Cuando se vaya la motivación, es momento de usar la disciplina.

Cuando no exista la motivación es momento de usar la disciplina.

Estamos al inicio de un gran proyecto, ¿cierto?, o tal vez ya tomamos la decisión de comenzar a emprender nuestro propio negocio. Es normal que al principio, sientas gran motivación, sientas un gran empuje, tal vez alta capacidad creativa y mucho más.

Tal vez tu cabeza, de vueltas y vueltas en nuevas ideas o bien como mejorar las ideas establecidas. En fin, la motivación al comenzar siempre es muy buena y nos servirá como un gran impulso para iniciar.

Pero como todo gran impulso o bien según la curvatura todo tiene un pico y una bajada, esto también puede llegar a pasar con la motivación. Tal vez el gran impulso del inicio, con el paso del tiempo se haga cada vez más lento, o algo así.

Pero creo fervientemente, que si tenemos un ideal bien establecido, con bases solidas, con buenos cimientos, no renunciaremos a nuestra idea, a nuestro proyecto o negocio. No cuando tenemos tanto por hacer, es necesario seguir adelante, aún cuando tal vez algunas cosas no salgan como lo esperábamos y comencemos a desanimarnos.

Para este tipo de situaciones yo tengo una solución, y se llama DISCIPLINA. La disciplina va de la mano con la CONSTANCIA. Si no tenemos disciplina ni constancia, entonces no veremos los resultados que esperamos.

La disciplina es eso que nos impulsa para seguir adelante cuando tal vez ya no estamos motivados, es por eso que te reitero que debemos de tener nuestros deseos bien establecidos. ¿Qué es lo que deseo? Y ¿qué tengo que hacer para lograrlo?, todo en esta vida tiene un precio, ¿cuánto estas dispuesto a pagar por ello?

 

Te daré 3 tips para poder lograr tener disciplina en tu vida:

 

  1. No dejes para mañana lo que puedes hacer HOY: Organiza tus actividades, paso por paso. Y cuando en tu cabeza escuches una voz que diga ¨mejor lo hago mañana¨, ignórala inmediatamente y manos a la obra.
  2. Se previsor:Si contemplamos las cosas que requeriremos para la ejecución de  las actividades tendremos todo a la mano cuando lo necesitemos.
  3. Organiza tus tiempos: Para que al final no hayas dejado de hacer cosas que eran importantes para ese día. El tiempo es valioso y debes de aprender a aprovecharlo, sobre todo a sacarle jugo a tu tiempo y que sea sumamente productivo.

 

Y recuerda que no digas NO PUEDO ni de broma, realmente es importante que cuides lo que te digas a ti mismo, claro que puedes. Solo toma el reto por un mes y comienza a incluir la disciplina y la constancia en tu vida, te darás cuenta que te sentirás mucho mejor contigo mismo sabiendo, que estás haciendo las cosas de la mejor manera, la manera correcta.

Sin comentarios

Deja un comentario