El poder de saber negociar

El poder de negociar

Cuando hablamos de negociar, a muchas personas se les viene a la cabeza que esto es un tema complejo.

Y bueno, es algo que conforme vas avanzando en el mundo de los negocios lo vas puliendo, saber negociar es toda un arte.

Ser exitoso durante la negociación puede hacerse fácilmente cuando uno está equipado con las herramientas adecuadas. Negociar puede ser todo un arte, pero también requiere habilidad y conocimiento previos para poder lograr le objetivo. Existen varias teorías diferentes sobre cómo hacer esto correctamente.

Debemos tener en claro varios puntos, tales como, el como manejar el trato, que rumbo debemos de tomar antes de comenzar a negociar.

Te daré una serie de consejos y puntos clave para poder llevar una negociación exitosa.

Antes de que se pueda iniciar un trato, algunas cosas deben estar predeterminadas con mucho planeamiento.

Primero, ¿con quién y con qué tipo de persona estás tratando? Conocer la personalidad y la mentalidad del oponente antes de tomar cualquier decisión puede ser de gran ayuda para negociar con éxito, porque cuanto más sepa de ellos, más podrás usar lo que sabes.

Por ejemplo, si sabes que es una persona nerviosa, debes acercarte a ellos con un enfoque más amable. Si sabes que es una persona muy estoica, debes acercarte a ellos con una actitud seria.

Te diré algunos puntos importantes para saber negociar.

  • Tienes que saber lo que realmente quieres.

Muchas personas entran a la negociación solo para descubrir que no tenían un resultado claro definido en su cabeza, por lo que te recomienda que primeramente defines que buscas y en segundo lugar lo memorices y no lo pierdas de vista.

  • Conoce al opuesto

Aprende tanto como sea posible acerca de con quién estás negociando, qué es lo que quiere, sus puntos fuertes y débiles, y lo que le gusta y lo que no le gusta.

  • Considera el impacto del tiempo y el método de negociación.

Siempre que sea posible, negocia cara a cara. Es más fácil decir NO por teléfono y por escrito. También un factor determinando es el tiempo, debes de tener en claro que entre más tiempo pase, más se puede enfriar la negociación

  • Prepara tu presentación

Resume su presentación cuidadosamente. Pon énfasis en los beneficios para la otra parte. Es importante no hacer de esta presentación algo tedioso.

  • Anticipa reacciones, objeciones y respuestas.

Si es posible, haz una lluvia de ideas con otras personas que hayan tenido negociaciones similares para darte cuenta de qué esperar. Para cada objeción o reacción, enumera respuestas positivas, alternativas y ejemplos que contrarresten los aspectos negativos.

  • Prepara opciones

Un ultimátum debe usarse solo como último recurso cuando estás seguro de que puedes respaldarlo y la otra parte sabe que puede respaldarlo. Incluso entonces, en prácticamente todas las negociaciones hay opciones y alternativas que reducen la actitud defensiva y conducen a una resolución positiva para todas las partes.

  • Ponte cómodo con el silencio.

Muchos negociadores se sienten obligados a saltar con argumentos y comentarios cada vez que hay una pausa en la negociación, grave error. Practica retener los comentarios y las respuestas. El silencio puede ser una herramienta de negociación muy poderosa.

Puntos extras.

Otra buena idea es tener múltiples ofertas u ofertas simultáneas para influir al oponente a su lado. Cuando tiene varias ofertas, hay una mayor probabilidad de que una de ellas sea aceptada y podrás obtener lo que necesitas del acuerdo, ya que hay más partes involucradas. Siempre, siempre debes estar preparado con una contraoferta, y bajo ninguna circunstancia demuestres que te estás desmoronando. Una de las claves para una negociación exitosa es nunca mostrar tus emociones.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.