fbpx
Beneficios del crm

Beneficios del CRM | La importancia del CRM dentro de tu empresa

Recopilar y organizar datos de clientes procesables es un trabajo de tiempo completo. Como tal, invertir en una herramienta de gestión de relaciones con el cliente de alta calidad es una necesidad para cualquier empresa que quiera llevar la satisfacción del cliente al siguiente nivel. El CRM o  Customer Relationship Management ofrece una serie de ventajas que dentro de la empresa ayudarán a identificar, comprender a los clientes. Hoy te hablamos de los beneficios del CRM en el negocio.

Como CRM podemos referirnos al modelo de gestión y administración basado en la satisfacción de los clientes o el software que podemos emplear para llevar a cabo esta tarea dentro de la empresa.

Beneficios del CRM dentro de tu empresa

Organización informativa mejorada

Cuanta más información tenemos de nuestros clientes como empresa, más positiva será la experiencia que podremos ofrecerles. Es necesario incorporar las nuevas tecnologías al funcionamiento de la empresa y el CRM es un software que ayuda a organizar, cuantificar y categorizar los datos de los clientes con total precisión, y así tenerlos disponibles para el futuro.

El CRM también hace que esos datos estén disponibles en todos los departamentos. Esto permite almacenar una gran cantidad de información de cada cliente desde el primer contacto. Esto supone un ahorro de tiempo considerable a la hora de procesar los servicios o productos de cada cliente, sin depender de quién se haya encargado de cada fase.

Mejora la comunicación entre los empleados y el cliente

Esto hace que cualquier empleado dentro de la empresa brinde el mismo nivel de servicio al tener acceso a los mismos datos del cliente que todos los demás. En muchas ocasiones, los clientes se ven en situaciones en las que tienen que tratar con diferentes miembros de la empresa. Gracias al CRM todos los miembros tendrán la misma información y podrán gestionar los servicios de cada cliente de forma efectiva, sin necesidad de empezar de nuevo. Los software de CRM están conectados a través de la nube y por lo tanto son accesibles a cualquier empleado. Esto, además de mejorar el trato con el cliente, aumenta la productividad.

Creación de estrategias de marketing con más eficiencia

Uno de los beneficios del CRM es la creación de campañas de marketing más eficaces.

Con todos los datos recopilados de historial de compras y preferencias de cada cliente, el equipo de marketing de la empresa puede realizar campañas y comunicaciones personalizadas. Para esto se procede mediante segmentación, lo que traerá más clientes y conseguirá fidelizar a otros.

Automatización de las tareas cotidianas dentro de la empresa

Dentro de cualquier venta de productos o servicios hay una serie de tareas más pequeñas que deben completarse para que todo funcione a la perfección. Estas tareas complementarias pueden ser desde completar formularios, resolver temas legales o enviar informes de diferentes tipos. Se trata de acciones menores pero vitales para el proceso de la venta. Los mejores sistemas de CRM están diseñados para quitar la carga de muchas de estas tareas y facilitar estos procesos a los empleados. La automatización se realiza gracias al software, y como hemos comentado antes, cada parte del proceso, en este caso cada empleado, estará al tanto.

Gracias al CRM, se podrá ahorrar tiempo de esas tareas menores para centrarse en la resolución de problemas del cliente y volcarse más en sus necesidades. Mientras tanto, el software se encarga de los detalles.

 Mayor eficiencia para múltiples equipos.

La comunicación almacenada automáticamente permite visualizar rápidamente los correos electrónicos, el calendario y otros detalles, como llamadas telefónicas. Si se automatiza y se comparte en red para que se pueda acceder a esta información desde diferentes equipos, el trabajo será más rápido y efectivo. Los equipos de ventas, marketing y servicio al cliente pueden compartir información valiosa acerca de los clientes para continuar canalizándolos en el proceso y así obtener el resultado deseado al cerrar una venta.

Con esto, cada departamento podrá procesar la información de cada cliente desde su propio ordenador, y al mismo tiempo compartirla con el resto de departamentos de forma rápida y sencilla. Esto sin duda, es uno de los grandes beneficios del CRM.

Análisis de datos más efectiva y rápida

Los sistemas CRM almacenan la información en un solo lugar, lo que conduce a un mejor análisis de los datos en su conjunto. Todo esto, con diferentes herramientas, tiene la capacidad de generar informes automáticos y realizar estadísticas sobre los clientes de forma muy rápida. Esto conlleva un ahorro de tiempo increíble en tareas que antes conllevaban jornadas enteras de trabajo.

Gracias al CRM también podemos tener la información como objetivos de ventas e informes de rendimiento de forma mucho más accesible, y con unos datos muchísimo más completos.

Con esto se pueden crear estrategias y tomar decisiones de forma más rápida y eficaz. Se pueden realizar estudios sobre la fidelidad de los clientes o la rentabilidad del negocio a largo plazo.

Esperamos que este artículo sobre los beneficios del CRM te haya resultado de utilidad.

Si quieres saber más sobre emprendimiento y desarrollo empresarial puedes seguir leyendo en el blog artículos como ¿Todos podemos ser líderes?

No dudes en consultar los cursos activos en la web y ponerte en contacto si tienes cualquier duda.

