fbpx
5 pasos para construir la marca personal para emprendedores

5 pasos para construir la marca personal para emprendedores

La marca personal es aquello que nos caracteriza. No se trata de lo que cada uno dice sobre sí mismo, sino lo que otros perciben que somos. Construir una buena marca personal para emprendedores es uno de los puntos más importantes para alcanzar el éxito en el mundo de los negocios.

Hoy te hablamos de los pasos que debes dar para construir la marca personal perfecta y cómo la innovación y la imagen exterior que damos a los demás es muy importante para conseguir nuestro propósito.

En la actualidad, el trabajo en la red se ha convertido en una de las herramientas clave para el desarrollo de la marca personal, y a continuación te contamos qué pasos seguir para conseguirlo.

5 pasos para crear una marca personal para emprendedores

La marca personal está formada por las diferentes percepciones e impresiones con las que el resto de personas te identifican. Trabajar estas impresiones desde dentro es fundamental para conseguir que desde fuera nos perciban como pretendemos. La marca personal es esencial para conseguir tus objetivos como emprendedor.

Céntrate en ti mismo y diferénciate de los demás

Construir la marca personal para emprendedores es una tarea que debemos desarrollar desde dentro. Debes definir quién eres, cuáles son tus valores, qué puedes ofrecer que te diferencie y cuál es tu historia.

Es importante centrarnos en temas específicos para que los demás nos identifiquen por lo que hacemos y cómo lo hacemos. Debemos centrarnos en uno o dos campos, a ser posible que estén relacionados entre sí.

Define a qué quieres que te asocien y céntrate en ello.

Debes buscar lo que te diferencia de los demás y vender tu propia imagen como marca.

Define tus objetivos y crea una estrategia

Tienes que tener claro qué quieres conseguir como emprendedor. Ten esto presente desde el principio y a cada decisión que tomes.

Tienes que plantearte cuál es la razón por la que quieres desarrollar tu marca y dónde quieres llegar en un plazo de tiempo a medio o largo plazo.

Decide cuál es el mensaje que quieres transmitir con tu marca y cuál es el tono en el que te dirigirás a tus futuros clientes. Para esto debes tener claro quiénes son tus clientes, porque en función de a qué tipo de personas (edad, género, estatus) te quieras dirigir, tendrás que hacerlo en un tono u otro.

Hacer estudios de mercado puede ser ideal antes de lanzarte del todo a la piscina. De esta forma conocerás exactamente lo que quieres conseguir y tendrás una idea más definida de la forma adecuada para llegar a ello.

Plan de acción e innovación

Una vez que sabes qué quieres conseguir, pasamos al siguiente paso para construir una marca personal para emprendedores.

Ya tienes claros tus objetivos y a quién te quieres dirigir, ahora es momento de planificar cómo lo harás y de pensar en la forma de innovar.

La innovación tiene relación con la diferenciación respecto a la competencia, directa o indirecta. Debes plantearte cómo se están haciendo las cosas, analizar los mecanismos y estrategias que funcionan y cómo hacerlo igual de bien pero innovando para diferenciarte.

Ahora debes planificar lo que vas a hacer, las herramientas que vas a utilizar para tu estrategia y cómo vas a medir los resultados.

Es el momento de hacer un programa para plantearte las fechas para lograr ciertos objetivos. También las oportunidades y las posibles colaboraciones.

Visibilidad en internet

Construir una marca personal para emprendedores es una tarea que, actualmente, llevamos a cabo principalmente usando las redes sociales y las nuevas tecnologías.

Una web y un blog son herramientas esenciales en la estrategia de marketing y para crear una buena marca personal, pero las redes sociales son elementos que debemos usar diariamente, para atraer a los futuros clientes a nuestra web y blog.

La presencia en internet es importantísima para trabajar la marca personal. Previamente debes decidir dónde se mueven tus posibles clientes, para emplear toda la energía en esa red o redes sociales.

Mantener la constancia

Para conseguir crear una imagen de marca definitiva, hay que ser constante. Una vez des el paso, mira hacia delante y sé proactivo. Crear una marca personal para emprendedores no se consigue de la noche a la mañana. Una buena planificación es necesaria para poder llevar a cabo el proyecto pero también es muy importante mantener la constancia.

Debes tener en cuenta que es posible que haga falta insistir, pero con un buen comienzo el camino será más recto.

