fbpx

Tú no eres tus pensamientos

Las personas exitosas tienen el control de sus vidas y también de sus pensamientos.

Poseen la fuerza de voluntad, la autodisciplina y la inteligencia emocional para diseñar una vida de la que están orgullosos, y es porque se toman el tiempo para aprender cómo funciona su mente y cuál es la mejor manera de utilizarla en su beneficio.

Para que puedas hacer lo mismo y convertirte en una persona exitosa es importante que aprendas a comprender y analizar tu mente. La cual consta de dos partes, el consciente y el subconsciente.

La mente consciente

Tu mente consciente es donde puedes llegar a generar pensamiento y hacer planes, ahí es donde ocurre toda la lógica.

Tu mente consciente es la que dirige todo, absolutamente todo, pero más allá de eso, una más hacer el trabajo importante. Tu mente consciente dirige y ejecuta. Pero hay una más, llamada subconsciente.

Para poder controlar nuestra mente subconsciente necesitas varias cosas, entre ellas, la fuerza de voluntad.

¿Alguna vez la has usado? ¿Has realizado cosas increíbles con tu fuerza de voluntad?

Esto ocurre cuanto entrenamos nuestra mente para que dirija nuestro subconsciente.

Cuando aprendemos a manejar puedes llegar a hacer cosas increíbles.

Este es un gran desafío, pero una vez dominado, podrás hacer grandes cosas con tu vida y podrás alcanzar metas y sueños.

La mente subconsciente

Tu mente subconsciente es la parte de la que no eres consciente. Es el caballo de batalla que realiza del 95 al 99 por ciento de todo lo que piensas, haces y dices. El subconsciente asegura que tu corazón siga latiendo, tus pulmones continúen respirando, tus músculos recuerden cómo caminar.

El subconsciente es como el piloto automático por así decirlo.

Muchos hábitos, reacciones, acciones, ocurren a un nivel subconsciente y no estamos conscientes de esto. Muchas personas no logran entender el poder de la mente subconsciente, por lo tanto, no saben como comenzar a trabajar en ellas.

El subconsciente puede llegar a boicotear varias cosas en tu vida, ya que algunos comportamientos y pensamientos negativos se generan en automático en tu subconsciente.

Y esto genera una especia de estancamiento, sobre todo cuando no nos ponemos a analizar como está funcionando nuestra mente.

Recuerda que los hábitos son acciones que son sumamente repetitivas y muchas veces no notamos que ya lo hacemos en automático.

Muchas acciones y decisiones en nuestra vida las hacemos en automático o porque estamos acostumbrados a ellas.

Un ejemplo puede ser ir a la universidad, comprar una casa, casarte. Y no digo que esté mal, si es lo que realmente deseas, lo que digo, es que muchas veces no nos ponemos a analizar como está realmente funcionando nuestra mente y el efecto que está teniendo en nuestras vidas.

Ahí radica el problema. La mayoría de nosotros vivimos toda nuestra vida sin tomar una decisión clara sobre lo que queremos hacer con nuestra vida o quiénes queremos ser. Permitimos que nuestro subconsciente nos controle con la vida predeterminada provocada por el condicionamiento social.

Pero tú, realmente tienes el poder de hacer cosas inimaginables, y lo único que te detiene es tu mente. La manera en la que labora tu subconsciente es crucial para tu presente y tu futuro.

Todo lo que te propongas, puedes hacerlo. Puedes cambiar tu vida, si cambias tus ideas, si analizas tus acciones. Pero primero, debes tomar la decisión de hacerlo, y no solo decirlo. Y esto se logra realmente esforzándose, dedicando tiempo a analizarte y poner en práctica creencias distintas a las que te limitan.

Y puedes comenzar con esta poderosa declaración

Tú NO eres tus pensamientos

Tus pensamientos no te definen, debes desvincularte por completa de esta idea, porque es una verdad poderosa.

La idea que tenemos de nosotros mismos, está fabricado por ese diálogo interno que tenemos constantemente, nos repetimos una idea tantas veces que lo creemos. Creemos que es una verdad y no debe de ser así.

Lo peor, no lo repetimos inclusive por años y lo tomamos como una verdad. Tienes que cambiar tus pensamientos para cambiar tu vida y, al principio, te podrías resistir a la idea de perder tu identidad. Pero créeme que eso no sucederá, porque al cuestionarte no te pierdes, te estás encontrando.

Cuando comienzas a comprender que eres algo mucho más grande que tus pensamientos, comienzas a comprender que tienes el poder de elegir qué pensamientos pensarás y, en última instancia, comenzar a reprogramar tu mente subconsciente.

shares