fbpx

¿Qué hacer si te sientes estancado y sin motivación?

En algunos momentos te podrás sentir estancado y sin motivación. Créeme que es algo normal, a veces de tanto andar te puedes cansar y creo que es algo totalmente entendible.

¿Siente que te falta motivación para hacer las cosas? Creo que todos hemos pasado por eso también, lo que antes nos motivaba para seguir adelante, ahora ya no tiene el mismo efecto. ¿Y te preguntas el por qué?, no sabes que es lo que pasa, pero ya no está esa motivación.

Es por eso que me he tomado el tiempo de escribir este artículo para decirte qué es lo que debes de hacer cuando te encuentres en esta situación.

1) Recuerda como te hace sentir tu objetivo

Digamos que tienes algo en momento, y te has propuesto a hacerlo. Pese a tal vez temores o dificultades, lo comenzaste. ¿Sientes esa emoción no?, ¿te emociona la idea?, porque de no ser así, ese podría ser el primer indicativo por el cuál no estás sintiendo motivación y ahora te encuentras estancado.

Si no hay motivación desde el principio, es momento de seguir adelante, NEXT, lo que sigue, no pierdas más tu tiempo.

2) Identifica, ¿qué es lo que te desmotiva?

Si no puedes lograr avanzar en el camino para alcanzar lo que te propones, ¿cuál es el problema?

  • ¿Te disgusta el trabajo en sí?
  • ¿Sientes poca emoción acerca de tu espacio de trabajo o entorno?
  • ¿Hay alguna situación personal que te esté afectando al punto de afectar todo lo demás?

Siempre hay una causa, y es momento que te sientes y te enfrentes a esa situación. Enfrentes las causas de que te sientes estancado.

A menudo, descubrirás que no es que sufras un problema de motivación, simplemente las circunstancias te está afectando y debes de tomar cartas en el asunto.

3) ¿Te falta confianza? Y problemas de autoestima

Si notas que no es tu ambiente externo, entonces es momento de analizar tu situación interna.

Muchas personas se estancan porque se boicotean, es totalmente cierto. Creo que nuestro mejor aliado o peor enemigo somos nosotros mismos. Nosotros tenemos el poder de tanto, pero a veces no lo notamos.

La falta de confianza es un factor importante para una falta de motivación. Muchas veces las personas se preguntan, ¿qué fue lo que les hizo pensar que realmente podrían?, Que realmente eran merecedores de soñar o de establecer objetivos altos.

Puede que tengas miedo de no tener lo que se necesita, de no ser suficiente. Miedo de fracasar.  No eres la primer persona que pasa por esto, ni serás la última. Pero es algo normal y es un proceso común cuando estás trás de algo, la forma de superar esos miedos es enfrentarlos, intentar, no pensar en un panorama catastrófico, esperar lo mejor y seguir adelante.

4) Resistirse es natural

Pues si, pasa, y bastante. Muchas veces al tomar caminos desconocidos se nos viene encima un sentimiento de resistencia. Esto está muy ligado a una zona de comfort. ¿Para que arriesgarte con algo que no conoces, cuando tienes algo “seguro”?, pero déjame decirte algo, la seguridad NO existe. NO hay nada seguro, todo es una ilusión, y a mi parecer es mejor emprender y aventurarte, que quedarte estancado en lo conocido y trivial. Vamos, vida solo hay una.

Recuerda que tal vez en algún momento de tu vida pases por esto, pero está bien. No es malo caerte, tropezar, fracasar, lo malo es no querer levantarte. Recuerda porque empezaste, recuerda la persona que eras cuando te planteaste ese objetivo y vuelve a ella. Solo tú tienes la decisión.

 

Desarrollándote como un buen líder

Sí, es verdad que algunas personas nacen con más disposición a ser líderes, ya sea por la vida que llevaron o lo que aprendieron, experiencias, etc. Si claro, eso no lo negaré, pero ser líder es una habilidad y como toda habilidad se puede desarrollar 😉

Y es que si no lo practicas, no importa que seas un líder nato, la práctica es necesaria para todo.

Hay ciertos puntos claves que debes de implementar si quieres llegar a ser un buen líder, un líder fuerte. Muchas personas desean convertirse en uno, pero no todos están dispuestos a pagar el precio.

¿Estás dispuesto a pagarlo? Te diré que es lo que hay que hacer.

