¿Por qué es importante establecer metas y objetivos?

Los objetivos son vitales para el establecimiento de metas claras en la administración de tu negocio. Sabemos que las tareas forman los componentes básicos de todos los objetivos en un plan de objetivos determinado. Esto significa que si queremos tener tareas efectivas, entonces es importante planear y escribir objetivos claramente definidos que puedan ofrecer los resultados deseados.

Comenzar un proyecto sin objetivos claros, direcciones específicas y un plan de acción preparado es como comenzar un viaje por carretera sin saber hacia dónde se dirige o cómo llegar allí. Perderás tiempo, gasolina, esfuerzo y sobre todo las ganas de continuar.

Si no cuentas con un objetivo claro, tu negocio puede sufrir las acciones de esto. Ya que implementar un plan de acción sin tener en claro los objetivos, así como no prever futuras acciones o imprevistos.

Claro que es imposible ver el futuro, así como poder predecir el resultado final de tu negocio, o proyecto en cuestión, puede que te sea posible definir alcances, resultados esperados, plazos de trabajo, tiempos, recursos, y con esa información es un buen avance para continuar con tu proyecto.

A continuación te daré 5 puntos clave para poder definir objetivos y no perderte en el rumbo.

 

  1. Aprende a definir que los tipos de objetivos que usarás. Si comienzas a definir tus objetivos claros al inicio y al final de tu proyecto, tu proyecto estarás más estructurado y mucho mejor definido. Pero toma en cuenta que al momento de definir objetivos, debes de ser claro y conciso, si los objetivos son demasiado generales, tu proyecto podría contar con suposiciones erróneas.
  2. Una cosa es tener un objetivo claro y un proyecto bien definido, pero algo totalmente diferente es crear un proyecto que no tenga cabida para cambios, cuando sea necesario. Es necesario conservar cierta flexibilidad para realizar cambios cuando el proyecto lo demande. Ya que como no podemos predecir el futuro, debes de prepararte para ciertos imprevistos que puedan ocurrir. Puedes realizar una bitácora de todos los cambios que has realizado, para que no pierdas la visión de por que comenzaste el proyecto por primera vez.
  3. Define qué medio comunicación usarás cuando ocurran cambios para que todas las partes interesadas sepan hacia dónde se dirige el proyecto. Evita imprevistos al finalizar el proyecto informando a todos los involucrados las actualizaciones, cambios y demás imprevistos del proyecto.
  4. Para crear tareas exitosas, los objetivos deben estar bien escritos y también deben poder medirse. Cada objetivo debe ser específico para un resultado clave que podría obtenerse de una sola función. El objetivo definido debe describir lo que debe lograrse y los pasos necesarios para ello. Si el objetivo incluye muchas funciones dentro de él, entonces la implementación de tareas no puede enfocarse en un problema en particular. Esto puede demorar más los resultados.
  5. Aclara los objetivos del proyecto y define las funciones específicas de tu equipo de proyecto. Cada miembro debe ser responsable de su fecha límite, presupuesto y alcance de la responsabilidad.

 

¿Cuándo invertir en publicidad?

En el podcast de hoy hablamos de ¿Cuándo invertir en publicidad?

– ¿Es rentable los medios convencionales? Radio, prensa escrita Tv

– ¿Es rentable la publicidad online?

– ¿Existe publicidad gratuita?

Recomendamos la herramienta gratuita: https://es.slidebean.com/: software para hacer presentaciones y diapositivas

Para los que os interese Billin os dejamos un enlace: https://www.billin.net/salesmachine . Los oyentes podrán disfrutar de 3 meses gratis de la versión Premium de Billin

Si te puede interesar más información del EMBA – Digital Leaders te dejo el enlace a la página informativa: http://executive-mba-digital-leaders….

Nos podéis encontrar en:

8 consejos para aumentar tu productividad

8 consejos para aumentar tu productividad

¿Quieres aprovechar más tu día? Si me lo preguntas a mi yo te respondo que por supuesto, a todos o al menos a la mayoría, nos gusta aprovechar al máximo nuestro tiempo.