No olvides aprovechar las oportunidades y hacer co-branding si es necesario. Esto último te abrirá nuevos campos donde habrá más clientes potenciales.

Espero que estos pasos para construir una marca personal te sirvan de guía y te hayan resultado útiles. Si quieres leer más sobre emprendimiento, puedes leer algunos de nuestros otros artículos en mi blog:

Las 10 claves para convertirte en emprendedor.

Disciplina: la clave del éxito.

Siendo un buen emprendedor.

Y por último, no dudes en consultar los cursos en activo para ser todo un experto en marketing o bien nuestro servicio de consultoría, por si todavía tienes dudas, resolverlas sin ningún tipo de compromiso.

Como eliminar un mal hábito de una vez

Los malos hábitos no son algo nuevo, es algo que todo mundo tenemos. Creo que no conozco una sola persona que no tenga al menos un mal hábito.

Hay de malos hábitos a malos hábitos, es una escala, claro que hay peores.

Pero te tengo buenas noticias, así como podemos obtener malos hábitos, también podemos eliminarlos, esas son más que excelentes noticias.

Todos somos capaces de cambiar, ¡así que vamos a hacerlo!

Dentro de esta lista de malos hábitos que tenemos, existen dos clases:

  • Los que sabemos que tenemos
  • Los que aun no hemos notado, no estamos conscientes de ellos.

¿Cómo te puedes deshacer de un mal hábito si no sabes que existe?

Para eso existen los amigos, y es cuando recomiendo que pidas la más sincera opinión de tus amigos y familiares.

Ellos te podrán decir cuales son los malos hábitos que tu no has podido notar.

¿Qué pasa con los que conocemos? Esos son los difíciles. ¿Por qué? Deben ser difíciles si los conoces y aún los tienes. Pero aun así puedes trabajar en ellos para eliminarlos.

1. Querer es poder

Debes de realmente quererlo, creo que ahí está a clave de todo, en realmente desear que ese mal hábito se vaya.

Hay personas que dicen que quieren dejar de hacer, pero realmente no se comprometen, por lo tanto ese hábito jamás desaparecerá.

Si realmente lo deseas, ese será el primer gran paso para poderlo lograr.

2. Si no estás del todo convencido, haz una lista

Puede pasar que realmente no estés del todo convencido de eliminar el hábito, me ha pasado. A veces creo que mi cabeza está exagerando. Es por eso que cuando llegue ese momento de duda, recomiendo ampliamente hacer una lista.

Haz una lista de porque es necesario eliminar el mal hábito, ¿qué vas a lograr cuando lo hagas?, ¿cuáles son los beneficios?, ¿por qué lo decidiste?

3. Elegir

Una vez que tienes la información, esto se reduce a una cosa: un acto de la voluntad. Elige hacerlo. Decirte a ti mismo a lo largo del día, estoy eligiendo esto porque…

4. Actuar

Actúa como mejor lo hagas, pero no dejes de hacerlo.

La acción lo es todo, ¿cómo vas a lograrlo si no empiezas?

Tu decides cómo hacerlo, de un solo golpe o gradualmente, eso te diría que depende de cada persona. Existen personas que prefiero tomar la decisión de golpe, otros no. Eso lo dejo a tu criterio.

5. Busca alguien que te apoye

Esto ayuda y muchísimo. Busca alguien que te apoye en el proceso y que cuando te ayude a recordar cuando a ti se te esté olvidando. Diría que es un apoyo moral, que te pregunte como vas, que te impulse, que te recuerde porque empezaste, etc.

6. Recuperarte del fracaso.

Inevitablemente la mayoría de la gente tendrá contratiempos. La clave es que sean contratiempos y no sea una derrota definitiva, todo depende de ti.

Si llegas a fallar, no te riendas, no lo hagas, piensa en tu objetivo, ten la mira fija, recuerda por que comenzaste y ¡Apúntalo a la experiencia!, porque hasta de las derrotas podemos sacar buenas cosas.

Di a ti mismo, a veces ganas y otras veces aprendes.

7. Recompénsate.

Porque si lo haces bien vale la pena. Entonces date premios, gustos, algo que quieras, porque estás cumpliendo tus objetivos y eliminando tus malos hábitos.

Esta lista es simple, son algunos pasos básicos para poder lograrlo.

¿Tienes otros en mente o que te gustaría compartir?

Compártelo en los comentarios 😉