Los retos te hacen más fuerte

Nunca sabes que tan fuerte eres, hasta que ser fuerte es tu única opción. Ponernos en situaciones donde sabemos que debemos de dar el máximo para salir adelante es una excelente técnica para sacar a ese líder que llevamos dentro.

Cuando aceptamos el reto, lo tomamos y lo hacemos nuestros, desarrollamos un potencial que tal vez creías que no eras capaz de tener. Pero te puedes sorprender, porque cuando te lo propones, lo puedes lograr, tenlo por seguro.

Si bien algunos pueden argumentar que es mejor recompensar que desafiar, cuando se trata del desarrollo del liderazgo, las recompensas solo refuerzan el comportamiento existente, mientras que los desafíos ayudan a una persona a crecer personal y profesionalmente.

Involúcrate en el proceso

No puedes liderar algo si no sabes cómo hacerlo, creo que estamos claros en esto. Para ser un líder fuerte, es necesario que sepa por lo que los demás tienen que pasar para hacerlo o no.

Es decir, no puedes decirle a una persona como barrer si tú jamás en tu vida has agarrado una escoba. Es necesario que te involucres en el proceso, sepas como es, que conlleva, que se necesita. Esto hará que seas más comprensivo y empático.

Me he topado con muchas personas que quieren ser lideres, pero quieren dirigir a las personas sin saber como es el proceso, eso es un gravísimo error. Al no tener idea de todo el trabajo que conlleva no podrás dirigir. Es algo tan simple pero para muchos no es muy fácil de hacer.

Humildad

Este punto tiene que ver con lo anteriormente mencionado, ser fuerte no significa que debas ser tirano, un líder es sinónimo de humildad. Muchas personas confunden un líder con un jefe, pero no entienden que es todo lo contrario. La humildad involucra muchas cosas, desde el hecho de aceptar que siempre habrá alguien que sepa más que tú y que puedes delegar libremente a esa persona alguna trabajo, tarea o área de tu empresa por ejemplo. La humildad consiste en saber que eres humano y que no eres un Dios, eres un líder, las personas confían en ti, pero eso no significa que no puedas equivocarte, cometer errores, es normal, aceptarlo, es ser humilde.

Motivar, inspirar y dar el ejemplo

La mejor manera de transmitir algo a los demás es mediante el ejemplo, si tú predicas algo, debes de aplicar a tu vida. No puedes ser incoherente, diciendo una cosa y haciendo otra totalmente diferente. Eso hace que las personas pierdan la confianza en ti y los desanimes.

Tú eres el ejemplo a seguir, debes de tener eso siempre en cuenta. Tampoco te presiones, como te comento arriba, eres humano, errores cometerás, la perfección no existe. Pero si tratas de ser cada día una mejor persona para ti y los demás, esas personas que quieres motivar, tenlo por seguro que apreciarán tu esfuerzo.

Como menciono, muchas personas quieren ser lideres, pero no todas están dispuestas a pagar el precio. Es un proceso de mejora constante, requiere esfuerzo, dedicación, visión, compromiso, disciplina y mucho más.

Solo recuerda que todo lo que menciono es algo que te hará bien, no solo ayudará a los demás, sino a ti.

 

80 Riesgos a evaluar antes de emprender [sales machine]

En este capitulo de Sales Machine os ayudamos a evaluar antes de emprender, desde cuatro puntos de vista:

  • Personal
  • Familiar
  • Económico
  • Interna.

Nos podéis encontrar en:

[Clase Online en directo 18 Octubre 2018 19:00 Hora España] https://www.danielronceros.com/ventas…

¿Cómo superar un mal día?

Todos hemos pasado por un mal día en el trabajo, es algo normal. Hay días buenos y hay días malos.

Tal vez sientas que esos días malos nunca acabarán, pero te puedo decir que mucho se basa en la actitud con la que tomes los malos días y el enfoque.

Para superarlo, recuerda que tú tienes el control de como tomarlo, tal vez no puedas controlar lo que ocurre afuera pero si como te sientes por dentro.

Cambiando tu enfoque

Si estás pasando por un mal día, te recomiendo que cambies de enfoque. Puedes hacer actividades que te ayuden como pasear por la calle, por el parque, que convivas con algún amigo, ir a hacer ejercicio, etc. Si estás teniendo un mal día, te recomiendo que te salgas de tus horas laborales y las inviertas en algo que te ayude a olvidarlo, esto te reconfortará mentalmente.  Si te resulta difícil sacarte el trabajo de la cabeza, haz un esfuerzo para concentrarte en lo que estés haciendo.

