fbpx
lean startup

¿Qué es el lean startup y para qué sirve?

Lean startup es un enfoque para construir nuevos negocios. Se basa en la creencia de que los empresarios deben investigar, experimentar, probar y repetir a medida que desarrollan productos. De esta forma, antes de lanzar un producto o servicio se lanzan productos interactivos para conseguir un feedback. Este feedback de clientes potenciales beneficia en el desarrollo del producto.

El concepto de Lean Start se originó a principios de la década de 2000 y se convirtió en una metodología más o menos sobre el 2010. Se llevó a cabo por los empresarios Steve Blank y Eric Ries de Silicon Valley. Tras esto, fue promovido por otros como el cofundador de Sharethrough y el CTO Rob Fan.

¿Cómo se procede con la metodología lean startup?

Las ideas que se desarrollan con el método lean startup contradicen los principios de cómo se debe afrontar el lanzamiento de un nuevo producto o servicio siendo emprendedor.

Con el pensamiento tradicional, los empresarios deberían llevar a cabo un plan de negocio de varios años. Usando esto para recaudar fondos y financiar las actividades que desarrollo de los productos o los servicios a ofrecer.

Las metodologías tradicionales defienden que el producto debe desarrollarse de forma oculta, y solo sacarlo al público una vez listo. De esta forma se mantiene todas las ideas del producto bajo la sombra. Pero el lean startup defiende todo lo contrario.

La metodología Lean Start requiere que los emprendedores comiencen sus negocios buscando un modelo de negocio, para luego probar sus ideas. El feedback de los clientes potenciales se usan para ajustar sus ideas a medida que se avanza en el desarrollo del producto final.

Características del lean startup

La metodología Lean Start también aboga por que los empresarios se involucren continuamente en este ciclo de actividades de desarrollo del producto. Deben explorar hipótesis que luego se probarán con los clientes potenciales.

Los clientes dejaran comentarios que ayudarán a mejorar el producto. Esto es el aprendizaje validado. De esta forma, se usan los comentarios de los clientes para rediseñar el producto y cambiar elementos en las fases de producción del mismo.

La idea es que una startup que use esta metodología construya un prototipo rápidamente. Este se lleve al mercado para medir el éxito del producto sin gastar recursos innecesarios y utilice los datos generados por las primeras pruebas de marketing con clientes potenciales para influir en la próxima fase de producción.

Además, la metodología Lean Start requiere que los empresarios desarrollen un producto mínimo viable, o MVP, que puedan probar. De esto ya hemos hablado en un artículo de nuestro blog. Esto aboga por que los empresarios ajusten sus productos en función de los comentarios de los clientes.

Los defensores de la metodología dicen que los principios de Lean Start aseguran que los emprendedores desarrollen productos que los clientes realmente quieren, en lugar de intentar construir negocios basados ​​en ideas no probadas. Lo cual puede hacer que se ahorre tiempo y dinero a medio plazo.

Es decir, si probamos el producto (MVP) con los clientes potenciales y estos nos hacen un feedback, podemos actualizar el producto con sus opiniones. De esta forma estaremos seguros de que lo que vamos a sacar al mercado es un producto interesante. Si, al contrario, sacamos el producto final, sin haberlo testeado con los clientes, puede que funcione o puede que no.

En el caso de que no funcione, tendremos que volver atrás y empezar de nuevo, lo que supondrá unos gastos mayores que si hubiéramos procedido con una metodología lean.

La metodología Lean startup es tendencia

Los principios de lean startup han ganado fuerza en los últimos años. Las escuelas de negocios enseñan la metodología y las empresas establecidas y las grandes corporaciones aplican ideas de lean startup a sus propias iniciativas de innovación. No es de extrañar, pues la experiencia ha demostrado que se ahorra en inversión y en tiempo de desarrollo.