Lean Business model canvas

Lean Business model canvas | ¿Qué es y cómo funciona?

Uno de los mayores desafíos para un empresario puede ser convertir sus ideas en planes. Podría pensar que tiene una idea sólida, pero escribir sus pensamientos y elaborarlos puede ser mucho más complicado. Desde ideas para nuevos negocios hasta conceptos para nuevos productos y servicios. Crear un plan robusto puede llevar semanas o meses. Lean Business Model Canvas un método de planificación que nos ayuda a organizar y a encontrar sentido a una idea.

¿Qué es el Business Model Canvas?

Es el método de planificación para empresas creado por Alexander Osterwalder. El plan incluye una serie de bloques para ayudar a trazar algunos puntos clave que nosayudarán a convertir una idea de negocio en algo más concreto. El Lean Canvas se creó especialmente para los empresarios para que les sea más fácil tener una idea clara y sencilla de lo que están haciendo.

En qué se diferencian el Lean Canvas y el Business Model Canvas

El Business model canvas fue ideado por Alexander Osterwalder en 2008 y desde entonces ha sido adaptado para varios tipos de mercado y planes. Existen algunas diferencias clave entre el Business Model Canvas y el Lean Canvas, aunque ambos están destinados a ayudar con la planificación empresarial. El Business Model Canvas tiene secciones para socios, como proveedores, actividades clave y relaciones con los clientes. Al igual que el Lean Canvas, el Business Model Canvas también tiene secciones para segmentos de clientes, canales, flujos de ingresos y estructura de costes.

¿Cómo usar el Lean Business model canvas?

El Business Model Canvas sirve para hacerse una idea general del negocio y su viabilidad. Se trata de un conjunto de cuadros en un lienzo, donde tendremos que rellenar la información que nos indica para verlo todo de forma clara y concisa.

Este modelo de plan se divide en 9 cuadros:

Propuesta de valor

Es lo que se propone ofrecer a sus clientes. Establece el valor que proporcionará el negocio. Se debe pensar qué hace que la marca, el producto o servicio sea diferente al de la competencia que intentan cubrir las mismas necesidades.

Segmento de clientes

Entender quiénes son los clientes es un paso fundamental. No podemos saber cuáles son los principales problemas si no sabemos quiénes son los clientes. Aquí debemos escribir quién es nuestro público objetivo y cuál es nuestro nicho de mercado.

Los clientes y sus problemas están vinculados entre sí, por lo que probablemente debamos pensar en ambos al mismo tiempo.

Relación con los clientes

Aquí debemos decidir la forma en la que nos comunicaremos con los clientes (a través de redes sociales, blog, e-mail…).

Canales

¿Qué canales vamos a utilizar para llegar a los clientes? Estos son los métodos de marketing y publicidad que utilizaremos, desde marketing digital, como SEO y SEM, a canales más tradicionales, como radio, prensa y televisión.

Actividades clave

A lo que se va a dedicar la empresa. ¿Qué es lo que hacemos?

Fuente de ingresos

La forma en la que la empresa va a conseguir ingresos. Esto viene siendo cómo se va a comercializar ese producto o servicio. Si unos servicios se complementarán con otros etc.

Socios clave

Saber cuáles son los socios es importante. Nos referimos a los proveedores y colaboradores. Tanto a nivel networking como socios que formen parte del proceso de producción.

Estructura de costes

Saber los costes que vamos a tener en el negocio, desde la primera fase de producción, los empleados, el hosting de la web o la tienda online…

Recursos clave

Los recursos que vamos a necesitar para llevar a cabo el negocio. Tanto recursos humanos como económicos.

Con estos apartados tendrás una idea general de tu negocio. Además, podrás utilizar el Business Model Canvas cada vez que quieras lanzar un nuevo producto o cambiar algo en tu negocio.

El Business Model Canvas se ajusta a las necesidades de empresas que pueden estar ya activas. Si eres un emprendedor que acaba de empezar, puedes recurrir al Lean Canvas, que es un modelo más sencillo y simplificado que puede ayudarte para comenzar. En el primer momento lo que necesitas saber es si tu idea puede funcionar.

El Lean Canvas también tiene 9 cuadros para rellenar, aunque encontramos algunos diferentes como:

Problema

Saber cuáles son los problemas de los clientes para saber qué necesitan y decidir cómo podemos solucionarlos a través de nuestra empresa.

Solución

Buscar la propuesta a los problemas de los clientes. ¿Qué podemos ofrecerles para resolverlos?

No siempre surgirá la solución perfecta en el momento inmediato, pero el propósito de un plan de negocios como este es ayudarnos a comenzar.

Ventaja competitiva

Decidir qué nos hace diferentes respecto a otras empresas que buscan también solución a los mismos problemas de los clientes que nosotros. Estudiar la competencia para saber en qué podemos diferenciarnos de los demás y así encontrar la respuesta a los problemas.

Puedes leer más sobre cómo triunfar como emprendedor en  nuestro blog, donde también encontrarás varios contenidos que puedan serte interesantes sobre el mundo del marketing y los negocios en general, como este artículo en el que te damos los 5 pasos para conseguir una marca personal.