Come lo que te gusta.

La comida puede ayudarte con tu mal día y puede ayudarte mucho. Está científicamente comprobado que alimentos que contienen azúcar o lácteos como el queso producen felicidad. Si estás teniendo un día realmente difícil te recomiendo que comas algo que realmente te encante.

Escucha música que te produzca felicidad.

Cuando escuchas música que te gusta, tu cuerpo libera dopamina, que se asocia con el placer y la motivación. Todos tenemos esas canciones que nos animan y cuando tenemos un día difícil, tenemos algunas favoritas.

Haz planes para hacer algo que te encante.

Hacer cosas que nos gusten nos producen felicidad, eso está comprobado. No siempre podrás hacerlo el mismo día, pero con el simple hecho de planearlo puede resultarte placentero. Por ejemplo un viaje, el simple hecho de saber que pronto estarás viajando es reconfortante. Así que anímate y hazlo. Planea!

Es solo un mal día, no una mala vida.

Realmente me encanta esta frase, es solo un mal día no una mala vida. Pensar en esto te puede ayudar a que tu día sea más llevadero. Es solo una mala experiencia que pasará, porque todo pasa, siempre. Y mañana tendrás una oportunidad de hacer mejor las cosas, de pasarla mejor.  Así que si estás teniendo un muy mal día, recuerda que siempre hay un mañana, siempre hay una nueva oportunidad y que esto también pasará. También recuerda que hay días grises, pero a veces son necesarios para amar los días soleados.

 

 

5 maneras de convertirte en una persona creativa

Muchas personas dicen que se nace siendo creativa y otras aseguran que llegar a serlo puede resultar muy difícil.

Si tú eres de las personas que crees que solamente se nace siendo creativo, piénsalo de nuevo.

Los expertos dicen que todos tenemos una fuente de energía creativa. El secreto es cómo saberla usar.

La creatividad es una habilidad que debe aprenderse, practicarse y desarrollarse, como cualquier otra. El malabarismo requiere práctica, al igual que navegar, programar y conducir un automóvil. La creatividad no es diferente. Cuanto más hagas de la creatividad parte de tu vida diaria, más crecerá.

Entonces, ¿cómo haces que la creatividad sea parte de tu vida diaria? Aquí hay algunas sugerencias que creo que te serán sumamente útiles, y lo mejor de todo es que puedes comenzar a aplicarlas en este mismo momento.

 

  • Sal de la rutina diaria. Para poder ser creativo, se debe de romper con lo establecido. Si cuentas con una rutina diaria, esta tarde que temprano te encasillará y tal vez batalles un poco más a la hora de querer practicar tu lado creativo. Es por eso que te recomiendo que pruebes  otras actividades, experimentes cosas nuevas, esto definitivamente te ayudará a ser más creativa, pensarás diferente, saldrás de la caja. La creatividad significa hacer asociaciones entre las cosas que sabes y las experiencias que tienes.

 

  • Aprende a escuchar y observar todo lo que está alrededor. Esto te puede servir de inspiración, de verdad es algo que te resultará sumamente útil. El observar, no mirar, sino observar nos lleva a un proceso de análisis que nos obligará a pensar más y más. El análisis siempre es bueno si quieres empaparte de nuevas ideas.

 

  • Saca tiempo para realizar actividades creativas. Salirse de lo establecido, de las barreras mentales, ese es el principal objetivo para poder ser más creativo. Es por eso que te recomiendo que te tomes el tiempo de realizar actividades creativas, que te ayuden a pensar fuera de la caja, que tu mente no sea un cuadrado, sino un espiral, por donde fluyen las ideas. Ponte a pensar en actividades que creas te pueden ayudar a ser más creativo y comienza a practicarlas.

 

  • Hacer de la innovación una regla diaria. Nunca te conformes con menos, no te demandes lo mínimo, ser creativo es pasar los límites mentales, esos límites que muchas veces tenemos tan plantados en la cabeza, que creemos que no hay otra manera de hacer las cosas. Siempre busca innovar, se diferente. Esto te ayudará a tener más opciones a la mano. Siempre busca lo diferente y claro, que solucione el problema.