El lean startup es un método que todas las empresas nuevas deberían aplicar al desarrollo de sus productos. El feedback de los clientes potenciales tiene un valor esencial a la hora de llevar a cabo el delicado trámite de sacar un nuevo producto al mercado.

Actualmente, esta metodología se está aplicando ya por grandes empresas consagradas. Han demostrado que proceder de esta forma les supone un ahorro de tiempo y dinero. Ni que decir tiene que las ventajas para una startup serán mucho más amplias, pues al comenzar con una nueva empresa siempre dependemos de una inversión inicial.

Con esto podremos disponer de una inversión mínima al principio, para crear el MVP y posteriormente desarrollar el producto final, testeado por los clientes potenciales.

Si quieres leer más sobre startups y emprendimiento no dudes en pasarte por el blog. Estos son algunos de los artículos que pueden interesarte:

Diferencias al crear una empresa online y una empresa física.

Crowdfunding para startups | Beneficios y perjuicios.

crear una empresa online

Diferencias al crear una empresa online y una empresa física

Crear una empresa online está a la orden del día. En la actualidad, los emprendedores tienen que decidir entre crear una empresa física o un negocio online. Cada una tiene unas características diferentes que afectarán al tipo de clientes, los costes y el marketing entre otros. Hoy te contamos cuáles son las diferencias entre estos dos tipos de negocio.

Diferencias de crear una empresa online y una empresa física

Puede que nos encontremos en un momento idóneo para comenzar la creación de una empresa. Es en este momento en el que nos planteamos cómo enfocar nuestro negocio, y la primera decisión que debemos tomar es si será online o físico.

El crecimiento de las nuevas tecnologías e Internet ha tenido como consecuencia el aumento de negocios online. Puede ser el momento perfecto para enfocar nuestra empresa de esta forma, aunque también depende del tipo de producto o de nuestros clientes potenciales.

Crear una empresa física

Constituir una empresa física o tradicional implica una inversión inicial que posiblemente podamos ahorrarnos si escogemos crear una empresa online.

Una empresa física implica tener una oficina o un local comercial donde desarrollar la actividad empresarial, o por lo menos gran parte de esta. Esto implica que debemos invertir en alquilar un local que tenga las características necesarias para poder desempeñar los trabajos.

Establecer la empresa en un lugar físico no solo implica el desembolso inicial del alquiler y la reforma del local, sino también las licencias pertinentes en función del negocio, la ciudad y los metros cuadrados (esto varía según la localidad).

Por otro lado, una tienda física nos permite tener un trato directo y personal con los clientes. Es mucho más fácil llegar a una venta de un producto o servicio en persona. Esto se suma a que muchos clientes quieren ver el producto.

La relación con el cliente es más directa y las ventas son inmediatas. En muchas ocasiones, un cliente puede querer adquirir un producto o servicio de forma inmediata. Con una tienda online tendrá que esperar a que el producto le llegue a casa.

La venta en una tienda física genera más confianza, los clientes pueden consultar las dudas a tiempo real. Hay una relación cliente-empresario más directa, que crea vínculos y un posible feedback casi inmediato.

Las estrategias de marketing son mucho más limitadas en una empresa física. Actualmente la mayor vía para obtener nuevos clientes es el mundo digital. Un negocio tradicional tendría que tener una presencia, aunque sea mínima, en redes, para potenciar sus productos o servicios.

Crear una empresa online

A diferencia de una tienda física, crear un negocio online implica una inversión muchísimo menor. Únicamente necesitamos el alojamiento para nuestra empresa y la inversión derivada de los productos o servicios que vamos a ofrecer.

Crear una empresa online supone un ahorro en la inversión pero también beneficia en cuanto a rapidez. Es mucho más rápido poner en marcha una empresa digital que una empresa física. Una empresa online estará disponible para los clientes 24 horas. Aunque tengamos un horario de atención al público igual que lo tendríamos con una empresa física, los clientes pueden contactar en cualquier momento con nosotros. No tienen que esperar a que la oficina esté abierta al público, pueden enviar un mail a cualquier hora del día, cualquier día de la semana.