El Social Selling Index de Linkedin y cómo trabajarlo

El Social Selling Index de Linkedin y cómo trabajarlo

El Social Selling es la venta a través de las redes sociales. En la mayoría de los casos, Twitter o Linkedin. Consiste en interactuar con posibles clientes y acelerar el proceso de venta de productos o servicios a través de las redes sociales. En este caso, hablaremos del Social Selling Index de Linkedin, qué es, para qué sirve y cómo trabajarlo para obtener buenos resultados.

¿Qué es el Social Selling Index de Linkedin y para qué sirve?

El Social Selling Index de Linkedin es una fórmula para cuantificar cómo de bien se le da a un usuario de linkedin el Social Selling. Se mide de 0 a 100.

Los perfiles con un índice mayor de 80 tienen más oportunidades de alcanzar sus objetivos comerciales que los perfiles con un índice de SS inferior.

El Social Selling Index de Linkedin sirve para mantener un buen perfil en esta red social, nos alienta a mejorarlo, trabajando el networking, la imagen personal y motivándonos a compartir contenido de calidad. Además, las estadísticas sobre el SSI dicen que al tener un índice alto es más probable que consigamos nuestras metas comerciales, que es lo que buscamos con nuestro perfil en Linkedin.

Cómo trabajar el Social Selling Index de Linkedin para conseguir una buena nota

Trabajar el Social Selling Index implica una serie de factores de los que tendremos que ocuparnos si queremos conseguir un índice alto. Entre ellos está la marca o imagen personal o el networking. A continuación te contamos cómo trabajar el SSI para conseguir tus objetivos comerciales y tener una buena nota.

Completa tu perfil de Linkedin

Es importante, como primer paso para conseguir una buena puntuación, tener el perfil profesional completo. Esto implica una fotografía de buena calidad, donde se nos vea la cara, a ser posible de un plano corto. Habitualmente se cree que la foto tipo carnet, frontal, es la mejor opción, pero funciona mucho mejor si es a ¾ y se aprecian bien los rasgos de la cara.

Completar con la experiencia laboral actualizada hasta el momento actual, así como conseguir recomendaciones. Esta última parte es muy importante, y debemos pedir a nuestros antiguos socios, compañeros o clientes que nos hagan recomendaciones que podamos incluir en el perfil de Linkedin.

Trabaja tu marca personal

La marca personal está compuesta por las diferentes impresiones que causamos a otras personas. De esta forma se nos identifica y debemos trabajar para conseguir que lo hagan de la forma que pretendemos.

La imagen o marca personal es esencial para conseguir nuestros objetivos comerciales. Debemos centrarnos en proyectar la imagen deseada, una que nos diferencie de los demás y que nos defina.

Si quieres saber más sobre cómo crear y afianzar una marca personal puedes leer el artículo sobre los pasos para construir una marca personal para emprendedores en nuestro blog.

Interactúa con otros usuarios y comparte contenido de calidad

Es importante trabajar las relaciones dentro de la plataforma. Interactuar con otros usuarios, comentando o compartiendo su contenido es algo que puedes hacer para incrementar tus interacciones.

Compartir tu propio contenido de calidad es algo que deberías hacer. Linkedin permite compartir artículos propios que pueden estar relacionados con tu campo o actividad. Esto atraerá a otros usuarios a interactuar contigo, así como posibles clientes o profesionales interesados en tu perfil.

Es importante que tengas en cuenta quién es tu público objetivo para crear el contenido. Piensa que lo que buscas es mejorar el Social Selling, y para ello debes tener claro quiénes son tus clientes potenciales.

El networking

Construir relaciones con otros usuarios de linkedin es importante para subir el SSI. Interactuar con otros perfiles relacionados con el tuyo de forma activa puede hacer que crees vínculos profesionales que pueden beneficiarte en el futuro.

Ofrece ayuda si algún usuario la solicita, envía mensajes cuando veas contenido que te haya interesado especialmente o pide y da recomendaciones a otros usuarios.

Participa en grupos de Linkedin afines a tu actividad profesional. De esta forma encontrarás otros perfiles de usuarios que tendrán que ver contigo y podrás interactuar con ellos de forma más efectiva.

Visitar con regularidad los perfiles de usuarios con los que has interactuado puede traerte buenos resultados. Mantente al día de las actualizaciones y contenido que compartan estos otros usuarios.

Utiliza los filtros de búsqueda para encontrar otros perfiles interesantes e interaccionar con ellos.

Amplia tu red de contactos de manera que esta crezca poco a poco.

Envía invitaciones

Cuanto mayor sea tu red de contactos más fácil te resultará subir el SSI. También serán mayores posibilidades tendrás de conseguir tus objetivos comerciales. Enviando invitaciones a contactar podrás hacer crecer tus contactos. De esta forma que cada vez que compartas contenido, tendrás más interacciones y esto será exponencial. También conseguirás llegar a los perfiles que más te interesan para crear relaciones profesionales con ellos.

Ahora que ya sabes lo que es el Social Selling Index de LinkedIn, si quieres leer más sobre cómo desarrollar tu carrera como emprendedor o triunfar en el ámbito comercial no dudes en pasar por el blog.

Puedes consultar los cursos en activo sobre desarrollar tu marca personal o cómo convertirte en emprendedor.