 

  • Relájate. Para ser creativo necesitas crear un entorno donde puedas pensar claramente, tu entorno debe de ser un entorno tranquilo, que te brinde paz y relejación, esto te ayudará a escuchar tus ideas. Llénate de energía positiva, pon tu mente en blanco para que te puedas enfocar en lo que verdaderamente necesitas, enfocar tu energía en eso.

Lo mejor de todo esto, es que estos consejos puedes comenzarlos a practicarlos desde ya, tú eliges el cómo y el cuando.

¿Cómo crear un proceso de ventas que funcione?

En este podcast os explicamos los puntos clave para crear un proceso de ventas automáticos o no.

Lo importante es que el proceso funcione y os genere ventas a un coste razonable.

Original es: https://www.spreaker.com/user/luisfon…

Nos podéis encontrar en:

¿Todos podemos ser líderes?

Muchas veces me han hecho esta pregunta, ¿todos podemos ser líderes?

Es una pregunta desafiante, y puede que la respuesta no les guste a muchos, pero creo que todos podemos ser líderes, la cuestión es si todos QUEREMOS ser líderes.

¿Qué es ser un líder?

Muchas ideas se vienen a mi mente cuando escucho la palabra “líder”, algunos lo relacionan con una persona que es digna de admirar, algunos otros un ejemplo a seguir, otros dicen que tiene que ver más con la humildad.

Para mí, ser un líder es alguien dispuesto a motivar, impulsar y ver por los demás. Un líder es alguien que tiene un nivel de empatía grande, es alguien que no juzga premeditadamente, si es alguien que es una persona ejemplo.

Pero creo que los líderes no van con ese objetivo por la vida, los líderes quieren el bien común y por añadidura, se convierten en personas admiradas y seguidas.

Ser líder no es tener el control de las cosas, un líder es alguien que no busca controlar, sino mejorar, influir de una forma positiva.

Dicho esto, dicho ya mi concepto de lo que significa ser un verdadero líder, vuelvo al punto inicial.

Creo que si realmente lo deseas y no por la admiración, sino porque eres una persona preocupada por el bien común, puedes llegar a ser un gran líder.

Pero creo que en estas épocas tenemos una escasez de líderes, tenemosescasez de personas que busquen un bien común. Y no es que quiera sonar pesimista, creo que estoy siendo sumamente realista.

Un líder sale del cuadro, de lo establecido, no para hacer algo malo, sino para mejorar, innovar, proponer y promover.

Y cuando digo que el mundo tiene una carencia de líderes, es porque veo personas que siguen lo establecido y muchas veces no se toman ni el tiempo de cuestionar.

Su nivel de empatía es mínimo, su avaricia o hambre de sobresalir es más grande que hacer algo más por gente que lo necesite.

Nos hemos vuelto hasta cierto punto egoístas, ya no buscamos un bien común, buscamos lo que mejor nos acomode y se acabó. Y si, el mundo necesita más líderes y menos ovejas que solo siguen lo establecido y no se atreven a arriesgarse por más.

El mundo pertenece a aquellos que están dispuestos a arriesgar, el temor, creo yo, también es un punto clave para la escasez de líderes hoy en día. Tenemos tanto miedo a arriesgarnos que preferimos seguir en esa zona de confort, donde aunque no estemos contentos, estamos dentro de lo que cabe “bien” y podemos seguir así.

Entonces acto seguido viene una actitud mediocre, todo lo opuesto a un líder. Porque los líderes como todos, conocen la mediocridad, solo que no dan cabida a eso en sus vidas.

Yo creo que efectivamente, todos podemos ser líderes, pero no todos quieren hacerlo. Muy en el fondo desearían que las cosas fueran diferentes, pero no están haciendo nada para lograr ese cambio.

¿Crees que tienes lo suficiente para ser un líder?, y si así lo crees, ¿qué estás haciendo para convertirte en la personas que desearías ser?

Estamos llenos de sueños, de anhelos, pero a veces no somos capaces de mover un solo dedo para comenzar el verdadero cambio. Es la pereza, la mediocridad, el miedo y el egoísmo en muchas personas lo que les impide ser líderes.

Y también claro, están las personas que no se sienten merecedoras de serlo, esto ya va más ligado a la autoestima de cada quien. El coraje, la perseverancia, la disciplina, la empatía y muchas cualidades más que hacen a un líder lo que es, no salen de la noche a la mañana, se trabaja por ellas, arduamente.