Por otro lado hay productos que son más complejos de vender online porque requieren que el cliente los vea o porque el transporte sea complicado. Todo es cuestión del tipo de servicio que ofrezca la empresa. El alcance de una empresa online es mucho mayor que el de una empresa física. En función de nuestros servicios podemos trabajar para llegar a nuestro público objetivo solo trabajando estrategias de marketing digital.

Las redes sociales son un arma muy importante en el desarrollo de una empresa online, ya desde su nacimiento. Podemos incluso comenzar campañas antes incluso de “abrir” al público.

Puede que la fidelización del cliente sea menos directa y fácil de desarrollar con una empresa online que con una empresa física, pero podemos utilizar herramientas como el e-mail marketing para mantenernos en contacto con nuestros clientes.

En conclusión podemos decir que crear una empresa online o una empresa física depende del tipo de productos o servicios que queramos ofrecer. Depende de nuestro público objetivo, puede que nuestros clientes potenciales consuman este tipo de servicio únicamente online o todo lo contrario. En determinados negocios, como por ejemplo, la hostelería, está claro que el funcionamiento es tradicional. Aunque actualmente para el crecimiento de cualquier empresa, online o física, es necesaria la presencia en Internet, tanto redes sociales como una página web propia.

Para seguir leyendo otros post sobre crecimiento empresarial y emprendimiento puedes pasarte por nuestro blog y encontrarás todo tipo de artículos relacionados, como por ejemplo:

Las 10 claves para convertirte en emprendedor.

Crowdfunding para startups | Beneficios y perjuicios.

experiencia de usuario

Claves para crear una experiencia de usuario excelente

El 94% de los factores que afectan la primera impresión de un usuario del producto o servicio de una empresa están relacionados con el diseño. Estas primeras impresiones son extremadamente importantes. Hoy te hablamos de la importancia de crear una experiencia de usuario excelente.

Es esencial presentarles a los nuevos usuarios una experiencia maravillosa que les permita quedarse. El 95% de las aplicaciones móviles se abandonan en un mes. Y a pesar de las razones aparentemente abundantes para invertir en lo que en el mundo anglosajón se llama UX (user experience), solo la mitad de las empresas están realizando pruebas de experiencia de usuario.

Un concepto que podemos relacionar con UX es UI (User Interface). Abajo te contamos las diferencias y en qué se relacionan.

Diferencias entre UX y UI

UX, que se refiere a la experiencia del usuario. Se trata de un proceso en el que se investiga y desarrollan los aspectos sobre cómo interactúa una empresa con el usuario. Esto tiene como fin garantizar la satisfacción de las necesidades de este.

El diseñador de UX se asegura de que los usuarios encuentren el valor que se busca cuando interactúan con el producto o servicio final de la empresa.

Por otro lado, el diseñador de UI se encarga del apartado estético. Se encarga de la presentación de un producto o servicio. Pero esto no quiere decir que únicamente seleccione un logotipo y unas imágenes y lo dé como finalizado. También es responsable de cómo todo el conjunto resultante se complementa dentro de la web.

El diseñador de UI se encarga, entre otras cosas, de desarrollar el tipo de iconos o botones que podemos encontrar en una aplicación o web y con las que el usuario interactuará.

De esta forma, el trabajo del diseñador de UX y el diseñador de UI están plenamente relacionadas y se deben complementar para que todo funcione a la perfección y el usuario tenga la mejor experiencia posible.

El problema de usabilidad

El diseño de UX es un esfuerzo complejo, que se basa en las herramientas de muchas disciplinas para hacer felices a los usuarios. La columna vertebral de cualquier gran experiencia de usuario es la usabilidad.