5 pasos para construir la marca personal para emprendedores

5 pasos para construir la marca personal para emprendedores

La marca personal es aquello que nos caracteriza. No se trata de lo que cada uno dice sobre sí mismo, sino lo que otros perciben que somos. Construir una buena marca personal para emprendedores es uno de los puntos más importantes para alcanzar el éxito en el mundo de los negocios.

Hoy te hablamos de los pasos que debes dar para construir la marca personal perfecta y cómo la innovación y la imagen exterior que damos a los demás es muy importante para conseguir nuestro propósito.

En la actualidad, el trabajo en la red se ha convertido en una de las herramientas clave para el desarrollo de la marca personal, y a continuación te contamos qué pasos seguir para conseguirlo.

5 pasos para crear una marca personal para emprendedores

La marca personal está formada por las diferentes percepciones e impresiones con las que el resto de personas te identifican. Trabajar estas impresiones desde dentro es fundamental para conseguir que desde fuera nos perciban como pretendemos. La marca personal es esencial para conseguir tus objetivos como emprendedor.

Céntrate en ti mismo y diferénciate de los demás

Construir la marca personal para emprendedores es una tarea que debemos desarrollar desde dentro. Debes definir quién eres, cuáles son tus valores, qué puedes ofrecer que te diferencie y cuál es tu historia.

Es importante centrarnos en temas específicos para que los demás nos identifiquen por lo que hacemos y cómo lo hacemos. Debemos centrarnos en uno o dos campos, a ser posible que estén relacionados entre sí.

Define a qué quieres que te asocien y céntrate en ello.

Debes buscar lo que te diferencia de los demás y vender tu propia imagen como marca.

Define tus objetivos y crea una estrategia

Tienes que tener claro qué quieres conseguir como emprendedor. Ten esto presente desde el principio y a cada decisión que tomes.

Tienes que plantearte cuál es la razón por la que quieres desarrollar tu marca y dónde quieres llegar en un plazo de tiempo a medio o largo plazo.

Decide cuál es el mensaje que quieres transmitir con tu marca y cuál es el tono en el que te dirigirás a tus futuros clientes. Para esto debes tener claro quiénes son tus clientes, porque en función de a qué tipo de personas (edad, género, estatus) te quieras dirigir, tendrás que hacerlo en un tono u otro.

Hacer estudios de mercado puede ser ideal antes de lanzarte del todo a la piscina. De esta forma conocerás exactamente lo que quieres conseguir y tendrás una idea más definida de la forma adecuada para llegar a ello.

Plan de acción e innovación

Una vez que sabes qué quieres conseguir, pasamos al siguiente paso para construir una marca personal para emprendedores.

Ya tienes claros tus objetivos y a quién te quieres dirigir, ahora es momento de planificar cómo lo harás y de pensar en la forma de innovar.

La innovación tiene relación con la diferenciación respecto a la competencia, directa o indirecta. Debes plantearte cómo se están haciendo las cosas, analizar los mecanismos y estrategias que funcionan y cómo hacerlo igual de bien pero innovando para diferenciarte.

Ahora debes planificar lo que vas a hacer, las herramientas que vas a utilizar para tu estrategia y cómo vas a medir los resultados.

Es el momento de hacer un programa para plantearte las fechas para lograr ciertos objetivos. También las oportunidades y las posibles colaboraciones.

Visibilidad en internet

Construir una marca personal para emprendedores es una tarea que, actualmente, llevamos a cabo principalmente usando las redes sociales y las nuevas tecnologías.

Una web y un blog son herramientas esenciales en la estrategia de marketing y para crear una buena marca personal, pero las redes sociales son elementos que debemos usar diariamente, para atraer a los futuros clientes a nuestra web y blog.

La presencia en internet es importantísima para trabajar la marca personal. Previamente debes decidir dónde se mueven tus posibles clientes, para emplear toda la energía en esa red o redes sociales.

Mantener la constancia

Para conseguir crear una imagen de marca definitiva, hay que ser constante. Una vez des el paso, mira hacia delante y sé proactivo. Crear una marca personal para emprendedores no se consigue de la noche a la mañana. Una buena planificación es necesaria para poder llevar a cabo el proyecto pero también es muy importante mantener la constancia.

Debes tener en cuenta que es posible que haga falta insistir, pero con un buen comienzo el camino será más recto.

No olvides aprovechar las oportunidades y hacer co-branding si es necesario. Esto último te abrirá nuevos campos donde habrá más clientes potenciales.

Espero que estos pasos para construir una marca personal te sirvan de guía y te hayan resultado útiles. Si quieres leer más sobre emprendimiento, puedes leer algunos de nuestros otros artículos en mi blog:

Las 10 claves para convertirte en emprendedor.

Disciplina: la clave del éxito.

Siendo un buen emprendedor.

Y por último, no dudes en consultar los cursos en activo para ser todo un experto en marketing o bien nuestro servicio de consultoría, por si todavía tienes dudas, resolverlas sin ningún tipo de compromiso.

¿Cómo superar un mal día?

Todos hemos pasado por un mal día en el trabajo, es algo normal. Hay días buenos y hay días malos.

Tal vez sientas que esos días malos nunca acabarán, pero te puedo decir que mucho se basa en la actitud con la que tomes los malos días y el enfoque.

