias en cuanto a nuestro público objetivo.

Esta red social es perfecta para crear una marca personal muy rápido pero debemos crear una publicación diaria para mantener nuestro perfil activo. El formato cuadrado es el predilecto para Instagram, aunque actualmente permite el uso de otros formatos, el cuadrado es el más adecuado porque sigue siendo el tamaño de las miniaturas.

Linkedin

Si hay una red social orientada al mundo profesional esa es Linkedin. Aquí podrás encontrar a otros profesionales relacionados con tu campo, hacer contactos y formar comunidades con otros usuarios.

En esta red social puedes interactuar como una persona individual o crear un perfil de empresa, en función de lo que estés buscando. Tener un perfil profesional completo en Linkedin es esencial para que te encuentren. Además, las relaciones en esta red social son imprescindibles para conseguir contactos o hacer networking.

Para trabajar tu marca personal aquí deberás completar tu perfil y conseguir recomendaciones. No puedes olvidar ofrecer un contenido interesante, que lleve a otros usuarios a seguir tu perfil. Y como en todas las redes sociales, es imprescindible que interactúes con los demás. Busca perfiles que puedan aportarte contenido de valor y ser contactos interesantes para tu negocio.

Crear una marca personal en redes sociales lleva tiempo. No podemos crear nuestra personal branding de la noche a la mañana. Los usuarios tienen que conocernos, ver que les aportamos contenido de calidad y que nuestra imagen es lo que ellos están buscando. Convertir a los usuarios en nuestros clientes es cuestión de ofrecerles lo que quieren, interactuar con ellos y conseguir que finalmente tengan la imagen que queremos que perciban de nosotros.

No dudes en pasarte por el blog para leer más sobre marketing online o emprendimiento, como este artículo sobre qué es el lean startup y para qué sirve.