Diseñar la usabilidad en su producto, sin embargo, es complicado. Es imposible aislar la usabilidad de los otros elementos de la experiencia. La usabilidad existe (o no lo hace) basada en las interacciones entre estos elementos. Entonces, cuando surgen problemas de usabilidad, puede ser difícil saber dónde mirar. Esto significa que los problemas de este tipo a menudo no se controlan hasta que es demasiado tarde.

Es importante dedicar tiempo a plantearnos cómo crear una experiencia de usuario perfecta.

Cómo crear una gran experiencia de usuario excelente

Muchas de las reglas y directrices que existen están basadas en investigaciones, pero es posible que no todos los indicadores se apliquen a su sitio web o aplicación. La mejor manera de crear una buena experiencia de usuario es probar el producto con los usuarios.

Este proceso comienza mientras el producto está en desarrollo. Si espera hasta el final, nos podríamos dar cuenta de que hay demasiados problemas para solucionar o que el enfoque general no es del todo correcto. Prueba temprano, prueba a menudo. Aquí hay algunos otros consejos cuando se esfuerza por construir una buena experiencia de usuario.

Averigua quién es tu usuario

Es primordial analizar al usuario para poder definir el producto y dirigirlo al público específico de la mejor forma posible. Debemos tener claro qué espera del producto y cómo es la mejor forma de acercárselo.

Usabilidad de la aplicación o web

Debemos comprobar que todos los procesos que tenemos de cara a los usuarios funcionan correctamente. Hay que evitar que los futuros clientes se frustren al haber fallos en la forma que acceden a nuestros servicios o productos.

Accesibilidad

Esta parte es especialmente importante porque podemos olvidarnos fácilmente de ella. Debemos recordar que todos los usuarios son diferentes y algunos pueden tener ciertas dificultades para acceder a según qué contenidos. Intenta lograr que la web cumpla con los estándares de accesibilidad.

Ten en cuenta el contexto y mantente actualizado

Crear un buen espacio web o una aplicación dirigida a los usuarios no consiste solo en crearla y olvidarnos. Debemos actualizar los recursos de nuestro sitio para estar al día respecto a los cambios en tendencias. Es importante que esté al día para que la experiencia de usuario sea perfecta en cualquier momento.

Menos siempre es más

Tomar una dirección sencilla y explícita es la mejor de las decisiones. No sobrecargar de información el sitio o la aplicación ayudará a que el usuario pueda acceder a ella de forma progresiva sin abrumarse. Es importante orientar el sitio con una perspectiva general, donde los departamentos de marketing, ventas o diseño trabajen juntos para conseguir la mejor experiencia de usuario.

Si quieres leer más sobre emprendimiento y crecimiento empresarial, no dudes en pasarte por nuestro blog. Si tienes dudas puedes echar un vistazo en la sección de consultoría para ver los servicios dirigidos a profesionales.

5 pasos para construir la marca personal para emprendedores

5 pasos para construir la marca personal para emprendedores

La marca personal es aquello que nos caracteriza. No se trata de lo que cada uno dice sobre sí mismo, sino lo que otros perciben que somos. Construir una buena marca personal para emprendedores es uno de los puntos más importantes para alcanzar el éxito en el mundo de los negocios.

Hoy te hablamos de los pasos que debes dar para construir la marca personal perfecta y cómo la innovación y la imagen exterior que damos a los demás es muy importante para conseguir nuestro propósito.

En la actualidad, el trabajo en la red se ha convertido en una de las herramientas clave para el desarrollo de la marca personal, y a continuación te contamos qué pasos seguir para conseguirlo.

5 pasos para crear una marca personal para emprendedores

La marca personal está formada por las diferentes percepciones e impresiones con las que el resto de personas te identifican. Trabajar estas impresiones desde dentro es fundamental para conseguir que desde fuera nos perciban como pretendemos. La marca personal es esencial para conseguir tus objetivos como emprendedor.