Para superarlo, recuerda que tú tienes el control de como tomarlo, tal vez no puedas controlar lo que ocurre afuera pero si como te sientes por dentro.

Cambiando tu enfoque

Si estás pasando por un mal día, te recomiendo que cambies de enfoque. Puedes hacer actividades que te ayuden como pasear por la calle, por el parque, que convivas con algún amigo, ir a hacer ejercicio, etc. Si estás teniendo un mal día, te recomiendo que te salgas de tus horas laborales y las inviertas en algo que te ayude a olvidarlo, esto te reconfortará mentalmente.  Si te resulta difícil sacarte el trabajo de la cabeza, haz un esfuerzo para concentrarte en lo que estés haciendo.

Come lo que te gusta.

La comida puede ayudarte con tu mal día y puede ayudarte mucho. Está científicamente comprobado que alimentos que contienen azúcar o lácteos como el queso producen felicidad. Si estás teniendo un día realmente difícil te recomiendo que comas algo que realmente te encante.

Escucha música que te produzca felicidad.

Cuando escuchas música que te gusta, tu cuerpo libera dopamina, que se asocia con el placer y la motivación. Todos tenemos esas canciones que nos animan y cuando tenemos un día difícil, tenemos algunas favoritas.

Haz planes para hacer algo que te encante.

Hacer cosas que nos gusten nos producen felicidad, eso está comprobado. No siempre podrás hacerlo el mismo día, pero con el simple hecho de planearlo puede resultarte placentero. Por ejemplo un viaje, el simple hecho de saber que pronto estarás viajando es reconfortante. Así que anímate y hazlo. Planea!

Es solo un mal día, no una mala vida.

Realmente me encanta esta frase, es solo un mal día no una mala vida. Pensar en esto te puede ayudar a que tu día sea más llevadero. Es solo una mala experiencia que pasará, porque todo pasa, siempre. Y mañana tendrás una oportunidad de hacer mejor las cosas, de pasarla mejor.  Así que si estás teniendo un muy mal día, recuerda que siempre hay un mañana, siempre hay una nueva oportunidad y que esto también pasará. También recuerda que hay días grises, pero a veces son necesarios para amar los días soleados.

 

 

5 maneras de convertirte en una persona creativa

Muchas personas dicen que se nace siendo creativa y otras aseguran que llegar a serlo puede resultar muy difícil.

Si tú eres de las personas que crees que solamente se nace siendo creativo, piénsalo de nuevo.

Los expertos dicen que todos tenemos una fuente de energía creativa. El secreto es cómo saberla usar.

La creatividad es una habilidad que debe aprenderse, practicarse y desarrollarse, como cualquier otra. El malabarismo requiere práctica, al igual que navegar, programar y conducir un automóvil. La creatividad no es diferente. Cuanto más hagas de la creatividad parte de tu vida diaria, más crecerá.

Entonces, ¿cómo haces que la creatividad sea parte de tu vida diaria? Aquí hay algunas sugerencias que creo que te serán sumamente útiles, y lo mejor de todo es que puedes comenzar a aplicarlas en este mismo momento.

 

  • Sal de la rutina diaria. Para poder ser creativo, se debe de romper con lo establecido. Si cuentas con una rutina diaria, esta tarde que temprano te encasillará y tal vez batalles un poco más a la hora de querer practicar tu lado creativo. Es por eso que te recomiendo que pruebes  otras actividades, experimentes cosas nuevas, esto definitivamente te ayudará a ser más creativa, pensarás diferente, saldrás de la caja. La creatividad significa hacer asociaciones entre las cosas que sabes y las experiencias que tienes.

 

  • Aprende a escuchar y observar todo lo que está alrededor. Esto te puede servir de inspiración, de verdad es algo que te resultará sumamente útil. El observar, no mirar, sino observar nos lleva a un proceso de análisis que nos obligará a pensar más y más. El análisis siempre es bueno si quieres empaparte de nuevas ideas.

 

  • Saca tiempo para realizar actividades creativas. Salirse de lo establecido, de las barreras mentales, ese es el principal objetivo para poder ser más creativo. Es por eso que te recomiendo que te tomes el tiempo de realizar actividades creativas, que te ayuden a pensar fuera de la caja, que tu mente no sea un cuadrado, sino un espiral, por donde fluyen las ideas. Ponte a pensar en actividades que creas te pueden ayudar a ser más creativo y comienza a practicarlas.

 

  • Hacer de la innovación una regla diaria. Nunca te conformes con menos, no te demandes lo mínimo, ser creativo es pasar los límites mentales, esos límites que muchas veces tenemos tan plantados en la cabeza, que creemos que no hay otra manera de hacer las cosas. Siempre busca innovar, se diferente. Esto te ayudará a tener más opciones a la mano. Siempre busca lo diferente y claro, que solucione el problema.

 

  • Relájate. Para ser creativo necesitas crear un entorno donde puedas pensar claramente, tu entorno debe de ser un entorno tranquilo, que te brinde paz y relejación, esto te ayudará a escuchar tus ideas. Llénate de energía positiva, pon tu mente en blanco para que te puedas enfocar en lo que verdaderamente necesitas, enfocar tu energía en eso.