Tengo una tarea para ti, en la mañana que te veas al espejo, pregúntate si realmente te estás convirtiendo en la personas que deseas ser, en la persona que soñaste. Y si no es así, te recomiendo que analices tu vida, objetivamente (puede ser difícil pero no imposible), y te preguntes en donde estás, y que estás haciendo, para convertirte en un líder.

Abriendo camino ante la adversidad

“Son tiempos difíciles” me decía Carlos, un amigo, hace algunos días mientras tomábamos un café y charlábamos.

“Mira, te cuento que creo que son tiempos difíciles, las cosas ya no son como antes, antes era más fácil ser independiente, crear tu propia empresa” me comentaba y proseguía.

“Ahora, el mundo está en crisis, la estabilidad económica es un mito ya, yo veo crisis por todos lados”, y mientras lo escuchaba como se desahogaba conmigo, le pregunté lo siguiente.

“Mira Carlos, ¿cuándo han sido tiempos fáciles?”, cuando era más joven, escuche la misma historia.

Los tiempos son difíciles para la persona que quiere que sea difíciles, el emprendedor aprende a ver oportunidades donde los demás solo ven los problemas.

Proseguí diciéndole, que muchas de las trabas que tenemos, son más mentales que reales. Vamos, a veces en nuestra mente, creamos escenarios catastróficos de sucesos que no han ocurrido. Nos dejamos invadir por el pesimismo, nos creemos lo que los demás nos repiten y no nos permitimos experimentar por cuenta propia las cosas.

Carlos se quedó callado, pensando, que tal vez tenía razón… “Carlos… tú sigues en tu empleo “seguro”, no has tomado ese paso de emprender, porque sigues repitiéndote una y otra vez que los tiempos son difíciles, tú mismo te has programado para no lograr lo que te propones, ¿qué no lo ves?”, le comenté.

Se quedó callado, como pasmado, se dio cuenta en ese preciso instante, que lo que decía no era una chorrada. Era algo real, jamás se había dado la oportunidad de emprender, por temor a un escenario INEXISTENTE.

¡Vaya dilema!, ¿cuantas veces no nos hemos bloqueado por temor a cosas que NO EXISTEN?, Carlos era uno de esas personas, que como tú o como yo, muchas veces nos hemos frenado por temor.

Los tiempos no son difíciles, ni fáciles, los tiempos son los tiempos y se acabó. Si tú como Carlos, te vas a impedir experimentar por lo que otros digan, estás perdido, acabado, que va, no has ni empezado el juego y ya te das por perdido.

Nadie, absolutamente nadie merece estar en un trabajo que no ame, no merece estar en un trabajo que no ama porque es algo “seguro”, porque recibes una nómina. Eso tarde que temprano va a terminar consumiéndote, te va a acabar.

Un día te despertarás infeliz, insatisfecho, cansado, harto, porque no estás haciendo lo que deseas, lo que realmente quieres hacer.

Carlos, era uno de ellos, un hombre que vivía para su trabajo, no para él mismo. Tememos fracasar, pero jamás nos damos la oportunidad de siquiera intentarlo.

Y es que fracasar no es algo malo, debes de quitarte esa idea de la cabeza, el fracaso es aprendizaje, es parte de la vida, no siempre vamos a triunfar, no siempre va a salir todo como lo deseamos.

Pero más vale intentarlo a quedarte con las ganas de haberlo hecho, un día eres joven y al siguiente te despiertas con un par de años encima. No quisiera que llegarás a ese momento en el cuál te preguntas qué fue lo que hiciste con tu vida todo este tiempo.

Y es que el tiempo NO lo tenemos comprado, hoy estás y mañana ya no. Y muchas veces nos detenemos, nos bloqueamos porque creemos que tenemos tiempo, y dejamos las cosas para después, y a veces ya no existe ese después, a veces es AHORA O NUNCA.

Sé que puede sonar muy trillado, pero es que es una verdad absoluta. Los tiempos siempre cambian y la adversidad puede funcionar como una catapulta para tu éxito, para lograr lo que te propongas. Todo está en tu mente, ¿eres ganador o perdedor?

Y es que como le comenté a Carlos aquella tarde, todo está en ti. Jamás me cansaré de repetir que cuando cambiamos una idea, cambiamos nuestro destino.

Las ideas se pueden moldear, cambiar, eliminar, nosotros tenemos ese poder y es increíble que no lo estemos aprovechando.

La mente es sumamente poderosa, tenemos el PODER de crear, de forjar nuestro destino, las decisiones que tomemos hoy, harán eco en el mañana.

