La disciplina es la clave del éxito.

El poder de la disciplina en tu vida.

Generar el hábito de la disciplina en nuestra vida diaria, es una tarea que puede resultar difícil para muchos. Sin embargo, la disciplina puede traer muchas más ventajas que desventajas, de hecho te puedo decir con certeza que no encuentro una desventaja en ser disciplinado.

La disciplina es un hábito que se genera en base al compromiso, es autocontrol, pero sobre todo podría decir que la disciplina es tener en claro tus objetivos, tener la mirada fija en estos, a tal grado que no eres capaz de sucumbir a ningún camino que te desvié de ellos.

La disciplina es la clave del éxito.

 Para poder tener éxito en tu vida, es fundamental contar con disciplina. Podría mencionar otros como, creatividad, constancia, esfuerzo, talento, inteligencia. Pero la disciplina es la pieza clave para lograr tus objetivos.

Sin disciplina, cualquier cosa que hagas, que incluye el ámbito laboral, hasta el ámbito personal, como el ejercicio, vicios, comer saludable, serían imposibles de lograr.

Es más que necesario empezar a trabajar en tu disciplina, si quieres ser una persona exitosa y que cumple sus metas.

La definición más certera de disciplina podría ser:

La disciplina como la coordinación de actitudes que busca conseguir orden para desarrollar actividades especificas y/o conseguir resultados positivos lo más pronto posible.

Como mencionaba arriba, la disciplina requiere autocontrol, poner normas, objetivos, reglas, que se deben de cumplir para lograr lo que te propongas.

Adentrándonos al tema de las normas, son normas auto impuestas, necesarias para poder tener éxito. Supongamos, un ejemplo podría ser, que tu te pongas la norma de levantarte todos los días temprano, para aprovechar más tu tiempo y ser más productivo en tu trabajo.

Este tipo de normas, son necesarias para poder lograr objetivos, tal vez si fallas, nadie te dirá nada, pero te estarás fallando a ti mismo, y mucho tiene que ver con la conciencia, el hecho de que cumpliendo las normas auto impuestas, te sientas mejor.

Tal vez otra norma, podría ser el dejar de fumar, porque sabes que no le hace bien a tu cuerpo, entonces estableces el objetivo y pasos necesarios para lograrlo. Bajar la cantidad de cigarrillos al día, o dejar de fumar por completo, etc.

Establecer un compromiso con uno mismo, es parte de la disciplina, es realmente comprometernos y tener una visión clara y a futuro, de lo que queremos para nosotros, y es tanto el deseo que nada te parará para que lo logres.

El orden, también es parte primordial de la disciplina, ser ordenado y comprometido es básico para no fracasar.

Exigirte más de la cuenta, dar ese extra, debe de ser necesario al momento de practicar la disciplina. ¿Por qué?, porque al momento que establecemos un compromiso con nosotros mismos, debemos saber que somos capaces de eso y más, una persona en busca de la excelencia, no le gusta estar en su zona de confort.

Ser disciplinado debe de ser un hábito, algo que debes de cultivar día a día.

Aunque a veces no quieras o sientas que no puedes, DEBES DE, eso es parte de la disciplina.

Muchas veces sentirás que ya no quieres seguir, que ya no puedes. Querrás renunciar a tus objetivos y dar por perdida la batalla. Ahí es cuando la disciplina debe de entrar, cuando ya no quieras, te debes de forzar a hacerlo, porque sabes que la recompensa es grande y que todo es por tu bien.

La disciplina, es parte primordial para tener éxito, y no, no es difícil de adquirir, solo debes de estar dispuesto a comprometerte contigo mismo, tan en serio, y con tus objetivos, que seguirás adelante, no importa si el panorama, en alguna o varias ocasiones, no sea el más alentador.

Sin comentarios

Deja un comentario