La clave para poderte mantener competitivo en cualquier industria, es la productividad, es solamente eso, ser cada día más productivo.

Pero te tengo una buena noticia, todos podemos ser más productivos, todos podemos aumentar la cantidad de tareas que realizamos en el día. Y Puede ser mejorado lentamente, el punto es seguir avanzando.

Teniendo esto en cuenta, a continuación te presento 10 consejos que he encontrado que funcionan excepcionalmente bien y espero que puedan ayudarte a ti, para que también tengas un día más productivo.

  1. El plan es la clave

Una de las mejores maneras de seguir siendo productivo es hacer un plan para el día. Asegúrate de saber cómo quieres que tu día sea llevado a cabo, incluso antes de comenzar.

Esto puede proporcionarte una clara dirección en todo tu día, esto te ayudará a saber a que le debes de dar prioridad y que debes de dejar para después. Existen tareas urgentes y otras no tan urgentes, aprende a diferenciarlas. Para que esto funcione mejor, crea la obra del día siguiente la noche anterior para que cada mañana pases tiempo ejecutando, no planificación.

2. Divide las tareas más grandes en partes, así las harás más fácilmente.

A veces me ha pasado que tengo un proyecto tan grande, que lo comienzo a posponer. O es algo tan grande que no estoy tan seguro por donde comenzar. Para este tipo de casos lo mejor es comenzar a dividir los proyectos grandes en tareas más pequeñas. Así será más manejable.

El punto numero uno lo puedes aplicar también en este paso, divides el proyecto y comienzas a clasificar cuales son las tareas más importantes. Acto seguido, comienzas a ver cuales son las tareas secundarias y así sucesivamente.

Con esto, verás que puedes lograr más fácilmente todas tus tareas y ese proyecto tan grande, ya no se te hará tan complicado.

3. Poner prioridades … La clave de todo

Es importante cumplir primero con las tareas más importantes: siempre establece todas tus prioridades.

Averigua qué debe hacerse primero y luego vas colocando lo demás según su relevancia.

De esa manera si, no llegas a terminar todas las tareas que tienes en tu lista, no será un gran problema, porque las tareas pendientes no serán las que tienen más importancia. Debes ser tan despiadado como puedas en tu priorización. Todo esto es con el único fin de que obtengas excelentes resultados.

4. Bloquea las distracciones

Redes sociales, chats, whatsapp, juegos, televisión, todo absolutamente todo lo que te distraiga de tus tareas, bloquéalo. Y cuando digo que lo bloquees, me refiero a que no lo uses. Si sabes que tu tiempo es contado, no lo desperdicies procastinando.

5. Establece tiempos para todas tus tareas.

Una forma muy efectiva para poder enfocar toda tu concentración y energía en tus tareas, es por medio de tiempos. Comienza a establecer tiempos para cada una de tus tareas y que nada te distraiga al momento de estar haciendo esto, en cuanto el tiempo corra es momento de poner manos a la obra.

6. Toma descansos, es necesario para ser productivo

Si tú eras de los que creía que ser productivo significa no descansar, temo desilusionarte. El descanso es básico y esencial para poder ser más productivo. Si te la pasas trabajando todo el día sin descanso alguno, créeme que las ideas no fluirán, te cansarás con más facilidad y también te fastidiarás.

Tomarte un descanso puede ayudarte a ser más productivo. Un descanso de 10 a 15 minutos después de un período dedicado de el trabajo puede ayudarte a refrescarte y recargarte. Almorzar, meditar, leer un poco o encontrar alguna otra forma de relajarse por unos minutos.

7. Mantener una perspectiva positiva

Los estudios científicos lo han mostrado muchas veces: la actitud positiva puede ayudarte a mejorar tu productividad. Mira el lado bueno y tendrás más energía / tu mente estará más clara, ayudándote a identificar solucionas, resolver problemas, pensar más ágilmente. Cuando uno está pesimista, simplemente el trabajo no fluirá.

8. Saber cuando es el momento ideal

Todos tenemos periodos donde somos más o menos productivos, así que presta atención a esto. Si tú sabes que eres más productivo por las mañanas pues es cuando debes de esforzarte más, si tú sabes que eres una persona nocturna, deja las tareas más importantes para esas horas.

