fbpx

¿Eres jugador o espectador?

Las cartas están puestas sobre la mesa, el juego ha comenzado, la pregunta aquí es si eres un jugador o un espectador.

¿Cómo jugar el juego del emprendimiento?

Viéndolo desde una perspectiva clara, el emprendimiento es un juego, que algunos les gusta jugar, otros lo intenta, otros están en medio del juego y se rinden.

Y viéndolo desde la perspectiva que el emprender es un juego te describiré el tipo de jugadores que existen:

  • Los que ni siquiera lo intentan: Porque ven que el juego es “muy complicado”, por lo tanto no están dispuestos a jugarlo. Pero lo que no tienen en mente es que un juego puede ser complicado o difícil y eso depende totalmente del jugador. No seas de esta clase de jugadores, que no juegan por temor, no te quedes con la duda de haberlo intentado.
  • Los que empiezan a jugar, pierden una vez y renuncian: Este tipo de jugador es aquel que se anima a comenzar el juego, pero lo abandona, porque cree que es muy difícil o tiene una mala racha y pierde. No te desanimes, el juego del emprendimiento puede resultar complicado, pero sus frutos son muy buenos.
  • Los que juegan y siguen jugando a pesar de perder: Es en esta clase de jugador en el cual te debes de convertir si quieres estar en el juego del emprendimiento. Porque es un juego y puede que pierdas, pero lo importante es no rendirte, seguir adelante.

Ser un espectador creo que debe de ser una de las experiencias más malas en el juego del emprendimiento, ver a tus compañeros jugar y muchos de ellos estar ganando mientras tu te quedas sentado solamente mirando.

Esto no está bien y no debe de ser así, nunca te quedes con las ganas de emprender algo, de empezar tu propio negocio, de salir adelante por tus propios medios.

¿Por qué debes de jugar el juego?

Porque realmente vale la pena, no se trata de jugar y renunciar, se trata de jugar y persistir. Los emprendedores exitosos son aquellos que no renuncian al juego, que están decididos a terminar el juego que empezaron.

No se trata de empezar un juego nuevo cada vez que pierdas, se trata de tratar de descifrar el juego para poder ganarlo.

Habrá momentos donde no sabrás la respuesta, no tendrás los medios para poder ganar, pero una batalla no significa que pierdas la guerra, es solo eso, una batalla.

¿Te vas a quedar esperando que los demás ganen y tu sólo seas un espectador?

La forma de ganar en el juego del espíritu empresarial es seguir adelante, cuando te enfrentas a un problema que no sabes cómo manejar. En lugar de decir, «Dios mío. No sé si puedo hacer esto. Déjame entrar en un negocio completamente diferente ”. Te mantienes en esto y armas el rompecabezas.

Mi consejo para ti es que persistas y no te rindas, vamos, la vida no es perfecta y siempre habrá algún que otro “problema” que se nos presente, pero toma esto como un método más de aprendizaje en el juego del emprendimiento.