Tu zona de confort, la razón por la que no estás avanzando.

Es mucho más fácil permanecer dentro de los límites de donde te sientes cómodo que enfrentar el miedo a aventurarte más allá de ellos.

Muchas veces nos privamos de mucho por miedo, por temor a fallar, por temor al rechazo, por temores, temores que muchísimas veces son más fabricados, ya que nos adelantamos a algo que ni siquiera existe.

Pero al limitarse a lo que ya se sabe, es probable que se pierdan oportunidades profesionales, experiencias de vida y de crecimiento personal.

¿Muchas veces te has preguntado si sería mejor salir de tu zona de confort?, si te lo has preguntado, automáticamente viene la interrogante de ¿cómo lo hago?

Recuerda que la parte más difícil siempre será dar el primer paso, después de eso, con la mentalidad y los objetivos adecuados, nada te detendrá.

¿Cómo puedo salir de mi zona de confort?, aquí te daré algunos consejos para poder lograrlo.

 

  1. Dar el primer paso

Como te lo comentaba, siempre lo más difícil será dar ese primer paso, el primer día de hacer dieta es el peor, el primer día en un gimnasio es el peor, el primer día que experimentas lo desconocido y te fuerzas a salir de esa zona, es el más difícil.

Pero no te preocupes, créeme que el simple hecho de tomar la decisión de cambiar, es un paso gigantesco, lo más difícil es comenzar, así que no te rindas.

 

  1. Descubrir nuevos entornos

Cuando te digo que des el primer paso, no me refiero a que des un paso gigantesco, ahora que si te sientes apto para hacerlo, pues adelante. Pero puedes comenzar de menos a más, un pequeño paso, que no signifique un cambio tan drástico, vamos, vas haciendo los cambios de poco a poco, así te irás acostumbrando. La idea principal es experimentar cosas nuevas.

 

  1. No escojas la opción segura

Siempre tienes dos opciones, dos caminos por tomar. El primero es el camino cómodo, el sencillo, el que no te demandará esfuerzo alguno y el otro es el desconocido, el arriesgado, el incómodo. ¿Cuál vas a elegir?, si quieres salir de tu zona de confort te recomiendo elegir el arriesgado, tal vez te costará más, pero creeme que será el que más te enseñará y te hará crecer más. Las nuevas opciones nos brindan nuevas experiencias, por lo tanto, nuevo conocimiento y eso te ayuda a crecer.

 

  1. Toma una decisión rápida

Si eres una persona sumamente organizada y rutinaria, atrévete a tomar decisiones rápidas, vamos que no tiene que ser una decisión de vida o muerte. Una pequeña decisión que cambie tus condiciones, una elección inusual que te ayude a romper con la rutina.

 

No la pienses tanto, elige, atrévete, toma el riesgo, no lo reflexiones demasiado, esto te hará salir de tu zona de confort automáticamente y aparte te dará más confianza.

 

  1. Considera otros puntos de vista

Atrévete a salir de tu zona de confort respecto al tema de conocimiento, es decir, atrévete a hablar con personas que piensen diferente a ti. Personas que desafíen tu manera de pensar, que argumentan, que te ayuden a ver las cosas de una manera diferente. Aprende a debatir con personas diferentes a ti, esto te ayudará a abrirte a más panoramas, aprenderás a ver las cosas diferentes, cambiarás tus ideas y tus creencias.

 

  1. Solo di que SI

Di sí, aunque te estés muriendo de miedo, esa es un frase muy famosa y muy sabia. Debes de aprender a decir más que sí, aún cuando creas que no estás listo para ello.

En tu trabajo aprende a decir sí a nuevos proyectos, a proyectos desafiadores, a nuevos roles, nuevas tareas, nuevos trabajos, no importa que no lo hayas hecho antes, aprende a decir que sí.

Cuando comiences a decir más sí y menos no, nuevas oportunidades se abrirán en tu camino y comenzarás a disfrutar cosas que jamás creíste disfrutarías.

 

  1. Haz lo que temes

“Nueva mentalidad. Va así: ¿Esto me asusta? Entonces tengo que hacerlo. Así es como conquistas el miedo. Nunca desaparece, solo aprendes cómo usar esa energía”. – Zach Davidson

Cuando haces lo que temes, comienzas a crear una nueva mentalidad, así es como se conquista el miedo. Si tienes miedo, HAZLO, no te detengas, atrévete. Conquista tus temores afrontándolos, no los evadas.

 

  1. Crea desafíos para empujarte en las áreas que quieres mejorar

Toma los desafíos, por muy difícil que parezca. Comienza a exigirte cada vez más, atrevéte a hacer cosas que creías que no eras capaz de hacer, este tipo de desafíos te empujarán fuera de tu zona de confort.

Si tomas desafíos también crearás más confianza en ti mismo, ya que te darás cuenta de todo lo que eres capáz de hacer.

 

  1. Ábrete a nuevos paradigmas.

Ideas que creías inconcebibles, ideas con las que no congenias. Tampoco significa que hagas algo descabellado, pero me refiero a que empieces a analizar nuevos paradigmas.

Hay una frase muy famosa que dice, que no sabes lo importante que es cambiar una idea, cuando cambiamos de idea, se abren nuevos paradigmas y nuestra perspectiva de vida se transforma.

 

  1. Recuerda que mañana es un nuevo día

Un día nuevo es una nueva oportunidad, una nueva oportunidad de hacer las cosas diferentes. De vencer miedos, de arriesgarte.

Tenemos el tiempo contado, así que simplemente hazlo, toma el riesgo, y no dejes que el temor al fracaso gané.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.