Lo mejor de todo esto, es que estos consejos puedes comenzarlos a practicarlos desde ya, tú eliges el cómo y el cuando.

El arte de saber delegar

Saber delegar es todo un arte, es un don que se puede ir adquiriendo con el tiempo y la práctica. Cuando menciono que es un arte, es porque no es algo tan fácil de lograr para muchos.

Muchas personas tienen la idea que si ellos están en control de todas las tareas o procesos de su negocio, empresa, todo saldrá mejor.

Delegar es algo muy diferente, es tener la capacidad de poner dejar tareas a otras personas, claro que cabe mencionar que estas personas deben de tener igual o más preparación que tú, para poder llevar a cabo exitósamente todo.

Delegar es una habilidad que es algo difícil de desarrollar al principio. Después de todo, la mayoría de nosotros hemos tenido éxito trabajando duro, trabajando aún más cuando es necesario y ejerciendo un gran autocontrol en muchos aspectos de nuestras vidas. A medida que nos volvemos líderes, nuestra tendencia natural es continuar haciendo lo que nos ha hecho exitosos. Pero cuando acumulamos todo el control, o quizás peor, cuando tratamos de controlar a los demás, fracasa a lo grande.

Algo debes de tener muy claro, y es que no puedes hacer todo, no puedes estar en todo al 100%, es por eso que delegar es tan importante.

Delegar libera tu tiempo, te hace más productivo, porque inviertes tu tiempo en tareas que realmente requieren que tú las hagas.

Delegar es parte de ser más estratégico, te enfocas en lo fundamental para seguir adelante y los detalles o tareas secundarias los dejas a personas que puedan hacerlo mejor que tú.

Desarrollo profesional para tu equipo: perfeccionará sus habilidades haciendo el trabajo del cual están encargados.

¿Por qué no delegamos?

Puedes ser múltiples factores para no poder o saber delegar, y aquí te menciono los más comunes.

No tenemos tiempo, hay una fecha de vencimiento a corto plazo, y podemos hacerlo más rápido

Seguimos siendo responsables de los resultados y queremos asegurarnos de que sean buenos

No hemos ayudado a nuestro equipo a desarrollar las habilidades necesarias para manejar la tarea

Nos cuesta mucho establecer expectativas y responsabilizar a las personas por los resultados

No confiamos en nuestro equipo.

No confundamos delegar con no ser responsable de las cosas. Si por un extremo tenemos a una persona que “delega” pero no confía en su equipo de trabajo, por lo que sigue controlando cada uno de los pasos y la autoridad e independencia en ciertas tomas de decisiones, se le considera microgestión.

Por el otro extremo, están aquellos que delegan, pero a la vez se quitan de toda responsabilidad, por lo cual ya no están pendientes de nada de lo que está ocurriendo, esto está mal, debemos seguir presentes y atentos, respetando la autoridad que se le ha sido concedida al personal encargado.

La manera correcto de delegar es saber renunciar al control suficiente para que tu equipo de trabajo se pueda desarrollar adecuadamente, pero nunca deslindarse por completo, no quitarse la responsabilidad, no dejar de revisar de vez en cuando, estar presente y pendiente por si algo se pudiera ofrecer.

Es como cuando estás enseñando a caminar a un bebé, el bebé debe de tener la independencia suficiente de poder pararse por sí mismo y dar sus primeros pasos, pero tú atento a sus pasos para que no se caiga, y si eso llegara a pasar tu estarás ahí, respaldando al bebé, para que no se lastime.

Ese puede ser un buen ejemplo de saber delegar, permites que la persona haga su trabajo, pero no te deslindas por completo del proceso.

Pero para saber delegar, también debemos de saber cómo hacerlo. Es decir, si yo no veo las suficientes aptitudes para delegar a una persona tal tarea, porque tal vez no tenga la suficiente experiencia, porque no es su área, porque le falta práctica, tampoco lo haré.

Saber delegar, es también saber elegir a las personas que están más altamente capacitadas para desarrollar, procesos, tareas, etc.

Si tienes un equipo experimentado y altamente capacitado, puede ser más efectivo cuanto menos te entrometas, porque ellos son los expertos en la materia, ellos saben lo que están haciendo. Darles esa independencia es permitir que ellos elijan sus proyectos y administren su propio tiempo, es darles la libertad de tomar decisiones y medidas sin siempre tener que estar consultando a ti primero, eso es lo que te hará un buen líder.

Un líder muestra el camino, pero también sabe delegar, porque confía en su equipo de trabajo.

Cabe mencionar que para saber delegar, debes de saber cuándo y dónde.

Hay ciertos casos tales como un proyecto de alto riesgo, donde varios deben de estar sumamente atentos, incluyéndote a ti.

Que tengas empleados nuevos, que necesiten de tu orientación.

Delegar realmente es un arte, y es algo que debes de comenzar a tomar en cuenta si quieres que tu empresa crezca cada vez más.

Recuerda que la clave es siempre ser más productivo con tu tiempo, delegar es un acto inteligente, si quieres ser un buen líder.

¿Cuándo invertir en publicidad?

En el podcast de hoy hablamos de ¿Cuándo invertir en publicidad?

– ¿Es rentable los medios convencionales? Radio, prensa escrita Tv

– ¿Es rentable la publicidad online?