¿Qué decisiones estás tomando?

Te invito a que como Carlos, dejes de repetir algo que no has vivido, que te arriesgues, que tomes el control de tu futuro, de tu presente, de tu vida.

Te invito a que lo hagas, no te quedes con la duda. Si haces lo que realmente quieres, lo que amas, créeme que el éxito llegará, porque así funciona la vida. Hacemos lo que amamos por amor, el dinero viene por añadidura.

¿Qué estás haciendo de tu vida?, ¿crees que tienes tiempo?, analízalo HOY, no mañana, HOY.

Aprende a lidiar con el estrés diario

Vivimos en tiempos donde la palabra estrés se nos hace sumamente familiar, es algo que vemos todos los días y hemos llegado a sufrir en alguna ocasión.

El mundo va tan rápido que mucha gente está estresada constantemente.

Muchas veces estamos tan enfocados en nuestro trabajo, nuestra vida laboral, que se nos olvida lo más importante, nosotros, nos descuidamos.

Ser una persona exitosa y estar en un proceso de mejora constante puede llegar a ser agotador, eso nos puede producir estrés.

Créeme, entiendo perfectamente el estrés, la presión que muchas veces vivimos por ser unas personas emprendedoras y ambiciosas.

Y es que estar en mejora constante, no es algo malo, para nada. Lo malo es cuando permitimos que el estrés controle nuestras vidas y es cuando vienen los problemas.

Quiero que entiendas que es totalmente normal sentir estrés, pero debemos de aprender a controlarlo, no que el estrés nos controle a nosotros.

Es por eso que me he dado a la tarea de mencionar algunas técnicas sumamente valiosas para lidiar con el estrés.

Líbrate de la fuente de tu estrés

El estrés siempre tiene un motivo para existir, es por eso que debes de identificar la fuente. Generalmente puede ser tu trabajo, en muchos casos.

Pero este puede ser solo un panorama, lo que quiero decir, es que debes de identificar la fuente de tu estrés y deshacerte de ella.

Tal vez pueda ser difícil al principio, pero si te trae mas malos momentos que buenos, es momento de reconsiderar que rumbo está tomando tu vida.

 Meditación

Tu mente, es la fuente de todos tus pensamientos, los buenos y los malos.

Nuestra mente es como una maquina que está todo el tiempo trabajando, no para nunca, a menos que nosotros hagamos que pare.

La meditación te puede ayudar a poner tu mente en blanco, a descansar tu mente, a calmar la maquina, a ponerla en reposo.

Es sumamente importante tener una mente tranquila, relajada, que piense fríamente.

El estrés se puede recudirse notoriamente con la meditación.

Haz ejercicio

Otra manera para liberarse del estrés es haciendo ejercicio.

El ejercicio es sumamente importante, te mantiene sano, es una forma de liberarte del estrés y las preocupaciones diarias y te da una buena calidad de vida.

Puede que creas que no tienes tiempo, pero créeme que siempre hay tiempo. Con 40 minutos diarios es más que suficiente para que te liberes de ese estrés que te atormenta.

Come sano

Comer sano es parte primordial de cuidarnos y reducir el estrés.

Cuando pasamos por momento tensos, tenemos enojo, nuestro cuerpo en general sufre, pero sobre todo nuestro estómago.

¿No te ha pasado que estás bajo mucha presión y sientes un vació o alguna sensación extraña en tu estómago?

Nuestro estómago es como nuestro segundo cerebro, y es por eso que debemos de cuidarlo muchísimo.

Comer sano es una manera de consentir y cuidar nuestro estómago. Imagina que haces pasar a tu estómago por malos momentos por el estrés y aparte la comida chatarra. Es doble problema.

También puedes consumir hierbas y plantas que tienen un efecto calmante y estimulante en nuestros estómagos.

Descansa lo suficiente

Si tu trabajo o vida es estresante, si te encuentras bajo presión diariamente, si tu ritmo de vida es sumamente acelerado. Es necesario descansar bien.

Al principio de este post te comenté que es necesario cuidarnos, invertir tiempo en nosotros mismos.

Dormir es esencial para poder rendir en nuestro día a día.

Nuestro cuerpo necesita descansar y dormir lo suficiente para poder estar bien, para poder estar sanos y tranquilos.

El sueño es un mecanismo natural que permite a nuestro cuerpo restaurar sus reservas de energía y también es una forma natural de lidiar con el estrés.