5 excusas que no permiten que desarrolles todo tu potencial

5  excusas que no permiten que desarrolles todo tu potencial.

«No se puede hacer», cuantas veces no he escuchado esto, muchísimas, inclusive en algún momento de mi vida, yo llegué a pensar lo mismo.

No tenía idea de la manera en la que me estaba boicoteando y bloqueando con solo decir esas palabras.

Las palabras tienen fuerza, nos hacen creer o no creer. Una idea implantada y no cuestionada puede llegar a hacer mucho daño, ya que al momento de no ponernos a analizar lo que tenemos en la mente, no podemos percibir que estamos haciendo bien y que estamos haciendo mal.

No hay nada que que te bloqué más y apague tu potencial único más fuerte que esas cuatro palabras.

No pretendo decirte que seas un falso optimista, se trata de ser realistas, en momentos de nuestra vida pasaremos por situaciones sumamente difíciles. Tal vez en ese momento nos parezca imposible y que no se puede hacer nada, pero si algo he aprendido es que siempre hay un camino, tal vez no al destino esperado, pero para todo hay una solución.

Tu y yo, no podemos permitir que las excusas invadan nuestras vidas. A pesar de los problemas o las limitaciones que cada una de nosotros tengamos, la falta de experiencia, la falta de recursos, la falta de conocimiento o inclusive la motivación, no debes de permitir que eso gané en tu vida.

«El camino a la mediocridad está pavimentado por buenas intenciones y excusas lógicas»

Te diré cinco excusas tan típicas y que no permiten que desarrollemos todo nuestro potencial

1: «No soy la persona adecuada para el trabajo»

Pero estás disponible y dispuesto a aprender ¿no?. Si no sientes que estás a la altura de la tarea que tienes entre manos, no huyas; sigue corriendo hacia el objetivo. Convéncete a ti mismo de que vas a poder lograrlo, que obtendrás los medios para realmente ser la persona adecuada.

2: «No estoy listo todavía»

Eso podría ser cierto, pero estás más preparado hoy que ayer. Puede que no se sienta listo para enfrentar el desafío que tiene ante ti, pero si la oportunidad se te está presentando en este momento, tómala. No te desmotives antes de haber comenzado, primero inténtalo, no debes de temer al fracaso.

  1. Voy a fracasar

Puedes tener éxito, pero nunca lo sabrás a menos que salgas y lo descubras. El miedo al fracaso a menudo es peor que cualquier fracaso real porque el miedo te paraliza en una vida de inactividad y, finalmente, no haces nada, jamás intentaste nada por miedo y lo peor de todo es que te arrepentirás tarde que temprano de no haberlo intentado.. Incluso si fracasas, no eres un fracaso. John Maxwell dice: «A veces ganas, a veces aprendes»

4: «No tengo las habilidades»

Puede sentir que no estás a la altura de la tarea, pero a menudo, una persona educada, de mente abierta y trabajadora tiene la tenacidad incorporada para permanecer en el juego y aprender nuevas habilidades en el camino. De hecho, te sorprenderá lo que realmente puedes hacer cuando la vida te presiona de tal manera que es o SI o SI. Lo único que tienes que hacer es continuar. Se trata de tu perspectiva. Todo se trata de la perspectiva que tengas y la idea que predomine en tu cabeza, si detectas pensamiento pesimistas, elimínalos, primero inténtalo.

5: «Alguien más lo hará»

No deje pasar una oportunidad o responsabilidad por temor a fallar o no estar a la altura. No dejes a los demás lo que tú podrías hacer. No te conformes con que alguien más lo haga, si sabes en tus adentros que podrías lograrlo, eso es rendirse antes de siquiera comenzar, delegar, evitar responsabilidades o presiones, es un grave error. Ese tipo de situaciones son necesarias para crecer como ser humano.

Realmente creo que puedes ser tan tenaz y perseverante como te lo propongas. Creo que es momento que tú también lo creas, deja la excusas a un lado y manos a la obra