– ¿Existe publicidad gratuita?

Recomendamos la herramienta gratuita: https://es.slidebean.com/: software para hacer presentaciones y diapositivas

Para los que os interese Billin os dejamos un enlace: https://www.billin.net/salesmachine . Los oyentes podrán disfrutar de 3 meses gratis de la versión Premium de Billin

Si te puede interesar más información del EMBA – Digital Leaders te dejo el enlace a la página informativa: http://executive-mba-digital-leaders….

Nos podéis encontrar en:

9 puntos para tener clientes felices.

Cuando tenemos nuestra propia empresa o pertenecemos al sector donde tenemos que atender al cliente, debemos tener en cuenta que hay ciertos pasos a seguir, para poder aplicar una filosofía  exitosa.

No basta solo con atender al cliente, debemos de aplicar una serie de estrategias y acciones que nos puedan llevar al éxito esperado.

Tratar con clientes no es una tarea sencilla, sin embargo no es una tarea imposible. Tratamos con muchas personas, con diferentes personalidades, gustos, intereses, y aunque tal vez tengamos nuestro segmento de mercado bien establecido, esto no significa que nos lleguemos a topar una que otra sorpresa de vez en cuando.

Es por eso, que estoy decidido a proporcionarte la filosofía adecuada para tratar con tus clientes, y que estos mismos se lleven una excelente experiencia con tu servicio.

Como dato curioso, déjame decirte que un cliente satisfecho te recomendará con 2 o 3 personas, pero un cliente insatisfecho hasta con 10 o más, si, así como suena, y lo que menos queremos es una mala reputación.

El cliente, es el eje donde nuestra empresa gira, es la razón por la que podemos llegar a tener éxito o podemos fracasar, los clientes son preciados, una vez que los tenemos, debemos mantenerlos, hacer que sean fieles a nuestra empresa.

El cliente, es nuestra fuente de ingreso, un negocio simple y sencillamente no funcionaría sin clientes, por eso, debemos de cuidarlos.

9 consejos para tener clientes satisfechos:

 

  1. Tu cliente es lo más valioso que tienes.

Como lo mencionaba anteriormente, el cliente es lo principal, y debemos de tenerlo siempre en cuenta. Entre más clientes y mejor tratados, tu empresa prosperará.

2.     Nunca hay que decirle que NO a tu cliente

Muchas veces nos toparemos con clientes especiales, que tendrán solicitudes que podrían parecer imposibles. Te recomienda que de entrada no digas que NO, claro, sin comprometerte y siempre que esté acorde a lo que tú o tu empresa saben hacer, trata de cumplir su petición. Tal vez te tengas que esforzar un poco más, pero el esfuerzo es algo importante si quieres tener a tus clientes contentos, así que atiéndelo muy bien y trata de obtener lo que el cliente pide.

3.     Cumple todo lo que prometas

Este punto está sumamente relacionado con el anterior, debemos de tener bien en claro, que si nos comprometemos a algo con nuestro cliente, debemos de cumplirlo. No debemos de obtener clientes a base de mentiras o engaños, la sinceridad es algo muy importante que debemos de aplicar en la relación con nuestros clientes. Si te estás comprometiendo de más, debes de ser consiente que todo lo prometas, se debe de cumplir. Es por eso que no hagas promesas imposibles, no engañes a tu cliente, porque podría terminar muy mal.

4.     Las maravillas del valor agregado.

Un cliente satisfecho siempre será ese que se le da lo que pide y aparte se le da más. Un excelente trato con valor agregado hará que tu cliente sea fiel a tu empresa. No solo debes de dar el 100%, sino más. Recuerda que debemos mantener a nuestros clientes contentos. Conoce las necesidades y deseos de tu cliente y sorpréndelo dándole más de lo que espera, créeme que te lo agradecerá.

5.     Hazte responsable de tus acciones.

Si tú tienes contacto directo con el cliente, debes de saber que tienes una enorme responsabilidad. Tú puedes hacer que el cliente regresa o que no quiera volver a verte. Toma esto en cuenta, grábatelo en tu cabeza. Puede que tengas el mejor producto, pero sin un trato adecuado, simplemente no te comprarán.

6.     La organización es clave

Este punto tiene mucho que ver con el punto número cinco, como te comentaba, puede que tengas el mejor producto, pero sin un excelente servicio, no funcionará. Aquí te diré una palabra clave “trabajo en equipo” todas las personas involucradas en la empresa deben de trabajar con un objetivo, la satisfacción del cliente. Si TODOS no están en la misma sintonía, simplemente todo saldrá mal y nuestros clientes se irán. Es por eso que desde el proceso de manufactura, entrega, atención, todo absolutamente todo debe de estar en sintonía.

7.     ¿Y cuando los empleados no están satisfechos?

Esto es algo muy común en las empresas, cuantas veces no nos hemos topados con empleados groseros que atienden mal, porque están inconformes con el trabajo. Es obvio que como ellos no están contentos, no podrán transmitir esa satisfacción a los clientes finales.

Hay dos tipos de clientes, tu primer clientes y tus clientes finales. Los empleados son tan importantes como los clientes finales, los empleados con nuestros primeros clientes.