Céntrate en ti mismo y diferénciate de los demás

Construir la marca personal para emprendedores es una tarea que debemos desarrollar desde dentro. Debes definir quién eres, cuáles son tus valores, qué puedes ofrecer que te diferencie y cuál es tu historia.

Es importante centrarnos en temas específicos para que los demás nos identifiquen por lo que hacemos y cómo lo hacemos. Debemos centrarnos en uno o dos campos, a ser posible que estén relacionados entre sí.

Define a qué quieres que te asocien y céntrate en ello.

Debes buscar lo que te diferencia de los demás y vender tu propia imagen como marca.

Define tus objetivos y crea una estrategia

Tienes que tener claro qué quieres conseguir como emprendedor. Ten esto presente desde el principio y a cada decisión que tomes.

Tienes que plantearte cuál es la razón por la que quieres desarrollar tu marca y dónde quieres llegar en un plazo de tiempo a medio o largo plazo.

Decide cuál es el mensaje que quieres transmitir con tu marca y cuál es el tono en el que te dirigirás a tus futuros clientes. Para esto debes tener claro quiénes son tus clientes, porque en función de a qué tipo de personas (edad, género, estatus) te quieras dirigir, tendrás que hacerlo en un tono u otro.

Hacer estudios de mercado puede ser ideal antes de lanzarte del todo a la piscina. De esta forma conocerás exactamente lo que quieres conseguir y tendrás una idea más definida de la forma adecuada para llegar a ello.

Plan de acción e innovación

Una vez que sabes qué quieres conseguir, pasamos al siguiente paso para construir una marca personal para emprendedores.

Ya tienes claros tus objetivos y a quién te quieres dirigir, ahora es momento de planificar cómo lo harás y de pensar en la forma de innovar.

La innovación tiene relación con la diferenciación respecto a la competencia, directa o indirecta. Debes plantearte cómo se están haciendo las cosas, analizar los mecanismos y estrategias que funcionan y cómo hacerlo igual de bien pero innovando para diferenciarte.

Ahora debes planificar lo que vas a hacer, las herramientas que vas a utilizar para tu estrategia y cómo vas a medir los resultados.

Es el momento de hacer un programa para plantearte las fechas para lograr ciertos objetivos. También las oportunidades y las posibles colaboraciones.

Visibilidad en internet

Construir una marca personal para emprendedores es una tarea que, actualmente, llevamos a cabo principalmente usando las redes sociales y las nuevas tecnologías.

Una web y un blog son herramientas esenciales en la estrategia de marketing y para crear una buena marca personal, pero las redes sociales son elementos que debemos usar diariamente, para atraer a los futuros clientes a nuestra web y blog.

La presencia en internet es importantísima para trabajar la marca personal. Previamente debes decidir dónde se mueven tus posibles clientes, para emplear toda la energía en esa red o redes sociales.

Mantener la constancia

Para conseguir crear una imagen de marca definitiva, hay que ser constante. Una vez des el paso, mira hacia delante y sé proactivo. Crear una marca personal para emprendedores no se consigue de la noche a la mañana. Una buena planificación es necesaria para poder llevar a cabo el proyecto pero también es muy importante mantener la constancia.

Debes tener en cuenta que es posible que haga falta insistir, pero con un buen comienzo el camino será más recto.

No olvides aprovechar las oportunidades y hacer co-branding si es necesario. Esto último te abrirá nuevos campos donde habrá más clientes potenciales.

Espero que estos pasos para construir una marca personal te sirvan de guía y te hayan resultado útiles. Si quieres leer más sobre emprendimiento, puedes leer algunos de nuestros otros artículos en mi blog:

Las 10 claves para convertirte en emprendedor.

Disciplina: la clave del éxito.

Siendo un buen emprendedor.

Y por último, no dudes en consultar los cursos en activo para ser todo un experto en marketing o bien nuestro servicio de consultoría, por si todavía tienes dudas, resolverlas sin ningún tipo de compromiso.