Estrategia SEM | ¿Cuándo utilizar una estrategia paid media?

estrategia SEM

La estrategia SEM (Search Engine Marketing) consiste en el uso de herramientas y estrategias de pago en los buscadores de la red. Esto nos ayuda a mejorar nuestra visibilidad y aumentar el tráfico a nuestra web. Hoy te contamos cuándo utilizar este tipo de estrategia y cómo llevarla a cabo.

Es decir, a través de métodos de pago, conseguimos la promoción de nuestro sitio web en los motores de búsqueda.

Es una de las tácticas más utilizadas dentro del marketing online, pues consigue grandes resultados, incluso a largo plazo.

¿Cuándo utilizar una estrategia paid media?

En la mayoría de las ocasiones utilizaremos una campaña SEM cuando queramos conseguir clicks directos hacia nuestro sitio web a través de lugares externos.

La diferencia con una estrategia SEO es que esta se desarrolla en nuestro propio sitio web, mientras que la SEM se lleva a cabo en el exterior.

¿Cómo desarrollar una estrategia paid media?

Primero debemos saber es el tipo de clientes que queremos atraer con esta estrategia. Dado que la metodología es muy diferente a la estrategia de SEO, los clientes que atraeremos de esta forma, es posible que tengan características diferentes.

¿Quiénes son los clientes en una estrategia SEM?

Podemos diferenciar 5 etapas en el comportamiento de nuestros clientes potenciales:

Investigación: Exploración de guías de compra, recomendaciones, el boca a boca, y productos que cumplan con las necesidades del cliente.

Comparación: comparando un puñado de productos que cumplan las mismas necesidades. Cotejar calificaciones, comentarios, feedback de usuarios de confianza, y comparación de las características del producto.

Evaluación: encontrar dónde comprar, ver precios y promociones, disponibilidad del producto o servicio.

Compra: el cliente toma la decisión final y compra el producto o servicio de nuestra empresa.

Experiencia: recibir atención al cliente tras la compra (aunque para una mejor experiencia es más recomendable que esto sea durante todo el proceso), hacer preguntas de mantenimiento y realizar compras adicionales, así como guardar para más adelante otros productos de interés y dar su opinión sobre el servicio recibido.

Debemos definir a nuestros clientes siguiendo varios parámetros

Comportamiento: los comportamientos pasados son útiles para comprender los intereses de los consumidores y su probabilidad de comprar nuestros productos o servicios. Para esto, debemos analizar las actividades en las webs, las búsquedas y el contenido.

Datos demográficos: las preferencias de compra están influenciadas por factores elementales pero importantes que incluyen la edad, el género y la ubicación. Además, en función del tipo de producto o servicio que estemos ofreciendo, no solo nuestras preferencias son importantes en cuanto al cliente, sino que algunas de estas características se darán muy concretas en función del propio producto.

Contexto: Analizar dónde, cuándo y cómo realizan las búsquedas puede proporcionar contenido útil para crear campañas publicitarias más impactantes. También debemos tener en cuenta el producto o servicio que queremos promocional, porque en ocasiones conseguiremos más éxito en la campaña de nuestra estrategia SEM si lo relacionamos con un momento determinado.

Debemos alinear nuestros objetivos como empresa con la estrategia SEM

Hacer una oferta competitiva usando las palabras clave adecuadas es importante. No está de más analizar los objetivos y comparar los anuncios de otras campañas de la competencia. Saber qué debemos ofertar y cómo para conseguir a los clientes es esencial.

Asegurarnos de que la búsqueda nos lleve a donde queremos atraer a los clientes.

Una estrategia SEM nos permite, como empresa, ingresar en otros mercados. Esto puede aumentar las ventas considerablemente y podemos seguir el proceso y analizar de dónde vienen los clicks para saber en dónde podemos reforzar la campaña la próxima vez.

Para esto debemos definir las palabras clave. Debemos pensar como el cliente, saber qué es lo que buscaría y cómo lo haría para saber qué palabras utilizar que conduzcan al cliente a nuestros productos.

Cuanto menos genéricas sean las keyworks, más eficaz será nuestra campaña.

Debemos expandir nuestro funnel de marketing

Debemos comprender y analizar el comportamiento de diferentes tipos de clientes. Actualmente, podemos comprar desde cualquier lugar. Algunos posibles clientes acceden a través de su móvil, su ordenador o su  tablet a ofertas y promociones a diario, durante viajes, en el trabajo o mientras esperan por otro servicio en una sala de espera.

Podemos, como empresa, hacer crecer nuestro funnel de ventas comprendiendo a qué tipo de cliente nos dirigimos y de esta forma cómo desarrollaremos nuestra campaña SEM.

Es importante llegar a tantos buscadores únicos como sea posible, utilizando la segmentación por audiencia. De esta forma, nos dirigiremos solo a las personas que están dentro de los parámetros que caracterizan a nuestro tipo de cliente.

Si quieres leer más sobre estrategias de marketing online, emprendimiento y crecimiento empresarial, no dudes en pasarte por nuestro blog. Estos son otros artículos que pueden interesarte:

Inbound marketing vs outbound marketing | ¿En qué consiste cada una?

El producto mínimo viable (MVP) a veces no es tan mínimo.

5 pasos para construir la marca personal pare emprendedores.

shares