Las condiciones laborales deben de ser optimas para que ellos puedan hacer su trabajo adecuadamente. Si somos jefes y no líderes, lo más probable es que nuestros empleados no hagan bien su trabajo.

Y al final que pasará, que tendremos empleados insatisfechos y clientes finales enojados. Por eso, dentro de tu estrategia de trato al cliente, debes de considerar el núcleo de todo esto, tus empleados. Dales un trato justo, un salario justo, un ambiente de trabajo en el que puedan estar satisfechos.

8.     Escucha a tu cliente

Muchas veces nos enfocamos más en las estadísticas, en los indicadores para medir la calidad del servicio. Pero que pasa cuando estos datos no coinciden con la fluencia de clientes dentro de la empresa. Los únicos que te dirán que piensan de tu negocio, son tus clientes, por lo tanto, aprende a escucharlos.

Trata de implementar estrategias donde tengas contacto directo con tus clientes, aprende a escuchar sus necesidades, lo que quieren, lo que no les gusta de tu negocio, lo que les gustaría que hicieras por ellos.

9.     La innovación es pieza clave para destacar.

Si ya tenemos un servicio exitoso y nuestros clientes están contentos, no significa que debamos parar ahí. Al contrario, la renovación es clave para seguir avanzando y destacar de la competencia. No puedes quedarte estancado, debes de innovar, busca nuevas maneras de satisfacer a tus clientes, ofréceles más, trabaja en nuevas ideas, desarrolla nuevos productos, investiga. Muchas veces los clientes tienen necesidades que no saben expresar hasta que les pones la solución frente a frente.

 

Design Thinking, un método innovador para tu empresa.

El Design Thinking o bien pensamiento de diseño, es una manera de crear productos o servicios que ha sido utilizado, desde hace bastante tiempo por diseñadores para crear sus productos.

Algunas palabras que están estrechamente ligadas a este proceso, podrían ser la innovación y la creatividad, ya que este proceso consiste en tratar de satisfacer al 100% las necesidades del cliente, incluyéndolos en todo lo que conforma el proceso de creación.

Antes, esta corriente se consideraba exclusivamente de diseñadores de producto, sin embargo, hoy en día, ha tomado mucha popularidad en el mundo de los negocios.

El Design thinking hoy en día es un proceso sumamente utilizando por emprendedores y personas en el área de negocios, para innovar y darle un toque de creatividad a sus procesos, tanto internamente como exteriormente hablando.

Como el design thinking esta estrechamente ligado a la innovación y la creatividad, es de suma importancia para que las empresas empiecen a solucionar sus problemas de una manera diferente, es decir, salirse de la caja, del pensamiento cuadrado y darle cabida a nuevas formas de crear, haciéndose notar y destacando de la competencia.

Definitivamente, este método es un especialista en ayudar a los negocios o empresas a resolver los problemas que puedan tener, así como también aprenderán a ver las cosas de una manera diferente.

Los desafíos que las empresas puedan tener en un futuro también serán solucionados, de una manera más sencilla mediante el Design Thinking.

Design thinking busca empatizar con el cliente de una manera tan personal, es decir, ponerte en los zapatos de tu cliente meta.

Preguntarnos cosas como, que es lo que realmente necesita, como podemos solucionar sus necesidades, sus problemas, como podemos darle un valor adquirido a lo que ofrezcamos para que el cliente quede satisfecho.

No solo basta con preguntar, se trata de realmente ponerte en los zapatos de tu cliente y comenzar a conocerlo de una manera más profunda. Ya que solo así, realmente podrás resolver sus necesidades.

Algunas empresas que han estado utilizando mucho este método para desarrollar sus productos tan innovadores, son Apple.

Apple, es una empresa que está comprometida con la innovación y la creatividad, no es por nada, que utilizan mucho este método para poder desarrollar nuevas ideas.

Una vez que nos hemos puesto en los zapatos de nuestros clientes, sabemos cual es el problema que debemos resolver, o más bien, ya que sabemos sus necesidades, solo nos queda comenzar a definir el problema así como la solución, o las múltiples soluciones.

Es importante saber detectar las áreas de oportunidad y ofrecer múltiples soluciones a cada una de ellas.

Parte de este método es una lluvia de ideas o brainstorming, proponiendo así entre varias personas (de preferencia).

Cuando hablamos de una lluvia de ideas, es clave que no te limites a decir lo que te venga a la cabeza, no importa si la idea suena descabellada, lo importante es fomentar la participación constante de todos los miembros del equipo.

Una vez que tenemos nuestra lluvia de ideas, procederemos a llevar a cabo una o varias soluciones y prototiparlas. Cuando hablo de prototipos, pueden ser maquetas, software en prototipo, hacer unas maquetas un poco más rudimentarias, no importa, lo que importa es que se exprese bien la idea o la experiencia.

Una vez que ya tengamos listos los prototipos, es momento de probarlos, por el usuario o el cliente meta, para poder obtener retroalimentación real y efectiva.

Cabe mencionar, que Design Thinking es a prueba y error, tal vez los prototipos no logren solucionar los problemas, o no ofrezcan lo que estábamos buscando, sin embargo, esto también sirve como aprendizaje para saber que no debemos de hacer y volver de nuevo tal vez a la lluvia de ideas o prototipado y comenzar las mejores necesarias.