Si no duermes lo suficiente el estrés comenzará a acumularse y te pondrás peor.

Pero si dormimos lo suficiente cada noche, nuestra tolerancia al estrés aumenta mucho y nuestro estado de alerta durante el día se mantiene elevado.

Estos son solo algunos consejos, sin embargo, si tienes en mente otras actividades que te ayuden a relajarte, como tomar unas vacaciones, adelante. Recuerda que el estrés no debe de dominar tu vida, debes de vivir en paz, en calma. Nada es más valioso que nuestra tranquilidad, nuestro bienestar.

Elimina las creencias que impiden tu crecimiento

Todos tenemos creencias, estas creencias pueden ser de ayuda o pueden estar bloqueando tu camino al crecimiento.

Hablemos hoy de las creencias que limitan, esas que te impiden tener una vida más plena.

Algunos claros ejemplos de estas creencias podrían ser:

  • No soy lo suficientemente bueno
  • No se hacer eso
  • Esto está fuera de alcance
  • No podré hacerlo
  • Yo no soy bueno para hacer este tipo de cosas

¿Te identificas con alguna?, bueno son este tipo de creencias las que impiden que crezcas, que te superes cada día de tu vida.

Este tipo de creencias se van creando a través del tiempo, muchas veces son inclusive heredadas, o instaladas por amigos, familia, educación, ambiente en el que te desenvuelves.

Muchas veces ya tienes estas creencias tan instaladas y automatizadas que no te das cuenta cuando están emergiendo en determinados momentos.

Muchas veces no nos damos cuenta de estas creencias, y muchas veces no es culpa tuya que estas creencias existan, pero si es tu responsabilidad tomar medidas para poder eliminarlas de tu vida.

Es por eso que hoy te diré como eliminar estas creencias de una vez por todas y tomar el control de tu vida, de tus decisiones y de tu camino al crecimiento.

Cada vez que te topes con una creencia que te esté limitando repite este proceso


Identifica la creencia limitante

En el momento que tu mente comience a boicotearte, enfócate a la tarea de identificar esta creencia que te está limitando y bloqueando.

¿A qué le tienes miedo?, ¿qué te está deteniendo?, comienza a hacerte estas preguntas que harán que tus creencias broten y comprendas como está funcionando tu mente.

En el momento que lo identifiques vas al segundo paso que sería


Enfrente la creencia

Enfréntala, ahora que lo identificaste es momento de enfrentarlo. ¿Cómo? Empieza a mencionar las razones por las cuales estas creencias están presentes, es decir, ahora comienza a preguntarte el ¿por qué le tienes miedo?

Esto realmente está cavando en el núcleo de estos problemas y es a menudo más sorprendente que las creencias mismas.

En el paso número uno nos pregunta ¿a qué?, ahora nos estamos preguntando el ¿por qué? Estamos tratando de encontrar las verdaderas razones por las cuales estas creencias siguen vivas.


Refuta tus creencias limitantes

Refuta todo, pon en duda absolutamente todo. Debes de tener bien en claro que las ideas son solo eso, ideas.

Las ideas no son una ley, las ideas se pueden cambiar, moldear, eliminar o mantener, eso lo decides Tú.

Piensa en todo lo que hay en tu vida (sin importar cuán grandes o pequeños parezcan) que contrasta con tu antigua creencia limitante y toma nota de ellos.


Reinvéntate

Este es el momento de reinventarte, ahora que te has dado cuenta que tus creencias pueden ser manipuladas por ti, es momento de reinventarte, de volver a escribir tu historia.

Es momento de que vuelvas a definirte y que no permitas que nadie más lo haga, más que tú y solo tú.

¿Qué es lo que quieres lograr?, ¿qué personas quieres ser? Es momento de ser esa persona que tanto deseas, es momento de crecer.

NO NO LO OLVIDES

Algunas creencias están arraigadas más profundamente que otras. Es por eso que tus nuevas creencias deben de estar ahí presentes, debes de repetirlo constantemente, antes de que lo olvides.

NO LO PERMITAS, no dejes esas nuevas creencias de lado, puede que tome un poco más de tiempo, pero si eres constante, definitivamente lo lograrás.

Puedo garantizar que no hay nada como eliminar una creencia inconsciente que te ha frenado durante años, sentir la verdadera libertad y la facilidad con la que una mente libre te permite.